Quién es Reed Hastings, el multimillonario cofundador y CEO de Netflix: se toma 6 semanas de vacaciones al año y dice no tener aficiones fuera del trabajo

El codirector general de Netflix, Reed Hastings, dice que no tiene aficiones fuera de su trabajo.
El codirector general de Netflix, Reed Hastings, dice que no tiene aficiones fuera de su trabajo.
Getty Images para Netflix

La multa de 40 dólares por entregar tarde una película que Reed Hastings pagó en 1997 puede haber sido el dinero mejor gastado nunca.

Esa multa le dio la idea de crear Netflix, el gigante del entretenimiento que cofundó y que actualmente dirige como director ejecutivo. Desde entonces, Hastings ha construido una fortuna de 2.700 millones de dólares que ha destinado a apoyar la reforma educativa y a reforzar las campañas electorales de los demócratas en los Estados Unidos.

Un representante de Hastings en Netflix no ha respondido a la solicitud de Business Insider para comentar la trayectoria profesional de Hastings.

Sigue leyendo para descubrir quién es Reed Hastings, cofundador y co-CEO de Netflix.

Reed Hastings, de 59 años, es hijo de un abogado de la Administración Nixon

Reed Hastings.

Hastings nació en Boston en 1960, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Su padre, Wilmot Reed Hastings, trabajó en el Departamento de Salud, Educación y Bienestar del presidente Richard Nixon. El trabajo del mayor de los Hastings le valió a la familia una invitación a Camp David, la residencia de campo del presidente, cuando el futuro CEO de Netflix era un niño, según recoge The New York Times.

"Dimos una vuelta en carros de golf, hicimos un tour y vi que el presidente Nixon tenía un asiento de inodoro de color dorado", contó Hastings a The New York Times en 2006.

Después de graduarse en el instituto, Hastings trabajó durante un año como vendedor de aspiradoras a domicilio antes de matricularse en el Bowdoin College. "Me especialicé en matemáticas porque las abstracciones me parecían atractivas", aseguró Hastings a The New York Times. 

Hastings se alistó en el Cuerpo de Marines cuando aún estaba en la escuela, pero más tarde solicitó alistarse en el Cuerpo de Paz porque "[me] encontré cuestionando cómo empacábamos nuestras mochilas y cómo hacíamos nuestras camas" y "no se fomentaba particularmente el pensamiento crítico, contó a The New York Times. 

Posteriormente, Hastings obtuvo un título de posgrado en Stanford. "No entré en mi primera opción, que era el MIT", dijo en la misma entrevista.

Esta es la estrategia que utiliza Netflix para engancharte a una serie o película

Netflix no es la primera empresa de Hastings

Reed Hastings.

Hastings y sus cofundadores Raymond Peck y Mark Box lanzaron Pure Software en 1991, cuando Hastings tenía 31 años. Hastings describió su producto estrella a Inc. Magazine como una "herramienta de depuración para ingenieros".

"Por aquel entonces hacía kayak en aguas bravas, y en el kayak si te quedas mirando y te centras en el problema es mucho más probable que te encuentres con el peligro", aseguró Hastings a The New York Times sobre su experiencia dirigiendo Pure Software. "Me centré en el agua segura y en lo que quería que ocurriera. No escuché a los escépticos".

La empresa tuvo mucho éxito y duplicó sus ingresos todos los años antes de salir a bolsa en 1995. La ahora desaparecida Rational Software adquirió la empresa en 1997 por 750 millones de dólares (alrededor de 709 millones de euros). La venta "me dio los medios para poner en marcha Netflix", compartió Hastings a Inc.

Hastings tuvo la idea de crear un servicio de alquiler de películas por suscripción tras una mala experiencia con un videoclub

Reed Hastings sentado en un carrito lleno de DVDs de Netflix listos para ser enviados el 29 de enero de 2002 en San José, California.

"Tuve un gran retraso en el pago de 'Apolo 13'", dijo a The New York Times en 2006. "Llevaba 6 semanas de retraso y debía 40 dólares al videoclub. Había extraviado el casete. Todo fue culpa mía. No quería decírselo a mi mujer. Y me dije: '¿Voy a comprometer la integridad de mi matrimonio por una cuota de retraso? Más tarde, de camino al gimnasio, me di cuenta de que tenían un modelo de negocio mucho mejor. Podías pagar 30 o 40 dólares al mes y retrasarte tan poco o tanto como quisieras".

La idea sentó las bases de Netflix, que Hastings cofundó con el empresario en serie Marc Randolph en 1997. Sin embargo, Hastings no siempre ha sido el consejero delegado de la compañía. Randolph ocupó el primer puesto antes de dejar la empresa en 2002, según informó Business Insider.

La empresa recibió 239.000 suscriptores sólo en su primer año. Los usuarios mantenían una cola de DVDs que querían ver en Netflix.com, y la empresa los enviaba por correo de uno en uno en los entonces icónicos sobres rojos. Los suscriptores podían conservar las películas durante todo el tiempo que quisieran sin recargos por retraso.

Netflix dirá adiós a compartir contraseñas a nivel mundial: así funcionará a partir del año que viene

Netflix es ahora una de las empresas tecnológicas más poderosas de Estados Unidos, pero no ha sido un camino de rosas

El cofundador, presidente y CEO de Netflix, Reed Hastings, asiste al Foro Transatlántico como parte del festival Series Mania Lille Hauts de France el 3 de mayo de 2018 en Lille, Francia.

Netflix salió a bolsa en 2002, y las acciones de la compañía alcanzaron un nuevo máximo en 2011, antes de que Hastings tomara lo que el exreportero de Forbes Brian Solomon llamó "una serie de decisiones cuestionables." 

El consejero delegado dividió la suscripción tradicional a DVD de Netflix y su entonces incipiente negocio de streaming en servicios separados con tarifas separadas, enviando a la compañía de cabeza a una crisis.

"Queremos estar preparados cuando se produzca el vídeo a la carta", dijo Hastings a Inc. en 2005. "Por eso la empresa se llama Netflix, no DVD-by-Mail".

VIDEO

¿Conocías estas curiosidades sobre Netflix? | Streaming Wars

Sin embargo, es posible que Hastings estuviera preparado para ese cambio mucho antes de que lo estuvieran los suscriptores de Netflix. Los clientes se indignaron con las nuevas opciones de suscripción y el precio de las acciones de Netflix cayó un 75% a finales de 2011.

La base de suscriptores de Netflix se recuperó poco a poco gracias a sus contenidos originales aclamados por la crítica, y el gigante del entretenimiento cuenta ahora con más de 200 millones de suscriptores en todo el mundo, a pesar de la reciente calamitosa caída en el número de ellos.

Dentro de Netflix, Hastings es conocido por su estilo de gestión no intervencionista

Reed Hastings, CEO de Netflix

Hastings comparte las responsabilidades diarias de la dirección de la empresa con su compañero ejecutivo de Netflix, Ted Sarandos, que fue ascendido a codirector general en julio de 2020.

"La gente increíble no quiere ser microgestionada", declaró Hastings en una ocasión. "Gestionamos estableciendo el contexto y dejando que la gente corra".

Como parte de su estrategia, Hastings dice que suele tomarse 6 semanas de vacaciones al año. "Me tomo muchas vacaciones, y soy abierto al respecto internamente", dijo Hastings durante una aparición en 2015 en la Conferencia DealBook de The New York Times

"Tal y como cabría esperar, a menudo se piensa mejor [cuando] se está de excursión en alguna montaña o algo así y se obtiene una perspectiva diferente... o se lee algo que no está relacionado con el trabajo".

Hastings se convirtió en multimillonario en 2014 cuando las acciones de Netflix se dispararon

Reed Hastings.

El patrimonio neto de Hastings ha seguido creciendo a la par que la cotización de las acciones de Netflix, y el multimillonario consejero delegado entró en la lista Forbes 400 de las personas más ricas de Estados Unidos en 2017. Es dueño de alrededor del 1% de Netflix, según Forbes.

Forbes estima ahora su fortuna en 2.700 millones de dólares.

Hastings y su familia viven en Santa Cruz, California

Santa Cruz California

Hastings y su esposa Patty Quillin tienen 2 hijos, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. 

A pesar de valorar el tiempo libre en el trabajo, Hastings dice que no tiene ninguna afición para llenar su tiempo libre. "Por desgracia, y de forma extraña, casi no tengo aficiones", dijo en su momento Hastings a The New Yorker. "No navego, no pesco. Soy un lamentable fracaso como hombre del Renacimiento". Sin embargo, a Hastings le gusta nadar y hacer snowboard, según declaró a The New York Times en 2006.

Pero el multimillonario es un amante de los animales. Entre las mascotas de la familia hay 4 perros rescatados, 4 cabras enanas nigerianas y 10 gallinas, según un perfil de Hastings publicado en 2014 en The New Yorker.

Agotamiento del modelo, poderosos enemigos y falta de innovación: estos son los 3 motivos que explican el desencanto del público con Netflix, según una experta

Hastings es un importante donante del Partido Demócrata

El expresidente Barack Obama y el actual presidente Joe Biden se reúnen con ejecutivos tecnológicos en 2013. Entre los asistentes a la reunión estaban Hastings y Tim Cook de Apple.

El CEO gastó un total de 8,1 millones de dólares en donaciones políticas en California entre 2001 y 2011, según el Silicon Valley Business Journal.

Más recientemente, Hastings donó 2.800 dólares a la campaña presidencial del exvicepresidente Joe Biden en 2020. Es uno de los 137 multimillonarios que han donado a Biden.

Antes de respaldar a Biden, Hastings dio miles de dólares a la fallida candidatura presidencial del exalcalde Pete Buttigieg, según los registros obtenidos por el Center for Responsive Politics. Los registros también muestran que Hastings dio medio millón de dólares al Senate Majority PAC a principios de este año, un grupo que tiene como objetivo lograr una mayoría demócrata en el Senado.

También donó 5.000 dólares a la campaña de reelección del expresidente Barack Obama en 2012, según el Silicon Valley Business Journal.

También gasta millones en filantropía

El CEO de Netflix, Reed Hastings.

En 2012, Hastings y Quillin firmaron The Giving Pledge, el pacto de filantropía fundado por Bill Gates y Warren Buffett que obliga a los multimillonarios firmantes a donar la mayor parte de sus fortunas.

"Es un honor poder intentar ayudar a nuestra comunidad, a nuestro país y a nuestro planeta a través de nuestra filantropía", dijeron entonces Hastings y Quillin en un comunicado. "Estamos encantados de unirnos a otras personas afortunadas para comprometer la mayor parte de nuestros activos para invertirlos en los demás. Esperamos que a través de esta comunidad podamos aprender sobre la marcha, y hacer todo lo posible para marcar una diferencia positiva para muchos."

La mayor parte de la filantropía de Hastings se destina a la educación

Reed Hastings, CEO de Netflix.

Solo en 2020, Hastings y Quillin donaron 120 millones de dólares para financiar becas para estudiantes negros a través de una asociación con 2 universidades y el United Negro College Fund, y financiaron un campamento de formación de lujo para profesores en Colorado.

Sin embargo, sus actividades en este campo no se limitan a la financiación. Hastings se incorporó al Consejo de Educación del Estado de California en 2000 y pasó 3 años como su presidente, según el Silicon Valley Business Journal.

"Ser empresario es cuestión de paciencia y persistencia, no de dinero rápido, y todo lo grande es difícil y lleva mucho tiempo", dijo Hastings a Inc. en 2005. 

"Si podemos transformar el negocio del cine facilitando que la gente descubra películas que le encantarán y que los productores y directores encuentren el público adecuado a través de Netflix, y podemos transformar la educación pública a través de las escuelas concertadas, eso es suficiente para mí".

Nota: Mathias Döpfner, director general de la empresa matriz de Business Insider, Axel Springer, es miembro del consejo de administración de Netflix.

Otros artículos interesantes:

Netflix ha empezado a despedir personal de Tudum tan solo 4 meses después de su lanzamiento

Así puede Netflix potenciar sus acuerdos de marca en torno a series como 'Stranger Things' y 'Bridgerton' ahora que planea incorporar publicidad

Las marcas están deseando anunciarse en Netflix: estas son 3 cosas que las grandes agencias de publicidad quieren del gigante del 'streaming'

Te recomendamos