11 productos que van a ser más caros en 2022 que en 2021: comprar el pan, un teléfono móvil, hacer un viaje o beber cerveza te costará más dinero

Un camarero tirando una caña en un bar
Reuters
  • La inflación continúa golpeando con fuerza a la economía española, encareciendo todo tipo de productos, incluso los más básicos.
  • Tu bolsillo seguirá notando en 2022 el alza de precios: comprar el pan, un teléfono móvil, hacer un viaje o beber una cerveza te costará más dinero el año que viene.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inflación continúa disparada en España. El IPC se ha situado en un 5,6% en noviembre, alcanzando niveles nunca vistos en los últimos 30 años.

Esto supone que el coste de muchos productos, la mayoría de ellos tan básicos como el pan, el aceite de oliva o la electricidad, tengan un precio cada vez más elevado.

Los problemas de desabastecimiento, la crisis de microchips, el alza del petróleo y el incremento del coste de las materias primas provoca que muchos productos tengan un precio más caro.

Esta crisis continuará al menos durante los primeros meses de 2022, empujada por el alto coste de la energía. Algunos expertos advierten de que su precio no recuperará su precio normal hasta 2024, por lo que la inflación seguirá golpeando el año que viene. 

De hecho, ya se sabe con certeza que numerosos productos van a ser más caros en 2022: los coches, los móviles, la cerveza o la vivienda son algunos de ellos.

Según una encuesta publicada por el Banco de España, el 60% de las empresas tienen previsto subir el precio de sus productos en 2022, mientras que el 30% ya lo ha hecho. Se trata de una realidad, no sólo de una previsión.

A continuación, se muestran 11 cosas que van a ser más caras en 2022 que en 2021:

Comprar un coche te saldrá caro en 2022

Trámites para comprar coche de segunda mano

El precio de los coches va a subir 800 euros de media en 2022. La razón es la subida del impuesto de matriculación.

Esto ya ocurrió en 2020, provocando una subida de también 800 euros en los modelos más vendidos.

Los fabricantes calculan que este año el incremento va a ser similar, lo que va a provocar que en España se vendan alrededor de 100.000 coches menos el año que viene. 

Los móviles van a subir de precio (y en general cualquier producto tecnológico)

Chica mirando su móvil

Si piensas cambiar de móvil en 2022 vas a tener que rascarte el bolsillo. El precio de muchos dispositivos tecnológicos se va a encarecer, y entre ellos destacan los teléfonos.

El motivo es el mismo para todos los artículos tecnológicos: la escasez de semiconductores provoca que las empresas fabricantes tengan que aumentar el precio de sus artículos.

La empresa tailandesa TSMC, que es el mayor fabricante de semiconductores del mundo, planea incrementar sus precios hasta un 20% en 2022.

Esto va a tener un impacto directo en los móviles, ordenadores o tabletas, que al menos pueden llegar a encarecerse en ese 20%, e incluso más si necesitan compensar pérdidas mayores.

La cerveza te costará más

jóvenes tomando una cerveza

¿Eres amante de la cerveza? Pues vas a gastarte más dinero en 2022 cada vez que compres una.

El elevado coste de la luz y de los combustibles, además de la cebada, un componente esencial de la cerveza, inflará el precio de esta bebida en 2022.

Heineken, el principal grupo cervecero que opera en España, ya ha advertido que tendrá que encarecer los precios a partir del 1 de enero, aunque todavía se desconoce el aumento exacto.

Los aguacates continuarán con su escalada de precios, al igual que el resto de la cesta de la compra

aguacate

El coste del aguacate ya ha subido considerablemente en los últimos años, y se espera que en 2022 continúe con esta tendencia.

El aguacate ya ha aumentado su precio hasta en un 10% sólo en las últimas semanas, según desvelan en El Comercio. Lo mismo ha ocurrido con el tomate y con algunas carnes y pescados.

La causa no es sólo la cercanía de la Navidad: los problemas en la cadena de suministros, el alto coste de la luz y el precio de los carburantes están detrás del incremento del precio del aguacate y del resto de artículos de alimentación. 

Producir aguacate no es barato: son necesarias grandes cantidades de agua, fertilizantes, una correcta poda y protegerlos del sol.

Según datos recogidos en Estados Unidos, estos son los motivos por los que su precio ha crecido hasta un 129% en los últimos años.

No se espera que todos estos problemas vayan a solucionarse en 2022, de hecho es hasta posible que duren algunos años más, así que el coste de la cesta de la compra va a seguir al alza el año que viene.

Cuidado al comprar el pan

panadería

Otro de los productos de la cesta de la compra que está experimentando un fuerte aumento en su coste es el pan. 

El trigo es más caro que hace meses, la harina también, y esto se une a la factura de la luz y a los combustibles, repercutiendo en el precio del pan.

Lo que vas a pagar por este producto dependerá en cualquier caso de la panadería o la tienda en la que vayas a comprarlo, pero existen ya algunas estimaciones.

Según los datos del INE, el pan se ha encarecido un 2,6% en lo que va de año, mientras que en el último mes lo ha hecho en un 0,7%.

El diario Última Hora adelanta que podría haber aumentos de hasta 10 céntimos a lo largo de 2022.

La factura de la luz seguirá subiendo

Una mujer lee la factura de la luz

El precio de la energía es uno de los principales culpables de que crezca el coste del resto de productos, y también de que los ciudadanos pierdan poder adquisitivo. 

El recibo de la luz es el más caro de la historia, y por mucho que los consumidores apliquen diferentes trucos para el ahorro, este en muchas ocasiones resulta imposible. 

La tendencia va a mantenerse durante 2022 y es bastante posible que siga al mismo ritmo a lo largo de más tiempo. 

Los expertos no se ponen de acuerdo: los más pesimistas auguran que la situación no volverá a la normalidad hasta 2024, mientras que los optimistas creen que durante la próxima primavera podría empezar a remitir el coste.

En cualquier caso, es seguro que la energía seguirá siendo cara durante buena parte de 2022, por lo que tanto el recibo como el resto de productos afectados se mantendrán al alza.

Lo mismo va a ocurrir con los carburantes

Una gasolinera en España

El otro principal culpable de que el resto de productos se mantengan al alza. El coste de los combustibles repercute en el transporte y en el precio final que llega a los consumidores.

El barril de Brent se ha incrementado un 53% en lo que va de año, y esto arrastra de manera directa a lo que acabas pagando en la gasolinera.

El precio de la gasolina 95 ha crecido por encima del 20%, y esto provoca que llenar un depósito de 60 litros cueste 81,6 euros, cuando el año pasado se podía hacer por 66 euros de media.

El alza del diésel es del 20%, así que para llenar el depósito hay que invertir una media de 10 euros más que el año pasado. 

Además, las previsiones de Goldman Sachs son poco esperanzadoras: el precio del barril de petróleo será de 85 dólares en 2022 y de 110 dólares en 2023; no solo pagarás más por el combustible el año que viene, sino que el próximo también habrá subida.

El aceite de oliva no deja de subir

Aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los productos que más caro se ha vuelto en este año. Los datos del INE demuestran que el aumento ha sido del 25,5% en todo 2021.

Según fuentes del sector consultadas por 20minutos, este fuerte incremento se debe a una reducción de la cosecha y a un aumento de la demanda a nivel internacional.

Hay menos stock y más personas que quieren comprar aceite de oliva, así que el precio que llega a los consumidores sube. 

Además, el coste de los contenedores en los que se almacena el aceite también se han encarecido un 30% este año, por lo que son varios los factores que empujan su precio hacia arriba.

El Grupo Dcoop, la mayor productora oleica a nivel mundial, ya ha anunciado que va a subir el precio de su aceite de oliva y de sus aceitunas en 2022 para hacer frente a esta situación.

Viajar va a ser más caro: hoteles y transporte aumentan de precio

Hotel

El aumento del coste del combustible, la factura de la luz y el elevado precio de las materias primas juega en contra del sector turístico.

Las empresas hoteleras tienen que pagar más por el mero mantenimiento de sus servicios, y esto repercute en el consumidor final, que va a hacer frente a tarifas más caras.

El CEO de Barceló Hotel Group para Europa, Oriente Medio y África, Raúl González, cuenta a Hosteltur que los hoteles están pagando un 20% más en electricidad y un 30% en materias primas.

González explica que si los salarios de los trabajadores de los hoteles aumentan conforme al IPC, en 2022 habría que trasladar el aumento a los viajeros.

Hay que recordar que los hoteles ya subieron sus tarifas el verano pasado en un 20%, y esta tendencia seguirá constante mientras permanezca la inflación disparada. 

Comprar una vivienda también te costará más

Una pareja observa la maqueta de un bloque de edificios en una feria de vivienda

Comprar una vivienda ya es un 5,6% más caro que en 2019, en parte debido al boom de precios de obra nueva, que se ha disparado un 10%.

La mayoría de expertos coinciden en que adquirir una vivienda será más caro en 2022, aunque no todos se atreven a hablar de una nueva burbuja inmobiliaria. 

El problema es que las ventas están disparadas, pero se producen menos pisos, así que el precio no hace más que aumentar, algo que debes tener en cuenta si piensas en hacer una compra en 2022.

El coste de la obra nueva va a continuar subiendo, así que muchos compradores tendrán que decantarse por la vivienda usada, haciendo que esta también alcance costes más altos.

Bares y restaurantes serán más caros

Una camarera prepara una mesa en una terraza de un restaurante en Barcelona

La mayoría de los productos de alimentación son más caros y van a seguir aumentando de precio, lo mismo sucede con la cerveza, con compañías como Heineken anunciando subidas.

Si a esto se le suma la factura energética, la mezcla resulta explosiva: necesariamente bares y restaurantes van a tener que aumentar sus precios.

Fuentes del sector de la hostelería consultadas por El Economista adelantan que el precio en estos locales va a incrementarse hasta un 15% después de las fiestas de Navidad.

En definitiva, ya desde comienzos de 2022 vas a notar que gastas más dinero en bares y restaurantes consumiendo lo mismo que antes, y al igual que ocurre con otros sectores y productos es de esperar que esto siga ocurriendo durante todo el año. 

Otros artículos interesantes:

Las 9 estafas más comunes en la Lotería de Navidad y cómo evitarlas: décimos falsos, llamadas para robarte o cantidades adicionales de dinero

3 principales peligros de no invertir tus ahorros

Este es el truco de ahorro que mejor funciona (y el más sencillo)

Te recomendamos