Pasar al contenido principal

Reino Unido expulsa a Huawei del 5G, aunque mantendrá su tecnología en redes antiguas: la firma responde que su futuro en el país "se ha politizado"

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. REUTERS/Henry Nicholls

  • Reino Unido veta definitivamente a Huawei de su despliegue de redes 5G, según ha confirmado el secretario de Cultura británico, Oliver Dowden.
  • De este modo el Ejecutivo trata de calmar a un grupo de parlamentarios conservadores que consideran que la firma china es una amenaza para la seguridad nacional.
  • Sin embargo, la tecnología de Huawei permanecerá en las redes 2G, 3G o 4G hasta que ya no sea necesaria.
  • La compañía asiática ha lamentado que su futuro en Reino Unido se ha "politizado" y zanja que esta es una cuestión "de política comercial", y no de "seguridad".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno de Boris Johnson cede a las presiones de un grupo de parlamentarios conservadores y ha anunciado este martes que vetará a Huawei de sus redes 5G.

El encargado de comunicarlo ha sido el secretario de Cultura de Reino Unido, Oliver Dowden, quien ha confirmado que las compañías de telecomunicaciones no podrán comprar más tecnología de Huawei para instalarla en sus infraestructuras 5G después del 31 de diciembre de este año.

Según recoge The Guardian, la idea del Ejecutivo británico es retirar todo el equipamiento de Huawei que ya esté instalado en las redes 5G antes de 2027. En cualquier caso, esto tampoco satisface del todo a los tories que exigían una retirada lo más rápida posible de la tecnología de la firma china.

El director ejecutivo de British Telecom, Philip Jensen, advertía este lunes que una retirada apresurada de la tecnología de Huawei podría provocar cortes en el servicio de internet de millones de clientes británicos. Además, advertía igualmente que retirar toda la tecnología de Huawei de todas las redes —incluyendo las 2G, 3G y 4G— sería imposible "en menos de 10 años".

Leer más: Las marcas chinas conquistan España: cómo Huawei, Xiaomi, realme y OPPO han conseguido colarse en el podio de móviles más vendidos de España

A este respecto, el secretario de Cultura británico ha avanzado que no será obligatorio retirar estos equipamientos de Huawei de las redes antiguas, por lo que podrán seguir empleándose hasta que ya dejen de ser necesarios.

Según The Guardian, Dowden ha afirmado que Reino Unido está comprometido con un "irreversible pacto" por el que van a eliminar a todos sus proveedores "de alto riesgo" antes de las próximas elecciones, en 2024.

Los parlamentarios más radicales contra Huawei no están del todo convencidos

Uno de los parlamentarios británicos del Partido Conservador —mismo signo que el Ejecutivo de Johnson— es Duncan Smith. Smith es uno de los líderes de esta cruzada de tories contra Huawei. Ha considerado, detalla The Guardian, que el comunicado de Dowden refleja contradicciones.

"Si hay riesgos en el 5G, ¿por qué no supone Huawei un riesgo en general para nosotros?", se ha preguntado Smith, quién pide la retirada de las estaciones de la marca china también de las redes previas.

Dowden ha defendido que el caso de las redes 5G es algo "fundamentalmente distinto" y ha incidido en que "tras el despliegue del 5G llegará el 6G, y en todo esto Huawei no estará".

La nueva decisión de la Administración de Boris Johnson supone también una marcha atrás después de que a principios de año el primer ministro desdeñase las consideraciones de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y aceptara la instalación de tecnología de Huawei en el 5G siempre y cuando sus kits estuviesen fuera de los núcleos de las redes.

Leer más: Huawei tiene un año y medio para encontrar alternativas tras las nuevas restricciones que EEUU ha impuesto a sus proveedores de chips, según un analista

Reino Unido decide dar marcha atrás a este respecto después de que en mayo EEUU agravara sus sanciones a Huawei, y ordenara que los proveedores de componentes electrónicos estadounidenses dejasen de venderle material a la firma china.

The Guardian explica que, tras esta decisión, el Gobierno británico consultó con el Centro de Ciberseguridad Nacional del país —dependiente de sus servicios secretos—. La respuesta de los ciberexpertos de Reino Unido no tardó en llegar: si la tecnología de Huawei no tenía chips estadounidenses, entonces no se podría considerar segura.

La firma china entiende que su futuro en el país se ha "politizado"

Huawei

Depositphotos

Por su parte, Huawei ha reaccionado a través de su portavoz en Reino Unido, Edward Brewster.

Brewster ha definido la decisión del Ejecutivo de Johnson de "decepcionante". "Es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido que tenga un teléfono móvil".

Según el portavoz de Huawei, retirar a la compañía china de las redes 5G británicas es una verdadera "amenaza" ya que ralentizaría "el desarrollo digital" del país. "Aumentará los costes y profundizará la brecha digital", resume.

"En lugar de subir el nivel, el Gobierno está bajándolo. Le instamos a que reconsidere esta decisión. Seguimos confiando en que las nuevas restricciones de Estados Unidos no han afectado a la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido".

Leer más: Los ingresos de Huawei crecen un 13% durante el primer semestre de 2020 a pesar de las restricciones y críticas de EEUU

Brewster también considera que el futuro de Huawei en Reino Unido se ha "politizado". "Se trata de una cuestión de política comercial con Estados Unidos, no de seguridad", ha zanjado. "En los últimos 20 años, Huawei se ha centrado en construir un Reino Unido mejro conectado. Como parte de nuestra responsabilidad, seguiremos apoyando a nuestros clientes como siempre hemos hecho".

Sin embargo, Huawei también ha avanzado una "revisión detallada" de lo que implica el anuncio del Gobierno británico. "Trabajaremos con él para ver cómo podemos continuar contribuyendo a un Reino Unido mejor conectado".

Los parlamentarios británicos que han instado al Gobierno a tomar esta decisión piden, sin embargo, más. Sus referentes son por ahora Estados Unidos, que ha tomado medidas de prohibición y veto a Huawei más severas, o Australia.

La Unión Europea dejó en el tejado de los países miembros que adoptaran la decisión que consideraran, aunque planteó como recomendación tratar de dejar a proveedores 'de riesgo' fuera de los núcleos de las redes de 5G. Estos núcleos son infraestructuras críticas dentro de las nuevas redes de internet.

En este sentido, Francia anunció la semana pasada nuevas limitaciones a la instalación de dispositivos y estaciones de Huawei en el 5G galo. En España, el Centro Criptológico Nacional ha certificado que una estación 5G de Huawei cumple con los estándares de seguridad.

Y además