Un vino de 340.000 euros, helicópteros a modo de taxi o subastas de arte online: así viven y gastan su dinero los millonarios españoles en plena pandemia

Millonarios Royal Ascot.
ANDREW BOYERS

Reuters

  • Durante la pandemia, 2.200 multimillonarios vieron aumentar su riqueza en casi 1.570 millones de euros. 
  • La forma en que los millonarios viven y se entretienen también ha cambiado a consecuencia de la pandemia: desde panes de oro de 1.480 euros para fiestas privadas hasta búnkers para tratar de sortear el COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con 111 millones de casos en el mundo, 36 de ellos solo en Europa, las cifras oficiales evidencian que la llegada del COVID-19 ha cambiado nuestras vidas por completo. En el último año, el castillo de naipes que sostenía la forma de socializar, viajar o trabajar se ha desmoronado frente a una crisis sanitaria de calado mundial. 

Pero mientras todo esto acontece, hay un reducto en el que la vida, al menos en términos económicos, parece no haber cambiado en absoluto. De acuerdo a los datos de Forbes, y con los principales mercados de valores al alza, se estima que durante 2020 más de 2.200 multimillonarios del mundo vieron aumentar su riqueza, de forma colectiva, en casi 1.570 millones de euros.

Los ricos se vuelven más ricos que nunca en plena la pandemia: las grandes fortunas del mundo alcanzan un máximo histórico de 10.000 billones de dólares

Las personas más ricas del mundo han alcanzado un valor estimado de 9.402 millones de euros, según los cálculos que hizo el medio el pasado mes de diciembre. Esto se traduce en un 20% más que la riqueza colectiva que se registró en el mismo periodo en 2019: más de 7.830 millones de euros. 

Con estas mareantes cifras cabe preguntarse cómo viven y disfrutan los multimillonarios en plena pandemia. La respuesta va más mucho más allá de jets privados, lujosas propiedades en cualquier punta del mundo o superyates. 

Desde un pan de oro a un vino de 340.000 euros: los ingredientes más caros de mundo marca España

¿Alguien pagaría 1.480 euros por una hogaza de pan? Dejando a un lado lo capcioso de la pregunta, la respuesta es sí. La panadería Pan Piña, ubicada en plena serranía de Málaga, es la artífice del pan más caro del mundo: tatuado y compuesto por oro y plata en tres dimensiones: en polvo, en copos y en pequeños trozos.

Juan Manuel Moreno, creador del pan más caro del mundoJuan Manuel Moreno, creador del pan más caro del mundo

Panadería Pan Piña

Su creador, Juan Manuel Moreno, quien además ha elaborado los 5 panes más caros del mundo, cuenta a Business Insider que durante la pandemia han vendido 96 hogazas de este tipo. Entre sus habituales clientes están los ciudadanos rusos, árabes, pero también alguno que otro español medio que no se quiere morir sin probar la exclusiva pieza. Pero este, no es, de lejos, el único manjar que nace en tierras andaluzas. 

El jamón ibérico es considerado por casi cualquier mortal un producto genuino, pero quizás no sabías que uno de los más caros del planeta, a 4.100 euros la pieza, nace en la Dehesa Maladúa, en Huelva, de la que es propietario Eduardo Donato. Este empresario catalán día decidió cambiar de vida y recuperar una estirpe en peligro de extinción: el Manchado de Jabugo. Lo ha conseguido.

Dehesa MaladúaDehesa Maladúa
Sonia Fraga

Dehesa Maladúa

Sus ventas, en plena pandemia, han crecido un 13%, respecto a 2019. Detrás del éxito de este producto elaborado de forma 100% ecológica, se encuentra la calidad de vida de los animales que viven unos 3 años —cuando la media ronda el año y medio— y las 3 montaneras que reciben. El resto solo reciben una.

Las grandes llanuras de La Mancha albergan todo un tesoro: el azafrán, el oro rojo, que desde hace 135 años exporta la empresa familiar Verdu-Canto Saffron Spain. En su variedad más exclusiva, Syren, puede alcanzar los 10.000 euros el kilo. Entre los consumidores habituales de esta selecta gama aparecen prestigiosos chefs europeos y casas reales árabes. 

Así es la empresa familiar española que exporta la variedad de azafrán más cara del mundo: vale 10.000 euros el kilo y cautiva tanto a millonarios como a casas reales

Desde la compañía, cuya facturación alcanzó en 2020 los 7 millones de euros, explican que la pandemia no ha afectado a la marcha del negocio, pese a que los precios para esta campaña han dejado un cifra récord de 4.000 euros el kilo para la compra en origen del azafrán.

Azafrán SyrenAzafrán Syren

Verdú-Cantó Saffron Spain

Y así llegamos, también en tierras manchegas, a la cúspide del lujo, al menos en términos económicos: una botella de vino de 16 litros que se puso a la venta, a mediados de 2020, por un precio inicial de 340.000 euros. No obstante, su valor no ha dejado de aumentar debido a las elevadas ofertas que hay encima de la mesa por hacerse con ella.

La exclusiva pieza, que ostenta el titulo del vino más caro del mundo, nace y crece en los viñedos de la bodega AurumRed, en Cuenca, de la que está a cargo Hilario García. Este empresario, al que un problema de salud le brindó la posibilidad de crear un producto genuino y lo hizo, elabora esta suntuosa obra con su colección oro, que tiene un precio de 25.000 euros la botella.

Movidos por el miedo: de crear sus propios gimnasios en casa a vivir en un búnker

Búnker DBXBúnker DBX

ABIBOO Studio

Vivir en un búnker ya no es ciencia ficción y la demanda se ha disparado con la pandemia, pero es una realidad al alcance del bolsillo de unos pocos. 

"Hay clientes que ya se han encerrado y tienen intención de salir cuando acabe la pandemia o bajen los contagios", asegura José María, gerente de Bunkeralia, en una entrevista para Business Insider España.

Pese a que a cualquiera le gustaría tener la garantía de estar preparado pase lo que pase, no todo el mundo puede permitírselo. "Tienen que tener cierto poder adquisitivo porque esto no es como una vivienda, no puede hipotecarse", señala. El precio del búnker varía en función del tamaño y del equipamiento según el tiempo que vaya a alojarse sin salir al exterior, pero está entre 40.000 y 3 millones de euros. 

"Los riesgos estrella son el virus y un ataque nuclear": así están gastando los ricos su dinero en la pandemia, según varias empresas de búnkeres

Bunkeralia no es la primera empresa en preparar a la población ante lo que pueda pasar. 

La estadounidense Vivos es la mayor red global de refugios subterráneos. Según especifica a Business Insider España Dante Vicino, director ejecutivo de la compañía, el perfil económico de los clientes es diverso, pero la mayoría son de un alto poder adquisitivo: el precio de entrada de su refugio Vivos Europa One es de entre 35.000 y 2 millones de euros.

A raíz de la pandemia, la demanda de Vivos ha crecido exponencialmente. Las consultas y solicitudes han aumentado más del 1.000% año tras año, y las ventas, más del 400%. 

Me he colado en el "búnker de los millonarios", la isla privada donde viven Adriana Lima o Julio Iglesias que tiene su propia patrulla policial: así es por dentro

Otro ejemplo de estos refugios es el DBX, diseñado por el estudio americano ABIBOO, liderado por el arquitecto español Alfredo Muñoz. 

"El presupuesto es confidencial, pero a nivel cualitativo es 1,5 veces más caro que una vivienda de alto standing", explica Muñoz a Business Insider España. 

Ocupa una superficie en planta de 1.200 metros cuadrados y su estética es la característica de los interiores de las viviendas de alta gama. Además, cuenta con sauna, bar, sala de cine y juegos, piscina, gimnasio e incluso una zona de tiro para practicar la defensa personal.

Gimnasio en casa.Gimnasio en casa.

Technogym

Hablando de espacios de lujo, los gimnasios en casa han conseguido colarse entre las tendencias más demandadas durante la pandemia, provocando una explosión del sector.

Según las últimas cifras públicas de la empresa de material de gimnasio Technogym, en los primeros 9 meses de 2020 se produjo una crecida de hasta el 60% en el ámbito de fitness doméstico.

Un crecimiento generalizado y extrapolable a otras empresas del sector que se ha visto consolidado gracias a 3 valores añadidos: la innovación de sus servicios, la personalización y la calidad.

¿Es seguro ir al gimnasio durante la pandemia? Todo lo que se sabe hasta ahora del COVID-19 y los espacios deportivos

Una innovación que viene de la mano de herramientas inteligentes e inmersivas que recopilan tu información en la nube Mywellness y una personalización que busca la adaptación de los materiales a espacios reducidos e incluso a la decoración y estilo de la propia casa, con la colaboración de diseñadores como Antonio Citterio.

Por último, las empresas de equipamiento de gimnasios de alto standing se centran en ofrecer productos de calidad a precio de lujo.

Sin ir más lejos, los precios de la compañía premium española, Thomas Wellness Group, oscilan entre los 250 y 300 euros para material de gimnasio convencional, como pesas o mancuernas, pero si se quiere realizar un entrenamiento más profesional el equipamiento asciende entre los 300 y 1.000 euros.

WoWeGo, el gimnasio online que ha combatido el sedentarismo desde casa durante la pandemia

Sin embargo, una vez entran en juego las máquinas para realizar ejercicios cardiovasculares los precios se disparan considerablemente, con material que va desde los 1.500 euros hasta los 18.000 euros, como algunas cintas de correr que se instalan con cierta frecuencia.

La pregunta es si cuando se alcance la nueva normalidad, sin restricciones de aforo, sin mascarillas ni distanciamiento social, los millonarios abandonarán el homefitness y volverán a los gimnasios convencionales.

"El homefitness es una extensión, un complemento para no perder el hábito de entrenar que además te permite aprovechar el tiempo con tu familia y no saltarte las rutinas, por lo que el que es usuario habitual de gimnasio seguirá yendo al gimnasio una vez termine la pandemia", confirma Tomás Junquera, fundador y CEO de Thomas Wellness Group

La clase alta está deseosa de poder socializar y relacionarse con otras personas que compartan sus aficiones, por lo que tarde o temprano ocurrirá lo inevitable: la vuelta a sus gimnasios de confianza.

Islas, helicópteros y arte: las inversiones más seguras para combatir la incertidumbre

Isla privada en venta en el Amazon para millionariosIsla privada en venta en el Amazon para millionarios
Hush Hush

Si una de las tendencias estrella del turismo en 2021 será evitar las aglomeraciones, los ricos no van a tener problema para encontrar la oferta que mejor se adapte a sus necesidades.

Los clientes estarán dispuestos a pagar más por servicios privados, productos exclusivos y ventajas que reduzcan el contacto con otros huéspedes o pasajeros.

Para asegurarse de que el resto de huéspedes no suponen un peligro, pueden alojarse en Sha Wellness Clinic, especializada en programas de salud con un precio base de 1.700 euros. Para registrarte en este hotel de Alicante necesitas pasar 2 test negativos de COVID-19, pero a cambio ofrecen servicios que refuerzan el sistema inmunológico.

Los turistas pos-COVID serán aún más exigentes: estas serán las tendencias estrella en 2021, según los principales directivos del sector

Los ricos no parecen conformarse con este nivel de seguridad y ya hay algunos que han optado por comprarse su propia isla privada para huir del coronavirus durante sus vacaciones. 

Los agentes inmobiliarios aseguran que poseer una isla privada no es tan descabellado como mucha gente hubiera pensado, ya que las hay por el mismo valor que un coche de alta gama o por menos de lo que te costaría un piso en Madrid o Barcelona, que no baja de 400.000 euros. 

Seguro que más de uno se ha comprado no una, sino varias islas y para moverse de una a otra pueden hacerlo subidos a un helicóptero por 1.500 euros la hora. La demanda de estos "taxis de ricos" se ha disparado, según informaba En el punto de mira.

Mientras que algunos se conformarán con pasar sus vacaciones en alguno de los hoteles más caros de España, en este mal momento que está atravesando la industria algunos ricos, como Amancio Ortega, han aprovechado para invertir en el sector hotelero.

Nuevos formatos de subastas del S. XX por la pandemia del coronavirus en Christie’s Nueva York, Octubre 2020.Nuevos formatos de subastas del S. XX por la pandemia del coronavirus en Christie’s Nueva York, Octubre 2020.
Nuevos formatos de subastas del S. XX por la pandemia del coronavirus en Christie’s Nueva York, Octubre 2020.

Christie’s Images 2020

Sin embargo, otros han preferido invertir en activos seguros o de refugio como es el caso del arte.

Casas de subastas reconocidas a nivel internacional como Christie’s, con obras tan importantes como Salvator Mundi de Leonardo da Vinci vendido por 450 millones de dólares, han visto reflejados esta situación con un aumento en su base de clientes de hasta el 40% con respecto al año pasado.

Pero, sin duda, las grandes beneficiadas por la pandemia dentro de las casas de subastas fueron las ventas privadas, que llegaron a experimentar un crecimiento de hasta el 70%. Se trata de una consecuencia directa del cierre de fronteras, ya que a diferencia de las subastas, estas no implican la obligación del transporte inmediato de la obra.

Christie’s consiguió cerrar el año habiendo vendido un total de obras valoradas en 4,4 millones de dólares, lo que refleja que las subastas online y las ventas privadas han salvado el sector.

Las subastas de arte online se convierten en un 'activo de refugio' entre los millonarios españoles durante la pandemia

Beatriz Ordovás, directora internacional de arte contemporáneo y de posguerra de Christie’s Iberia, se muestra optimista y considera que las ventas online ya son una realidad consolidada entre la clase alta, gracias a la sólida digitalización de los procesos y sus estrategias para generar confianza entre sus clientes.

"Ahora nos hemos convertido en sus ojos y sabemos que es lo que tenemos que mirar y transmitirles cuando ellos no están ahí", cuenta Ordovás a Business Insider España.

"La subasta presencial, o al menos la exposición física de las piezas a subastar, de algún modo siempre se seguirá manteniendo, debido ese componente emocional y estético, por el disfrute que supone poder ver e incluso tocar una pieza antes de adquirirla", concluye Laura López, historiadora del arte y directora general del portal de arte y subastas Artened.

Lo que está claro es que la pandemia ha afectado a muchos sectores y, al igual que el ciudadano medio, los multimillonarios han tenido que cambiar de hábitos e inversiones debido al COVID-19. Eso sí, las suyas son mucho más lujosas.

LEER TAMBIÉN: Desde un bombón de más de 7.000 euros a una hogaza de pan de oro de 1.480: estos son los 15 ingredientes más caros del mundo (y 6 se hacen en España)

LEER TAMBIÉN: "Los riesgos estrella son el virus y un ataque nuclear": así están gastando los ricos su dinero en la pandemia, según varias empresas de búnkeres

LEER TAMBIÉN: Las subastas de arte online se convierten en un 'activo de refugio' entre los millonarios españoles durante la pandemia

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020