Los motivos que explican por qué este año apenas se han dado casos de gripe en España

Personal sanitario recibe la vacuna contra el coronavirus
Reuters
  • La gripe común causa todos los inviernos miles de hospitalizados y fallecidos en España. Sin embargo, este año el virus prácticamente se ha erradico.
  • A continuación, se explican las causas por las que la gripe ha desaparecido mientras a pesar de que el coronavirus siga provocando nuevos contagios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los mayores temores entre la comunidad sanitaria en los últimos meses era que la gripe común coincidiese con el coronavirus durante este invierno, provocando un mayor colapso hospitalario y más fallecidos.

Otro de los miedos es que el coronavirus y la gripe pudiesen ocasionar coinfecciones, es decir, que algunas personas pudiesen enfermar al mismo tiempo con ambos patógenos y que los síntomas empeorasen.

A esto hay que añadir que los síntomas de la gripe y del coronavirus son parecidos, por lo que la circulación de ambas infecciones podría ocasionar confusión entre los pacientes, que no sabrían diferenciar si se han contagiado de uno u otro virus.

Sin embargo, la gripe estacional no está teniendo ningún tipo de incidencia, y eso que los meses de enero y febrero suelen ser los peores con este virus. Según los datos de la Red de Vigilancia del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), la gripe tiene una tasa de contagios de 0 casos por cada 100.000 habitantes en las primeras semanas de 2021, a pesar de que se siguen haciendo pruebas de detección.

Este gráfico muestra en qué se diferencian los síntomas de COVID-19, gripe, resfriado y alergia

Debido a ello, son muchos los que se están preguntando por qué ha desaparecido la gripe este año. Estos son los motivos que pueden explicarlo:

Vacunación masiva

En los últimos meses de 2020 se organizó una campaña vacunación masiva contra la gripe, con el objetivo de proteger a las personas más vulnerables de esta enfermedad y de evitar el colapso hospitalario por ambas infecciones.

Según un análisis del Instituto de Salud Carlos III, este es uno de los principales motivos que justifican la nula incidencia de la gripe en 2021

"Este año se están consiguiendo coberturas de vacunación antigripal mucho más altas que en temporadas previas. Es de esperar que esto también influya en el impacto de la gripe en la población, especialmente en grupos recomendados de vacunación", detalla el informe. 

Todavía no se conocen cifras oficiales que indiquen cuántas personas se han vacunado de la gripe, pero es de esperar que el porcentaje sea mucho mayor que los años anteriores, sobre todo en los grupos poblacionales de riesgo. 

"La vacuna antigripal se sigue considerando la mejor medida preventiva frente a la gripe", recuerdan desde el ISCIII.

Las medidas de prevención contra el coronavirus ayudan

En el mismo informe de este organismo se explica que las medidas tomadas contra el coronavirus son válidas para prevenir un contagio de gripe: el uso de mascarilla, la distancia social y el lavado de manos cortan posibles cadenas de transmisión. 

Tanto el coronavirus como la gripe son virus respiratorios que contagian a través de los aerosoles, por lo que poniendo barreras a uno se limita también el otro.

Esto, unido a la campaña de vacunación, provoca que al patógeno le cueste circular mucho más de lo que venía siendo habitual.

6 factores que debes tener en cuenta para determinar tu riesgo de contagiarte de coronavirus en cualquier situación

El coronavirus puede haber limitado la gripe

En un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) publicado en octubre de 2020 ya se contemplaba la posibilidad de que el propio coronavirus limitase los contagios de gripe, haciéndose el patógeno dominante este invierno.

"Podría ser que prevaleciera la ley del más fuerte y que el SARS-CoV-2 desplazara al virus de la gripe", se teorizaba en el informe, algo que finalmente podría haber sucedido, teniendo en cuenta que la tasa de contagios del COVID-19 continúa creciendo y que la gripe prácticamente ha desaparecido.

Medidas en colegios y centros educativos

Los niños constituyen uno de los vectores de contagio más importantes de la gripe estacional, y por norma general son los que transmiten el virus en sus hogares, infectando a los familiares con los que conviven.

Los ratios de infección gripal son de 2 a 4 veces mayores en niños en edad escolar que en adultos, según se aclara en un informe de la Asociación Española de Pediatría, siendo los centros educativos el caldo de cultivo perfecto para la transmisión del virus.

Las medidas que se acordaron para la vuelta al cole el pasado verano siguen en vigor también en invierno y están funcionando. La ventilación constante de las aulas, el uso obligatorio de mascarilla y los grupos de convivencia estable pueden haber hecho de barrera también contra la gripe. 

LEER TAMBIÉN: 8 cosas que no se saben de las vacunas de COVID-19 sobre las que la ciencia tiene dudas

LEER TAMBIÉN: Este gráfico muestra en qué se diferencian los síntomas de COVID-19, gripe, resfriado y alergia

LEER TAMBIÉN: Los casos de coronavirus en Israel empiezan a disminuir tras haber vacunado al 27% de su población

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica