La OMS califica la inmunidad de rebaño frente al coronavirus como una práctica "inmoral"

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS)
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS)
Christopher Black

Reuters

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, ha advertido que la inmunidad de rebaño significaría "permitir infecciones, sufrimiento y muerte innecesarios", tachándola de una práctica inmoral.

Durante su intervención en una conferencia sobre el coronavirus el pasado lunes, el debate ha estado servido: permitir que el coronavirus se propague de forma colectiva o no.

La finalidad de la inmunidad colectiva consiste en que una gran parte de la población se infecte con el virus, de manera que generen anticuerpos y así se frenen los contagios, o mediante una vacuna.

Leer más: Desde perder un diente por los escalofríos hasta sentir que te deja sin vida: así es la experiencia de los primeros voluntarios que han probado las vacunas de Moderna y Pfizer contra el coronavirus.

A pesar de que algunos participantes sí que estaban a favor de esta práctica, a falta de una vacuna efectiva, el jefe de la OMS sostiene que este enfoque es "científica y éticamente problemático".

Su negativa se debe a la gran incertidumbre que sigue rodeando al COVID-19, pues aún no se sabe con certeza cuánto duran los anticuerpos y los efectos del mismo a largo plazo.

Ya ha habido casos de reinfecciones en algunos lugares del mundo y algunas pruebas sostienen que algunas personas que ya habían pasado el virus no tenían anticuerpos en su organismo.

Leer más: La falta de liderazgo político ha hecho que la pandemia se alargue y que la crisis sanitaria empeore, según la OMS.

"La inmunidad colectiva se logra protegiendo a las personas de un virus, no exponiéndolas a él", argumenta Tedros Ghebreyesus. "Nunca en la historia de la salud pública se ha utilizado la inmunidad colectiva como estrategia para responder a un brote, y mucho menos a una pandemia".

De momento, hay cientos de vacunas en proceso de desarrollo, y algunas como la vacuna de Oxford, fabricada por la farmacéutica AstraZeneca, se encuentran en fases más avanzadas.

Sin embargo, ninguna ha conseguido recibir la aprobación internacional, pues es pronto para conocer su grado de efectividad con seguridad.

Leer más: 9 factores de riesgo por los que puedes tener un caso grave de COVID-19.

Con más de 37 millones de casos confirmados y más de un millón de fallecidos por coronavirus en todo el mundo desde que comenzó la pandemia, muchos países están experimentando una segunda oleada que se está intentando controlar con confinamientos parciales y muchas restricciones.

Además, el número de pruebas PCR que se realizan ahora mismo es mucho mayor que el de marzo, de ahí un control más exhaustivo de la pandemia.

Sin embargo, los test de seroprevalencia para detectar anticuerpos han revelado que solo el 10% de la población mundial aproximadamente habían estado expuestos al virus.

Por lo que una inmunidad de rebaño sería impensable e insostenible para el sistema sanitario debido al gran número de infectados.

LEER TAMBIÉN: La falta de liderazgo político ha hecho que la pandemia se alargue y que la crisis sanitaria empeore, según la OMS

LEER TAMBIÉN: Desde perder un diente por los escalofríos hasta sentir que te deja sin vida: así es la experiencia de los primeros voluntarios que han probado las vacunas de Moderna y Pfizer contra el coronavirus

LEER TAMBIÉN: 9 factores de riesgo por los que puedes tener un caso grave de COVID-19

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices

    Más:

  1. Enfermedades
  2. Coronavirus
  3. Salud
  4. Top