Los 8 pueblos más bonitos de Castilla y León para ir de escapada rural este verano

Riaño, León
Riaño, León
Wikipedia
  • Si eres de los que está pensando en viajar este verano por España, recorrer Castilla y León pueden ser un destino más interesante de lo que piensas.
  • Entre sus provincias se esconden verdaderas joyas medievales, con pequeños pueblos en los que parece no correr el tiempo.
  • La región también acoge destacados entornos naturales, incluyendo una de las zonas de mayor presencia del lobo ibérico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta claro que cuando piensas en vacaciones de verano automáticamente tu mente te lleva a una playa, bajo el sol o un chiringuito donde tomar algo refrescante mirando al mar.

No hay que negar los placeres de la desconexión playera, pero a veces merece la pena probar cosas nuevas. Como es apostar por el turismo de interior. En este sentido Castilla y León tiene mucho con lo que sorprenderte.

Una buena escapada rural por las provincias castellanoleonesas es conocer pueblos anclados en el medievo con patrimonio histórico y cultural único. Castilla y León también son parajes naturales entre los que se esconde el lobo ibérico. Por supuesto, este destino también es gastronomía con sus famosos asados y embutidos que degustar en mesones castellanos por los que no pasa el tiempo.

Leer más:12 lugares de España tan increíbles que parecen irreales

Si aún no tienes claro que lo tuyo sea el interior, aquí tienes algunos de los pueblos más bonitos de Castilla y León que te harán pensar lo contrario.

La Alberca (Salamanca)

Conde negro/ Wikimedia Commons

En el corazón de la Sierra de Francia se encuentra La Alberca, cuyo singular entramado urbano está declarado conjunto histórico artístico desde 1940.

El corazón de este pueblo salamantino es sin duda su plaza, decorada por soportales, hileras de columnas de piedra y balcones repletos de flores. Unión, a lo largo de los siglos, de las culturas cristiana, islámica y judía, sobre sus laberínticas callejuelas empedradas se levantan pintorescas casas elaboradas a base de piedra y madera que trasladan al visitante a tiempos pasados.

Puebla de Sanabria (Zamora)

Victor Lafuente Alonso/ Getty Images

Al noroeste de Zamora se encuentra este pueblo limítrofe con Portugal, Galicia y la provincia de León. Precisamente esta ubicación fronteriza con el país lusitano llevó a la zona a ser testigo de numerosas batallas durante la Edad Media, convirtiendo a Puebla de Sanabria en un punto estratégico militar y político. 

Villa permanentemente fortificada y amurallada, su casco histórico sigue manteniendo ese aire del pasado,con un entramado urbano de casas empedradas y blasonadas en las que a veces aparecen llamativas balconadas repletas de flores.

Asentado sobre una loma, destaca el castillo de los condes de Venavente, edificado en el siglo XV sobre ruinas plenomedievales. Otros puntos de interés, el Ayuntamiento y la iglesia de Santa María del Azogue, del siglo XII.

Relevante también es su entorno natural, próximo a el parque natural del lago de Sanabria y la sierra de La Culebra, la zona con mayor índice de población de lobo ibérico de Europa, donde es posible visitar el Centro dedicado a este impresionante animal.

Pedraza (Segovia)

Juan Carlos Hernández Hernández/Getty

Pedraza es uno de los lugares perfectos para conocer el pasado medieval de los pueblos segovianos, por su buen estado de conservación de su casco histórico. 

Sin duda el Castillo es uno de los lugares más emblemáticos. Fue construido en el siglo XIII, sobre edificaciones anteriores de origen romano y árabe. Actualmente en una de sus torres se aloja hoy el museo del pintor Ignacio Zuloaga, quien adquiría el castillo en 1926 trasladando allí su taller.

Paso obligado es la Plaza Mayor de aire medieval rodeada de soportales blasonados y en la que destacan la balconada del ayuntamiento y la iglesia de San Juan. Imprescindible también hacer parada en alguno de sus mesones castellanos, donde degustar algún asado tradicional de la zona.

Peñalba de Santiago (León)

Tony Carbajo/Getty Images

Peñalba de Santiago es todo un ejemplo de arquitectura popular de la serranía del bierzo. Su entramado urbano está conformado por austeras casas de pizarra con balaustradas de madera, cuyo máximo ejemplo se encuentra en la conocida como Casa de los Diezmos

Arracimado en torno a su iglesia, este pequeño pueblo surge en el horizonte entre la conocida Tebaida berciana, entorno al que los antiguos ermitaños cristianos se retiraban a meditar aprovechando la paz del agreste paraje natural. El área está poblada por ello, de monasterios e iglesias eremíticas cuyo origen llega a remontarse hasta el siglo VIII.

Frías (Burgos)

Getty Images

Sobre el cerro de La Muela, próximo al transcurso del Ebro, se asienta el castillo de los Velasco, construcción defensiva del siglo XII sobra la cual se arremolina la ciudad.

Sí, has leído bien. Y es que a pesar de contar con una población que roza los 300 habitantes, esta villa medieval ostenta el título de ciudad. Este fue otorgado por el Rey Juan II de Castilla en 1435 y desde entonces nunca lo ha perdido, por lo que es común referirse a Frías como la ciudad más pequeña de España.

El pueblo- ciudad es un ejemplo de estructura urbana medieval, con pintorescas callejuelas estrechas y empinadas. Entre sus atractivos, el propios casco histórico, bien conservado, el puente romano, la iglesia de San Vicente y por supuesto las casas colgantes construidas sobre la roca a lo largo del cerro en el que se asientan.

Riaño (León)

jon chica parada/Getty Images

Quizá la arquitectura de este pueblo no le haga destacar en las listas de pueblos más bonitos, pero pocos pueden competir con el escenario natural en el que se haya, perfecto para una idílica escapada rural.

Arropado por la montaña leonesa, el horizonte de Riaño se ve recortado por el imponente macizo de cumbres de roca caliza que lo recorre. A los pies del pueblo se encuentra uno de los embalses más grandes de Europa, que potencia la imagen del paisaje. Aunque este escondo una triste historia, ya que bajo sus aguas yacen los 9 pueblos de la zona (incluido el antiguo Riaño) que desaparecieron en 1987 para dar paso a su construcción.

Entre el patrimonio a conocer, la la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, una construcción del siglo XV que fue trasladada piedra a piedra desde La Puerta, uno de los pueblos que desapareció bajo el embalse, salvando al monumento del ahogo.

Pero sin duda el gran atractivo es el propio entorno natural, repleto de rutas de senderismo. El mirador de Las Hazas y el mirador de Valcayo ofrecen vistas únicas  de la zona.

El Burgo de Osma (Soria)

KarSol/Getty Images

A pies el río Ucero, se erige antiguo y monumental El Burgo de Osma, pueblo soriano que cuenta con uno de los conjuntos medievales mejor conservados de la provincia. 

Sin duda la catedral se posiciona como uno de sus monumentos más reconocidos. De estilo gótico, se asienta sobre una construcción original románica y acoge uno de los archivos históricos más importantes de España. En su interior se encuentra el sepulcro de San Pedro de Osma, uno ejemplo destaco de escultura funeraria medieval.

Las murallas, la plaza Mayor, la Universidad y los restos del castillo medieval sobre un cerro rocoso son otros puntos destacados del patrimonio histórico que hacen sobresalir a este pueblo soriano.

Calatañazor (Soria)

jon chica parada/Getty Images

Muy próximo a El Burgo de Osma se encuentra el pequeño pueblo de Calatañazor, un destino destacable a incorporar en tu escapada por la provincia soriana.

Rodeado de dos murallas que permanecen casi intactas, la llegada a Calatañazor ofrece sobre el horizonte una llamativa panorámica medieval, como si el tiempo se hubiera detenido aquí desde esa época.

Una vez en él, sus calles empedradas en canto redondo y sus casas de barro y paja o tosca mampostería de piedra siguen aportando ese aire de ciudad medieval que se mantiene casi intacta a pesar de los siglos. Los resto del castillo relativo a los siglos XIV y XV  junto con la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo son algunos de los monumentos más destacados de su patrimonio.

En las proximidades se ubica la Reserva natural del Sabinar de Calatañazor, donde se encuentran algunos de los ejemplares más longevos de estos árboles de la Península.

OTROS PUEBLOS DE INTERÉS

 Los pueblos más bonitos de Andalucía

 

Los pueblos más bonitos de Aragón

 

 Los pueblos más bonitos de Asturias

 

Los pueblos más bonitos de Baleares

 

 Los pueblos más bonitos de Cantabria

 

 Los pueblos más bonitos de las Islas Canarias

 

Los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha

 

Los pueblos más bonitos de Castilla y León

 

Los pueblos más bonitos de Cataluña

 

Los pueblos más bonitos de la C. Valenciana

 

Los pueblos más bonitos de Extremadura

 

Los pueblos más bonitos de Galicia

 

Los pueblos más bonitos de La Rioja

 

Los pueblos más bonitos de Murcia

 

Los pueblos más bonitos de Navarra

 

Los pueblos más bonitos de País Vasco


 

Bonus*

 

50 rincones desconocidos de España que deberías visitar al menos una vez en la vida

LEER TAMBIÉN: Estos son 9 de los pueblos más extraños del mundo tanto por su color, clima o por encontrarse bajo un mismo techo en una instalación militar

LEER TAMBIÉN: Los 7 pueblos más bonitos de Andalucía para ir de escapada rural este verano

LEER TAMBIÉN: Los 7 pueblos más bonitos de Baleares para ir de escapada este verano

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Viajes
  2. Turismo
  3. Listas
  4. Top
  5. Ofertas