Pasar al contenido principal

El resfriado común podría protegerte del coronavirus durante 17 años, según los científicos

Doctores tratando paciente con COVID-19.
Reuters
  • El SARS-CoV-2 no es el primer coronavirus humano y haber superado los otros coronavirus puede dejar cierta inmunidad contra el COVID-19 según los científicos.
  • De la misma manera, el resfriado común podría protegerte del coronavirus hasta por 17 años, según recoge The Sun.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El SARS-CoV-2 no es el primer coronavirus humano y haber superado los otros coronavirus puede dejar cierta inmunidad contra el COVID-19 según los científicos.

De la misma manera, el resfriado común podría protegerte del coronavirus hasta por 17 años, según recoge The Sun.

Y es que, de acuerdo con lo establecido por los expertos en inmunología, los pacientes que previamente tuvieron resfriados causados por virus relacionados con el COVID-19 podrían tener inmunidad o desarrollar síntomas más leves.

Entonces, esto explicaría por qué muchas personas no sufren síntomas graves o son asintomáticas. 

El profesor Antonio Bertoletti, inmunólogo, y sus colegas de la Escuela Médica Duke-NUS de Singapur hicieron el descubrimiento tras extraer sangre de 65 pacientes.

Leer más: Ana Fernández-Sesma, la viróloga española que dirige un laboratorio en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York: "No vamos a encontrar algo que funcione para todos"

De estos individuos, 24 se habían recuperado del COVID-19, 23 se habían enfermado de SARS y 18 jamás habían estado expuestos ni al SARS ni al COVID-19.

Así, los científicos descubrieron que la mitad de los pacientes del grupo que no habían estado expuestos ni al SARS ni al COVID-19 tenían células T que mostraban una respuesta inmunológica a los betacoronavirus animales, el COVID-19 y el SARS.

Entonces, los resultados sugirieron que la inmunidad de los pacientes se desarrolló después de la exposición a resfriados comunes causados por los betacoronavirus o posiblemente por otros patógenos todavía desconocidos, según cuenta The Sun.

De hecho, se cree que los coronavirus representan hasta el 30% de todos los resfriados.

Sin embargo, no se tienen datos específicos acerca de cuántos son causados por los diferentes tipos de betacoronavirus. 

Por otro lado, los científicos encontraron que la inmunidad puede estar presente durante muchos años debido a las células T del cuerpo, incluso en aquellos que no han tenido COVID-19 o SARS, ya que se refiere a enfermedades por virus similares.

Leer más: No todas las actividades tienen el mismo nivel de riesgo de infección: así es como afecta a las actividades cotidianas

Las células T se diferencian de los linfocitos B y de las células NK y se cree que ofrecen una protección duradera a los virus. A menudo se les conoce como células de "memoria". 

Y, al igual que los anticuerpos, se fabrican en respuesta a una infección pero permanecen posteriormente.

A pesar de que se necesitan más ensayos para demostrar el efecto protector de estas células contra el COVID-19, los expertos afirman que los pacientes que se recuperaron del mortal virus pulmonar SARS en 2003 muestran respuestas inmunes a las proteínas clave que se encuentran en el COVID-19.

"Estos hallazgos demuestran que las células T de "memoria" inducidas por la infección de los betacoronavirus son duraderas, lo que apoya la noción de que los pacientes con COVID-19 desarrollarían una inmunidad de células T a largo plazo", comentan los científicos a The Sun.

El descubrimiento llega luego de que expertos del Instituto de Inmunología La Jolla, en California, encontraron el mes pasado que las personas que previamente han tenido resfriados comunes tienen células que pueden atacar al COVID-19.

Y además