Pasar al contenido principal

Los 7 pueblos más bonitos de Baleares para ir de escapada este verano

El puerto de Soller (Baleares)
Getty Images
  • Si eres de los que está pensando en viajar este verano por España, Baleares pueden ser un destino más que interesante.
  • Sus islas acogen un buen número de playas de arena fina y calas de aguas cristalinas rodeadas de un entorno natural envidiable.
  • Pero este archipiélago también esconde parajes naturales de increíble belleza como es la sierra de Tramuntana en Mallorca, patrimonio de la Humanidad.
  • Para descubrirlo aquí hay 7 de los pueblos más bonitos de Baleares a los que viajar este verano.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hablar de Baleares trae a la mente playas de ensueño, yates y buen ocio nocturno. Sus islas son todo un atractivo para el turismo y cada año un buen número de viajeros internacionales las escogen como destino veraniego.

Pero Baleares es mucho más que eso.

El archipiélago cuenta con verdaderos tesoros entre los pequeños pueblos que se esconden en sus islas. Pasados medievales, calles empedradas y un entorno natural entre valles y montañas, como las que recorren Mallorca.

O conocer algunos pueblos pesqueros de sabor marinero donde pasear por el puerto o perderse en alguna de sus calas de aguas cristalinas ubicadas en sus alrededores.

Leer más:12 lugares de España tan increíbles que parecen irreales

Para conocer otra cara de estas islas,  a continuación tienes algunos de los pueblos más bonitos de Baleares a los que viajar este verano.

Fornells (Menorca)

pueblos más bonitos de Baleares para hacerte escapada rural
Getty Images

Fornells acoge en su haber todo el sabor marinero de un pueblo típicamente pesquero. Callejuelas estrechas y empinadas, casas blancas, buen marisco y vistas al mar en su imponente bahía de más de 3 kilómetros de longitud.

Pero Fornells guarda además otros alicientes con los que atraer al visitante, como su risco pasado histórico. Muestra de ello, la atalaya de la Mola que vigila la costa norte de la isla desde la Edad Media o el Castillo de San Antonio, construido tras los ataques del mismísimo corsario Barbarroja a la región durante el XVI. Y anterior a todo ello, las ruinas de la iglesia paleocristina del puerto.

El puerto es precisamente otro de los atractivos Fornells en el que es posible practicar numerosos deportes acuáticos como vela, submarinismo, kayak o esquí acuático. Además, en las cercanías al pueblo se encuentran algunas calas conocidas de la isla como Cavalleria, Pregonda y Tirant

Deià (Mallorca)

pueblos más bonitos de Baleares para hacerte escapada rural
pwmotion/Getty Images

Arropado por montañas en la sierra de Tramuntana en su paso hacia el Mediterráneo, Deià es sin dudan uno de esos pueblo encantadores de los que uno no quiere marcharse. Ya su propia ubicación lo hace irresistible, inmerso en un paisaje único de la sierra mallorquina declarado Patrimonio de la Humanidad protegido por UNESCO

Conocido como el pueblo de los artistas, su vida tranquila, sus casas y fincas empedradas y rebosantes de flores lograron en el pasado seducir a un buen número de nombres reconocidos de la cultura. Destaca por supuesto el escritor y poeta británico Robert Graves, cuyos retos descansan en el cementerio de Deià. Su casa, convertida ahora en museo, puede ser visitada.

Tiendas, galerías de arte y por supuesto bares y restaurantes (en Deià se encuentra uno de los restaurantes estrella Michelin de Mallorca) colman el ocio del lugar.

Si bien se trata de un pueblo montañés sin salida al mar, un paseo de unos 30 minutos te llevará hasta la cala de Deià, de aguas cristalinas en las que suele ser habitual encontrar artistas retratando el impresionante paisaje.

Pollença (Mallorca)

pueblos más bonitos de Baleares para hacerte escapada rural
Balate Dorin/Getty Images

Al norte de Mallorca, en el interior de la sierra se ubica este pueblo tradicional mallorquín de angostas callejuelas y casonas color miel de fachada empedrada.

Transitar por sus calles es recorrer un pasado rico en historia y cultura, por los mismos lugares que habitaron romanos, musulmanes y templarios. El Convento de Santo Domingo, el Puig Maria o el Castillo del Rey son algunos de los monumentos asociados a este legado. Y por supuesto La Capilla del Calvario, en lo alto del pueblo, uno de los lugares emplemáticos de Pollença.

Aunque el pueblo se encuentra en el interior de la sierra, cuenta con un puerto a tan solo 13 kilómetros de distancia. El puerto de Pollença ofrece un largo paseo marítimo con multitud de tiendas y restaurantes y cuenta con 3 playas de arena dorada y aguas transparentes.

No son las únicas zonas donde disfrutar del sol y el mar, en Pollença, el municipio cuenta en su entorno con un total de 16 playas y calas de aguas transparentes.

Situado en plena sierra de la Tramuntana, el entorno ofrece además alternativas únicas para las rutas de senderismo, ciclismo de montaña y contemplación de aves.

Sóller (Mallorca)

El puerto de Soller (Baleares)
Getty Images

El pueblo de Sóller está enclavado en un valle rodeado de montañas, lo que durante mucho tiempo le mantuvo aislado del resto de la isla. Esto hizo que los limones, naranjas, almendras y olivas que crecían en el valle fueran comercializados a través del puerto con Francia y Barcelona. Es de ahí que quizá le viene a este pueblo ese regusto cosmopolita, afrancesado y modernista que rezuma en sus calles.

El corazón del pueblo se localiza en la Plaza de la Constitución repleta de la vida que aportan sus numerosas terrazas y cafeterías. Aquí se encuentra la iglesia de Sant Bartomeu cuya fachada es un ejemplo de modernismo firmado por el arquitecto catalán Joan Rubió i Bellver, discípulo de Gaudí. Otro destacado ejemplo de este estilo es Can Prunera, un edificio Art Nouveau que alberga el museo Modernista con una selección de obras de arte entre las que se incluyen Kandinksy, Picasso,  Barceló o Warhol. El Museo Balear de Ciencias Naturales y el Jardín Botánico son otros imprescindibles.

Sin duda uno de los atractivos del pueblo, es el ferrocarril de madera que atraviesa la Plaza de la Constitución y conecta el pueblo con el puerto y Mallorca. Esta activo desde 1912 y recrea aún hoy la misma ruta que a principios del XX permitió al pueblo acceder de forma más sencilla a la ciudad.

La región permite practicar deportes como el ciclismo y el senderismo. La Ruta de Pedra en Sec, una de las más conocida de la isla pasa por Sòller.

Además cerca de la zona se ubican las calas de Sa Calobra y Torrent de Pareis, rincones paradisiacos donde entre impresionantes rocas se abre un mar cristalino y esmerilado.

Fornalutx (Mallorca)

pueblos más bonitos de Baleares para hacerte escapada rural
cinoby/Getty Images

Muy cerca de Sòller, en lo alto de la Sierra de Tramuntana se asienta el pueblo de Fornalutx. Sus casas de sabor tradicional, sus calles sinuosas y empinadas y el haber sabido mantener parte de sus costumbres vivas le han posicionado dentro del selecto grupo de pueblos más bonitos de España.

De pasado árabe, donde el pueblo era utilizado como alquería, el pueblo como tal comenzó a tomar forma tras la reconquista catalana. Entre sus casas montañesas y sus callejuelas estrechas se esconden algunas edificaciones notables como el ayuntamiento con una torre de defensa del siglo XVII o la iglesia, donde su estructura gótica inicial se entremezcla con el barroco de restauraciones posteriores.

Entre la montaña y el mar, el entorno es idóneo para una escapada rural en la que dejarse envolver por la tranquilidad la naturaleza. 

Portocolom (Mallorca)

pueblos más bonitos de Baleares para hacerte escapada rural
Alex/Getty Imagez

Este pueblo pesquero tradicional recorre una bahía irregular y se coloca como el puerto natural más importante de Mallorca, que ha servido de refugio para embarcaciones desde la época romana.

Su casco antiguo, Es Riuetó, mantiene aún hoy todo el sabor y la tradición marinera del pasado, donde sus casas de pescadores conviven con varaderos y barraques construidos en el XIX, hoy catalogados como patrimonio histórico-cultural. Imposible no visitar su icónico faro, que desde 1863 corona el acantilado de Sa Punt.

Cala Marcal es la playa de este pueblo, de arena blanca, agua cristalina y carácter familiar. Otras calas repartidas por la zona que merecen una visita son Cala Mitjana, una playa virgen de arena fina, S’Algar o la cala de Sa Nau rodeada de pequeños acantilados.

Sant Carles de Peralta (Ibiza)

pueblos más bonitos de Baleares para hacerte escapada rural
pkazmierczak/Getty Images

No se puede hablar de Baleares sin hacerlo de la icónica y popular Ibiza. En el pueblo de Sant Carles de Peralta podrás rememorar parte del pasado más glorioso de esta isla, ya que fue el enclave escogido por las comunas hippies llegadas aquí durante los años 60 y 70.

El pueblo mantiene aún su arquitectura de casas tradicionales payesas donde el blanco de sus fachadas reluce al sol, entre los almendros y algarrobos que pueblan los campos de alrededor.

Aquí se encuentra además el popular mercadillo de las Dalias, el mercadillo más conocido de la isla y una de sus principales atracciones turísticas.

Y además