Pasar al contenido principal

Los 7 pueblos más bonitos de la Región de Murcia para ir de escapada rural este verano

Pueblos más bonitos de Murcia
amoklv/ Getty Images

  • Si eres de los que está pensando en viajar este verano por España, Murcia puede ser un destino repleto de encanto por descubrir.
  • La llamada Costa Cálida es sin duda un lugar perfecto para todo aquel que desee unas vacaciones repletas de mar y playa.
  • También es una región a tener en cuenta si lo tuyo es más la montaña o los espacios culturales.
  • Murcia guarda parajes naturales de sobresaliente belleza y pueblos de interior con un alto patrimonio.
  • Para descubrirlo aquí 7 de los pueblos más bonitos que conocer en la Región de Murcia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En este artículo, Business Insider podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Pensar en Murcia es sin duda hacerlo en playas, mar y sol. Con más de 250 kilómetros de costa y dos mares, el Mediterráneo y el Mar Menor, la conocida como Costa Cálida alberga sin duda algunas de las playas más deseadas del país, con calas de ensueño bañadas por el agua turquesa que define zonas como La Manga.

Murcia acoge además algunos de los fondos marinos con mayor riqueza del Mediterráneo, como son las reservas marinas de Cabo de Palos e Islas Hormigas o de  La Azohía y Cabo Tiñoso. En ellas los amantes del buceo se deleitarán con la belleza de su fauna y flora o descubriendo los numerosos pecios históricos que albergan.

Si estás pensando ya en tus vacaciones y lo tuyo es más la montaña o las rutas culturales, tampoco deberías pasar por alto conocer esta región.

Murcia atesora importantes entornos naturales donde admirar la belleza de sus paisajes o practicar un buen número de actividades y deportes al aire libre. Además aquí también se encuentran importantes ejemplos de arte rupestre declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Leer más: El turismo náutico se dispara al blindar el distanciamiento social: el velero es el producto estrella este verano

En el interior también se esconden algunos pueblos de verdadero encanto, donde perderse entre sus callejuelas contemplando el elevado patrimonio histórico y cultural que encierran.

Y por supuesto vinos, pues Murcia cuenta con hasta tres Denominaciones de Origen —Bullas, Jumilla y Yecla— y diversas rutas de vino para conocerlas.

Para descubrir todo esto aquí tienes 7 de los pueblos más bonitos de Murcia para conocer este verano.

Bullas

Pueblos más bonitos de Murcia
Juanma Pelegrín/ Getty Images

Próximo a la Sierra de Lavia y el valle del Aceniche, el pueblo de Bullas se asienta en un entorno natural de alto valor, que lo convierte en un destacado reclamo del turismo rural murciano.

Ejemplo de esto es el paraje del Salto del Usero, en el río Mula, una impresionante cascada engarzada entre rocas considerada uno de los espacio naturales de mayor belleza de Murcia.

La geografía sobre la que se ubica el pueblo también le permite contar con su propia Denominación de Origen. De larga tradición vitivinícola Bullas cuenta con una ruta de vino en la que se enmarcan más de 200 bodegas tradicionales.

Entre los reclamos monumentales que revisten su colorido casco histórico —adornado de casas de colores— destacan los restos del castillo, la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, la Torrel del Reloj, la monumental Casa de los Melgares, una impresionante casa señorial de estilo modernista.

Cehegín

Los pueblos más bonitos de Murcia
ChrisHepburn/ Getty Images

Cehegín rezuma historia. Los íberos fueron los primeros en poblarla pero existen restos que indican que en la región existieron moradores desde la prehistoria. Prueba de ello, sus Pinturas Rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad. Tras los íberos llegarían romanos, visigodos, árabes y cristianos, todos ellos dejando su impronta en el pueblo.

Su casco antiguo está declarado como Conjunto Histórico Artístico, colocándose como uno de los más bonitos de la región, con bellos ejemplos de arquitectura popular de los siglos XVII al XIX. Entre sus callejuelas se alzan iglesias, miradores, palacios y casas señoriales que suman en total hasta 116 escudos nobiliarios repartidos por su entramado urbano.

El Palacio Villar de Felices, el Palacio de Jaspe, la Casa del Conde de Campillo y  las Iglesias de Santa María Magdalena y de la Soledad son algunos de los monumentos que pueden encontrarse.

A unos 3 kilómetros de Cehegín se localiza el Yacimiento de Begastri, donde registrar el paso de los íberos, los romanos y los visigodos por la región.

Moratalla

pueblos más bonitos de Murcia
Rudolf Ernst/ Getty Images

En el extremo noroeste de Murcia, encaramada en lo alto de un cerro se despliega Moratalla con la silueta de su castillo encumbrando el horizonte.

Antigua encomienda de los caballeros de la Orden de Santiago, esta villa guarda entre sus callejuelas angostas y empinadas una identidad y tradición que se han mantenido casi invariable a lo largo de los siglos. Entre su rico patrimonio destacan el Castillo-Fortaleza, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción,  el Santuario de la Rogativa o el antiguo Convento de San Francisco.

Restos de asentamientos íberos y romanos, y arte rupestre de los primeros pobladores de la zona son también parte de encanto que esconde. 

Los que gusten con las actividades al aire libre y la naturaleza, encontrarán en Moratalla todo un paraíso, ya que esta se ubica en el núcleo montañoso de mayor masa forestal de la región. Poblada de pinos, sabinas y robles transitados por jabalíes y águilas reales, en sus alrededores se encuentran espacios protegidos como la Reserva de Los Sotos y el bosque de la Ribera de Cañaverosa. 

Aledo

pueblos más bonitos de Murcia
kamira777/ Getty Images

Cerros, sierras y montañas dibujan el paraje natural en el que se enmarca este pueblo murciano. Paisajes naturales de relevante belleza en el que el visitante puede dejarse asombrar por el parque natural de Sierra de Espuña o el conocido como Estrecho de la Arboleja, un cañón excavado en la roca a consecuencia de la acción del agua durante miles de años.

A la llegada a Aledo  ya se puede observar uno de los principales monumentos de este antiguo enclave fortificado cuyo origen se remonta hasta siglo X. Se trata de la Torre del Homenaje, también conocida como La Calahorra edificada en torno al siglo XI y una de las torres defensivas más llamativas de la región.

La iglesia de Santa María La Real, levantada sobre una antigua mezquita, los restos de la muralla o la picota Aledana — símbolo de la opresión del medievo cuando a los presos se les ataba a esta construcción para sufrir el escarnio del pueblo, y una de las pocos que aún se conservan— son otros elementos que conforman el legado histórico de Aledo.

Cabo de Palos

Pueblos más bonitos de Murcia
Jorge Fuentes Quero/ Getty Images

Todo el que llegue a Cabo de Palos se dejará maravillar por su icónico faro, sus idílicas calas y el valor de sus fondos marinos, declarados en 2015 como mejor destino europeo para el buceo.

Ligado al municipio de Cartagena, este pueblo pesquero rezuma sabor mediterráneo en sus calles.

Obligado transitar por su pequeño puerto donde ver las numerosas embarcaciones de pescadores y buceadores que reposan allí. Desde el puerto es posible llegar hasta el Faro de Cabo de Palos, en un camino que además permite contemplar los acantilados que perfilan la costa. Iluminado por primera vez en 1865, este enclave emblemático permite observar una panorámica de gran belleza contemplando La Manga y las reservas marina de la zona como Islas Hormigas. 

Durante la tarde y la noche no dejes de acudir a la plaza de la Virgen del Mar, rodeada de casitas blancas y adornada con luces y farolillos es uno de los espacios más animados del pueblo, que se llena de actividad en sus terrazas donde pararse a tomar algo.

Las calas de Cabo de Palos también son algo que no debes perderte si pasas por esta zona. Perfiladas por acantilados y de aguas turquesa, existen varios accesos vía escaleras para poder llegar hasta ellas, aunque recientemente las más próximas al faro han pasado a formar parte de la reserva marina.

Caravaca de la Cruz

pueblos más bonitos de Murcia
Jerónimo Contreras Flore/ Getty

Al noroeste de la región, en un enclave fronterizo entre Murcia y Granada, se emplaza Caravaca de la Cruz, dominada por su castillo en lo alto de una colina, construido en el siglo XV por la Encomienda de los Templarios.

Por estos territorios han pasado numerosas civilizaciones que se remontan hasta los íberos, aunque el trazado y origen de la ciudad hay que buscarlo en el pueblo árabe. Tras la reconquista Caravaca pasó a ser gobernada por la Orden del Temple y posteriormente por la de Santiago.

Esta riqueza histórica ha dejado una huella remarcable en esta villa, que tiene su máximo exponente en la Basílica - Santuario de la Vera Cruz, en cuyo interior se encuentra la Cruz de Caravaca, reliquia que contiene una astilla procedente, según la iglesia, del madero en el que murió Jesús. 

Lugar de relevancia para los cristianos, el pueblo es desde 1998, una de las cinco ciudades santas denominadas por la iglesia católica en todo el mundo.

Caravaca guarda además otros destacados monumentos que visitar. Sobresalen su casco histórico medieval, la iglesia de El Salvador, el Convento de los Padres Carmelitas, el Convento de Santa Clara, el Templete,o el Ayuntamiento de estilo barroco. 

La zona alberga numerosos yacimientos arqueológicos como el del Camino del Molino o la Villa Romana de la Ermita así como parajes naturales llamativos como Fuentes del Marqués o el barranco del Gredero donde es posible además practicar distintas actividades al aire libre como el senderismo o rutas a caballo. 

Calasparra

Pueblos más bonitos de Murcia
amoklv/ Getty Images

Entre la Sierra del Puerto y la Sierra del Molino se extiende el pueblo de Calasparra, bañado por hasta 4 ríos y 2 pantanos. Una zona de excepcional valor natural en la que recorrer espacios como el Paraje de Cañaverosa, el Cañón de Almadenes, el Cerro Negro o la Cueva del Puerto entre otros. Asimismo la zona permite la práctica de numerosas actividades al aire libre, desde el senderismo al barranquismo.

Si rico es su patrimonio natural no menos lo es su legado histórico y cultural con monumentos realmente remarcables como el Santuario de la Virgen de la Esperanza, patrona de Calasparra. El templo es un lugar impresionante tallado en la roca. La ermita primitiva en el interior de la roca se remonta hasta el siglo XVII a la que a lo largo de los siglos se ha ido ampliando salas y espacios.

En las proximidades de Calasperra también pueden admirarse algunas de las cuevas con pinturas rupestres, declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad y yacimientos que recorrer el pasado de la zona desde el paleolítico hasta el hispano-musulmán.

Y por supuesto degustar un buen arroz, ya que aquí se encuentra una de las tres Denominaciones de Origen de arroz que existen en nuestro país.

OTROS PUEBLOS DE INTERÉS

 Los pueblos más bonitos de Andalucía

 

Los pueblos más bonitos de Aragón

 

 Los pueblos más bonitos de Asturias

 

Los pueblos más bonitos de Baleares

 

 Los pueblos más bonitos de Cantabria

 

 Los pueblos más bonitos de las Islas Canarias

 

Los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha

 

Los pueblos más bonitos de Castilla y León

 

Los pueblos más bonitos de Cataluña

 

Los pueblos más bonitos de la C. Valenciana

 

Los pueblos más bonitos de Extremadura

 

Los pueblos más bonitos de Galicia

 

Los pueblos más bonitos de La Rioja

 

Los pueblos más bonitos de Murcia

 

Los pueblos más bonitos de Navarra

 

Los pueblos más bonitos de País Vasco


 

Bonus*

 

50 rincones desconocidos de España que deberías visitar al menos una vez en la vida

En este artículo, Business Insider recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además