La multa de hasta 500 euros que te pondrá la DGT si tu mascota no está bien colocada en el coche

Un perro asomado a la ventanilla del coche
Getty

Viajar con tu mascota en el coche es algo habitual y que no conlleva riesgos si lo haces de la manera correcta.

Sin embargo, algunos conductores no respetan la normativa de seguridad vial en este sentido y acaban poniéndose en peligro a ellos mismos y a sus mascotas.

¿Dónde están los radares invisibles de la DGT? Los veloláser te pueden poner hasta 600 euros de multa sin que te enteres

Debido a ello, la DGT impone multas de hasta 500 euros a todos los conductores que no acomodan de forma correcta a sus perros o gatos en el coche.

El problema de esta norma es que no aparece de manera detallada en el reglamento de circulación, por lo que miles de usuarios desconocen cómo hacerlo y acaban viajando sin tenerla en cuenta.

A pesar de ello, existen diferentes aspectos que debes tener en cuenta antes de viajar con tu mascota en el coche. Aplicarlos te librará de una multa de la DGT y te hará conducir con más seguridad.

Así debes colocar a tu mascota en el coche

La norma más clara a este respecto la puedes encontrar en el artículo 18.1 del reglamento de circulación, que hace referencia a cómo deben sentarse los conductores en el vehículo.

"El conductor deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos", expone la ley.

Es decir, la mascota debe estar acomodada de tal forma que no interfiera en la conducción. Esto implica la imposibilidad de que el animal vaya suelto en los asientos traseros o en el de copiloto.

Lo más adecuado es utilizar un transportín o sistema de retención que sujete de manera adecuada a la mascota durante el viaje, sin que tenga demasiada holgura para deshacerse de este sistema.

Así puedes recurrir una multa de aparcamiento: estos son los plazos y las vías disponibles para impugnar

El mejor método es que el animal se encuentre protegido por un sistema de doble arnés, de modo que si uno se rompe el otro puede seguir reteniéndolo.

La sanción más leve por no llevar de manera segura a tu mascota es de 80 euros, las multas de 500 euros son las que se ponen si el animal va suelto en el asiento del copiloto.

Estas infracciones no suponen pérdida de puntos en el carnet de conducir, aunque conviene que respetes al máximo la norma, pues un accidente se agrava en gran medida si tu mascota no está bien sujeta: el animal puede sufrir daños graves y provocártelos también a ti.

Otros artículos interesantes:

¿Cómo llevar el carnet conducir en el móvil? Así puedes hacerlo con la app de la DGT

Esta es la multa de 1.000 euros que puede poner la DGT a los conductores de patinetes eléctricos

La multa de 200 euros que te pueden poner las cámaras de la DGT sin que te des cuenta

Te recomendamos