Tesla encadena su segundo año completo con beneficios y bate las expectativas, pero reconoce que sus fábricas no han podido funcionar a pleno rendimiento por la crisis de suministros

Elon Musk, en una visita a la gigafactoría de Tesla en Shangái (China).
Elon Musk, en una visita a la gigafactoría de Tesla en Shangái (China).

REUTERS/Aly Song

  • Tesla ha cerrado en 2021 su segundo año completo con beneficios, de 4.920 millones de euros, multiplicando por 7 el dato del año 2020.
  • Haber conseguido casi duplicar las entregas de vehículos, con 936.222 unidades, ha sido la clave en un año marcado por las crisis de la cadena de suministros.
  • La empresa de Elon Musk ha admitido que los problemas en los suministros ha limitado que sus fábricas puedan funcionar a pleno rendimiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Segundo año de beneficios para Tesla. La compañía de coches eléctricos, que en 2020 logró el primer año rentable de su historia, repitió en 2021 con números negros, al obtener un beneficio neto de 5.519 millones de dólares (4.920 millones de euros) en el conjunto del año, multiplicando por más de 7 el resultado del año anterior (un 665% de incremento).

Ese crecimiento se debió en gran medida al impulso de la producción y entrega de vehículos que se duplicó en el conjunto del año en un 87%, de 499.647 unidades entregadas a los clientes en 2020 a las 936.222 con las que cerró el año 2021 la empresa de Elon Musk.

No obstante, la compañía estadounidense admitió que las crisis de la cadena de suministro que vive el sector, especialmente la crisis de semiconductores ha afectado a sus fábricas "limitando la capacidad de trabajar en nuestras plantas a su máxima capacidad", admitió Tesla en su presentación de resultados del cuarto trimestre y el conjunto del año. 

"En 2022 la cadena de suministro seguirá siendo el limitador fundamental de nuestros resultados en todas las fábricas. La crisis de chips, aunque mejor que el año pasado, sigue siendo un problema. Así que hay muchos desafíos en la cadena", ha admitido Elon Musk en la conferencia con analistas, según la transcripción de Seeking Alpha.

Actualmente, Tesla tiene en funcionamiento sus plantas de Fremont (California), que producen unas 600.000 unidades entre sus cuatro modelos, y la de Shangái (China), de la que salen unos 450.000 vehículos anuales entre el Model 3 y el Model Y. La compañía pretende que la de Austin (Texas) comience a funcionar este año, en el que espera obtener los permisos para que comience a funcionar la de Berlín (Alemania).

"Después de un exitoso 2021, nuestro foco es el futuro. Pretendemos aumentar nuestra producción lo más rápido que podamos, no solo incrementando el ritmo con las nuevas factorías de Austin y Berlín, sino maximizando los resultados de las de Fremont y Shangái", señala la compañía.

Estos son los resultados de Tesla en el cuatro trimestre de 2021 y del total del año:

  • Vehículos entregados: 308.650 en el cuarto trimestre (un 71% más interanual), 936.222 en todo el año 2021 (un 87% más que en 2020).
  • Facturación: 17.719 millones de dólares (15.800 millones de euros) en el cuarto trimestre, 53.823 millones de dólares (48.000 millones de euros) en todo el año 2021 .
  • Beneficio neto ajustado (ebitda): 4.090 millones de dólares (3.647 millones de euros) en el cuarto trimestre, 11.621 millones de dólares (10.360 millones de euros) en el conjunto del año.
  • Beneficio neto: 2.321 millones de dólares (2.069 millones de euros) en el cuarto trimestre, 5.519 millones de dólares (4.920 millones de euros) en todo el año 2021.

La compañía de Elon Musk ha conseguido batir las expectativas de los analistas tanto en facturación, ya que se calculaba que estaría en los 16.570 millones frente a los 17.719 millones que finalmente obtuvo en el cuarto trimestre, según el consenso de analistas de Refinitiv, como en su beneficio por acción del cuarto trimestre, que fue de 2,54 dólares frente a los 2,36 que calculaban los expertos.

En este 2021 Tesla ha conseguido reducir su dependencia de los créditos regulatorios, los permisos para contaminar que el fabricante californiano vende a otras compañías automovilísticas, que le reportaron 1.465 millones de dólares (1.300 millones de euros), un 7% menos que el año 2020.

Durante el año, la compañía de coches eléctricos hizo crecer en un 36% su red de supercargadores, que ya incluye 3.476 localizaciones en todo el mundo y 31,498 conectores entre todas ellas.

60.000 vehículos ya están probando Full Self-Driving, que Musk cree que será la principal fuente de ingresos de Tesla en el futuro

El último asistente a la conducción de Tesla, denominado Full Self-Driving lo que se traduciría como conducción autónoma completa, algo que ha provocado no pocas críticas porque no es en sí un coche autónomo— ya está instalado en 60.000 vehículos en Estados Unidos. "El equipo continúa iterando el software beta, y ha lanzado 7 actualizaciones en este trimestre", asegura la compañía.

Según dijo Elon Musk a mediados de enero en Twitter desde que la compañía californiana lanzó en octubre de 2020 las primeras versiones de prueba, no se ha producido un solo accidente de vehículos con este sistema. Su predecesor, Autopilot, afronta varias investigaciones por colisiones, y un juicio con cargos penales para un conductor en un caso de un accidente con dos víctimas mortales.

"Esperamos que con el tiempo Full Self-Driving se convierta en la principal fuente de beneficios de Tesla", ha señalado Musk a los analistas.

En cuanto al desarrollo de la nueva batería, denominada 4680 y de la que la compañía japonesa Panasonic ya ha preparado un prototipo, el fabricante de coches eléctricos confía en que su desarrollo "ayude a continuar minimizando los costes", que bajo su punto de vista le diferencian de la comptencia.

"Mientras los coches eléctricos muchas veces son considerados estructuralmente no rentables por el coste de las baterías, estamos convencidos de que la innovación en la fabricación, los vehículos y las factorías, pueden resolver los problemas de costes", señala la compañía en su documento de resultados, en el que asegura que tienen el margen operativo más alto del sector y que su coste por vehículo se redujo en más de 36.000 dólares en la segunda mitad de 2021.

No habrá nuevos lanzamientos en 2022

En 2022, Tesla se centrará en aumentar la producción, y no en lanzar nuevos modelos. Así lo ha confirmado Elon Musk en la conferencia para analistas. Ni la furgoneta Cybertruck ni el eléctrico barato de 25.000 dólares que prometió hace algo más de un año en el Battery Day

El motivo es la crisis de suministros, que ha hecho a Musk preferir centrarse en aumentar la producción respecto a ampliar su gama de modelos.

Elon Musk confirma que Tesla no lanzará nuevos modelos en 2022 y cree que el robot humanoide Optimus será "más significativo" que los coches en el futuro

El multimillonario ejecutivo de Tesla volvió a sorprender asegurando que el robot humanoide que presentó en agosto, conocido como Tesla Bot u Optimus, será más importante en el futuro que su negocio de vehículos eléctricos.

Otros artículos interesantes:

Tesla pone su mirada en Mozambique para reducir su dependencia de China en un componente clave para sus baterías

Más novedades sobre la nueva batería de Tesla: comenzará a producirse en 2023 en una planta en Japón en la que Panasonic invertirá 622 millones

Tesla, Nio, Xpeng y Li Auto esquivan la crisis de chips y logran cifras récord de entregas de coches: por qué puede ser un buen punto de partida para su potencial en bolsa

Te recomendamos