Este gráfico muestra cómo las empresas españolas disparan sus márgenes a máximos históricos en 2024

Gráfico ilustración: suben los márgenes empresariales

Getty images

  • Los márgenes sobre las ventas de las empresas alcanzan nuevo máximo en 15 años en lo que va de 2024.
  • Las empresas energéticas lideran con valores anómalamente altos y alimentación recupera por primera vez lo perdido por la crisis.

Las empresas españolas siguen aumentando sus márgenes y vuelven a tocar máximos históricos en 2024, a pesar de la inflación, de la tormenta de tipos de interés y de la incertidumbre que impera en el tablero geopolítico.

Los márgenes sobre las ventas de las empresas alcanzaron un nuevo máximo en 15 años, según el último Observatorio de márgenes empresariales publicado por la Agencia Tributaria (AEAT). La ratio entre el resultado bruto de explotación y sus ventas se sitúa en lo que va de año en el 13,3%, desde el 12,9% con que cerró en el cuarto trimestre de 2023, y que ya marcó un récord histórico.

Desde finales de 2021, aprovechando la recuperación económica y la premisa de una crisis energética que había disparado costes, las empresas españolas comenzaron a subir sus precios finales. Ese incremento se mantuvo durante todo 2022. Tanto, que en muchos sectores los beneficios ya han superado los niveles de 2019. 

Por tercer año consecutivo, los márgenes superan la barrera del 12%. Según explica la propia Agencia Tributaria, esta cifra se mediría como que, de cada 100 euros ingresados por sus ventas, 13,3 euros fueron beneficios, frente a los 12,9 euros de beneficio de finales de 2023. Este margen, también llamado Ebitda, se toma antes del pago de impuestos, intereses, amortizaciones o depreciaciones.

Sin embargo, hay que ver la fotografía completa. "Los márgenes empresariales son una variable tremendamente confusa de analizar por ausencia de información homogénea y fiable", matiza Leopoldo Torralba, economista senior de Arcano.

Si nos remontamos a años anteriores, entre 2019 y 2021, la pandemia golpeó con fuerza los balances de las empresas españolas, que sufrieron caídas de márgenes al tiempo que tenían que hacer frente a elevados costes laborales, derivados de los ERTE y otras medidas de mantenimiento del empleo.

"En principio, los datos del año pasado implicaban que los márgenes en agregado habían mejorado respecto a 2021 y 2022, pero todavía estaban algo por debajo de 2019 e incluso de la media anual 1999-2023", matiza Torralba.

El crecimiento de márgenes de los últimos trimestres, por tanto, también ha ayudado en parte a que las empresas puedan recuperar lo perdido durante la crisis. Simplemente implica un regreso al punto de partida (que puede ser o no positivo). 

Gráfico ilustración: suben los márgenes empresariales

Este movimiento se explica en parte por la necesidad de algunas empresas de recuperarse de las pérdidas de ingresos derivadas de las diversas perturbaciones de los tres últimos años, como la pandemia o la guerra. La hostelería, por ejemplo, llegó a perder un 50% de sus ingresos durante la pandemia, según datos del Banco de España.

"Hemos hecho un viaje de ida y vuelta. Desde 2020, las rentas salariales han crecido como proporción de las rentas totales, y luego han ido bajando. Los beneficios han hecho lo contrario: bajaron con la crisis del COVID-19, luego se recuperaron y ahora recuperan el nivel inicial", ilustra José García Montalvo, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra. 

Márgenes a todo gas

El caso más llamativo es el de las empresas energéticas. Aquello de los beneficios caídos del cielo ha dejado huella en los balances del sector de la energía. Después de la crisis sanitaria, la intensa recuperación económica y la caída de las compras de petróleo a Rusia dieron alas a las empresas del sector.

Las empresas de comercio al por mayor de combustibles son las que más consiguen ampliar márgenes, de un 28,8% a un 32,7%; seguidas por las de refino (20%), industria química (19,9%) y, por último, las compañías de alimentación, que pasan de un margen del 8,8% en 2023 al 12% y logra superar los niveles prepandemia por primera vez desde la crisis del COVID-19. 

La ratio de margen sobre las ventas del sector de producción y distribución de carburantes ha pasado de un 2% a finales de 2020 a más del 32% a principios de 2023, mientras que los márgenes en las empresas de suministro de electricidad y gas se han disparado hasta superar el 22%.

"Estamos hablando de niveles anómalamente elevados", avisan fuentes del observatorio. Los márgenes del sector energético han subido con fuerza desde mediados de 2021, reflejando entre otros factores el impacto en los precios del gas, del petróleo y de sus derivados, como consecuencia de la guerra. En la actualidad, se encuentran muy por encima de sus niveles prepandemia.

Ilustración de empleados en el trabajo sin productividad o sin motivación

Alimentación ve la luz al final del túnel

Aunque 2020 se tradujo en un golpe para el balance de las empresas de la mayoría de sectores, también marcó un antes y un después: a partir de ese momento hubo ganadores y perdedores durante la crisis del COVID-19, y posteriormente, cuando la inflación prendió fuego a la economía, hubo empresas que se subieron a la ola de precios, y otras que terminaron con el agua al cuello.

"Los mayores descensos de márgenes durante la pandemia se registraron en subsectores vinculados al turismo, como el transporte de pasajeros o la hostelería", explican fuentes del observatorio. Entre finales de 2019 y 2021, el desplome llegó a ser del 75% por el parón de la demanda.

Pero tan pronto como las restricciones se relajaron, la demanda salió en tromba. El sector comenzó a recuperar márgenes a mediados de 2021 y dio igual que los precios se dispararan: en 2022, España vivió un verano histórico, con los precios más altos que nunca, y el sector recuperó su nivel de márgenes prepandemia a finales del año pasado.

Algo diferente le ocurrió al sector de alimentación. Aunque lograron sacar beneficio de la crisis del COVID-19, convirtiéndose en uno de los pocos sectores que crecieron durante la pandemia (la demanda podía no viajar, pero no puede no comer); la crisis de precios y la guerra en Ucrania les dejó con el agua al cuello y una caída de márgenes del 25%. 

Ilustración gráfico empresario objetivos

"El encarecimiento de las materias primas ha tenido un impacto muy negativo sobre los sectores de la cadena alimentaria", señalan fuentes del observatorio. Solo ahora logran recuperar lo perdido desde la crisis, aumentando su margen del 8,8% de 2023 al 12,1 en 2024, por encima de los niveles prepandemia.

Mientras que las empresas energéticas o la banca han logrado aumentar márgenes hasta niveles significativamente altos, otros sectores apenas han llegado a recuperar lo perdido durante la pandemia, o lo superan, pero empiezan a estancarse. 

Es el caso de las empresas de fabricación de vehículos, construcción y comercio mayorista y minorista. El sector motor y el comercio minorista serían los más castigados, todavía por debajo de los niveles prepandemia.

Los datos del Observatorio, puesto en marcha conjuntamente hace casi un año por los ministerios de Hacienda y de Economía y por el Banco de España, representan al 75% de las empresas españolas en términos de producción, aunque no recogen datos de personas físicas ni autónomos (solo entidades).

Tampoco incluye los datos de márgenes de la banca. Básicamente porque, para elaborar el Observatorio, Hacienda se basa principalmente en las declaraciones de IVA y en las retenciones por rendimientos del trabajo, y el sector financiero no tiene IVA, y porque la contabilización de operaciones en el Impuesto de Sociedades de las entidades financieras se hace con reglas diferentes que el resto de empresas.

Para 2024, pronostica Torralba, "lo normal es que los márgenes sigan mejorando respecto a 2023 por cuanto hay margen de subida al situarse en dicho año todavía por debajo de prepandemia y ser el ciclo económico positivo (coyunturalmente, los márgenes suelen ser cíclicos, mejoran cuando el PIB crece razonablemente y viceversa si no lo hace)".

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.