La UE empieza a sospechar que el Reino Unido está intentando que las negociaciones del Brexit fracasen

Boris Johnson
Boris Johnson
Getty

Getty

  • Las conversaciones del acuerdo comercial Brexit entre la UE y el Reino Unido se reanudarán esta semana con un balance de los progresos.
  • El Reino Unido se niega a considerar la ampliación del período de transición de Brexit a pesar de la actual crisis de COVID-19.
  • El exasesor de Theresa May para Europa predijo una "ruptura" entre los equipos de negociación esta semana, pero por el otro lado cada vez más gente en Bruselas cree que Reino Unido puede no querer un nuevo acuerdo comercial con la UE.
  • Sin embargo, no se espera que Boris Johnson abandone las conversaciones, a pesar de haber amenazado con ello varias veces.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La UE cree que Reino Unido está bloqueando deliberadamente las negociaciones del Brexit. Además, podría estar intentando salir de los acuerdos comerciales europeos sin acordar primero un nuevo pacto con la comunidad.

El Reino Unido está pendiente de salir de los acuerdos comerciales y aduaneros europeos a finales de 2020, a pesar de la creciente presión de los grupos empresariales y los partidos políticos de la oposición para ampliar el período de transición de la salida de la UE.

Sin embargo, la postura oficial del Gobierno de Boris Johnson insiste en que el país saldrá de la UE independientemente de que se negocie un nuevo pacto comercial, pero esta llamada "línea dura" ha llevado a algunos en Bruselas a preguntarse si Reino Unido quiere realmente firmar un nuevo acuerdo comercial antes de 2021.

Leer más: Las recomendaciones de series y contenidos en HBO Max no solo dependerán de algoritmos: la plataforma también confiará en el gusto de terceros

"El abismo es amplio y profundo", menciona a Business Insider una fuente de la UE cercana a las negociaciones. "Cada vez más personas aquí [en Bruselas] se preguntan si el gobierno británico quiere realmente llegar a un acuerdo".

Este "abismo" fue ilustrado recientemente por un novedoso intercambio de cartas entre el principal negociador del Reino Unido, David Frost, y su homólogo de la UE, Michel Barnier.

Frost, elegido por Johnson para dirigir el lado británico, señaló que el Reino Unido estaba "perplejo" por el enfoque de la UE, al que calificó de "ideológico", y que el acuerdo comercial que Bruselas ofrecía era injusto.

Leer más: El Gobierno también tendrá que convencer a los turistas para que instalen la app de rastreo contra el coronavirus si vienen de países con aplicaciones incompatibles

Durante el fin de semana, Barnier mencionó alThe Sunday Times que Reino Unido necesitaba mostrar "más realismo" en las conversaciones, y acusó al Primer Ministro Johnson de haber dado pasos hacia atrás en compromisos firmados durante negociaciones pasadas.

"Hay una gran brecha en la igualdad de condiciones, la gobernanza y la pesca, y las conversaciones no van muy bien", comenta a Business Insider Hilary Benn, presidente de la Comisión de Relaciones Futuras de la Cámara de los Comunes con la UE.

Anand Menon, director en el Reino Unido de un grupo de reflexión sobre el cambio en Europa, no cree que vaya a haber un gran avance durante las conversaciones de esta semana, a pesar de que es la última ronda completa antes de una reunión decisiva a finales de este mes, en la que ambas partes harán un balance de los progresos.

Leer más: Los fondos KKR, Providence y Cinven confirman su OPA sobre MásMóvil y sacuden el sector de las telecos

"Ninguno de los dos lados está listo para hacer concesiones esta semana. Ambas partes se reconcilian en una especie de cumbre 'meh' en la que todos están descontentos, pero nadie quiere caminar", indica a Business Insider.

Raoul Ruperal, quien se desempeñó como asesor jefe para Europa de la ex primera ministra del Reino Unido, Theresa May, dijo que si no se logran avances significativos para el final de la ronda de conversaciones de esta semana, la negociación en su totalidad entrará en serio peligro.

"Parece que nos dirigimos a una especie de ruptura sobre los grandes temas", precisa a Business Insider. "La pregunta es, ¿cuál es el camino para volver a la mesa y poner las cosas en marcha? De haber una pelea, la reconciliación parece bastante desafiante".

Johnson está ignorando las advertencias sobre el período de transición al Brexit

El jefe del equipo negociador de la UE, Michel Barnier.
El jefe del equipo negociador de la UE, Michel Barnier.
Getty

Getty

Este enfrentamiento alimenta la preocupación de que el Reino Unido se vaya definitivamente sin haber firmado un acuerdo comercial, creando más caos para las cadenas de suministro y las empresas actualmente forzadas al límite a causa del COVID-19.

Los partidos de la oposición del Reino Unido han instado a Johnson a evitar este escenario ampliando el período de transición, que está previsto que termine el 31 de diciembre. Sobre el papel podría ser extendido hasta dos años, según los términos del Acuerdo de Retirada.

Los principales grupos empresariales han emitido el mismo alegato. La industria logística advierte al Gobierno británico que los transportistas no pueden preparar su el mes de enero mientras lidian con el coronavirus, mientras que otros grupos empresariales están esperando el resultado de la reunión de este mes antes de decidir si quieren salir a Bolsa.

Leer más: Mikel Palomera, director general de Seat España: "El sector necesita un plan de incentivos para la compra de coches, pero no solo para los vehículos eléctricos; tenemos un problema de 500.000 coches, no de 15.000"

Sin embargo, a pesar de las advertencias sobre los daños que causaría un choque el 1 de enero de 2021, el gobierno del Reino Unido insiste en que no solicitará ni aceptará una prórroga del período de transición. El Ejecutivo de Johnson dice que esta extensión sólo crearía más incertidumbre para las empresas, además de retrasar la decisión soberana del país de separarse de las instituciones principales de la UE.

La dura oposición a esta ampliación ha creado la sospecha en Bruselas de que la Administracion Johnson está realmente tratando de salir sin un acuerdo.

Phil Hogan, el jefe de comercio de la UE, dijo el mes pasado que el Reino Unido no estaba teniendo un acercamiento serio a las negociaciones, y planeaba culpar al devastador impacto de COVID-19 de la desgracia económica causada por dejar a la UE sin un acuerdo comercial.

Leer más: La española Zeleros levanta 7 millones de euros para desarrollar el hyperloop en Europa: un tren que levita y se desplaza a 1.000 kilómetros por hora

Un miembro del gabinete de Johnson mencionó recientemente a The Spectator que "los costos de un acuerdo al estilo australiano han bajado enormemente", porque la pandemia ya había causado un daño masivo a las empresas y cadenas de suministro.

Menon cree que, si bien Johnson prefiere llegar a un acuerdo, tampoco le importaría irse sin él.

"No hay duda de que se toman en serio sus líneas rojas", sentencia. "Son absolutamente serios en cuanto a no estar bajo la ley de la UE. El Reino Unido está perfectamente dispuesto a no tener un trato, pero preferirían tenerlo".

Una parte del pensamiento generalizado en las islas era que habrá una importante perturbación para las empresas pase lo que pase, dado que Johnson no busca una relación estrecha con la UE (al contrario que su predecesora, Theresa May).

Leer más: Las condiciones del plan de rescate de Lufthansa abren nuevas oportunidades para las 'low cost' en Europa

"La brecha entre el trato y el no-trato es más delgada de lo que ha sido nunca", cree Menon. "Ellos [el gobierno] tienen el argumento de que las empresas van a tener que adaptarse de todos modos, por lo que bien podrían adaptarse a varios los cambios a la vez".

El diputado laborista Hilary Benn, quien ha presidido el comité de Brexit desde 2017, está de acuerdo con Menon, defensor de la UE como el mayor socio comercial del Reino Unido.

"Es extraordinario que el gobierno no haya hecho una evaluación económica actualizada del tipo de acuerdo que busca con la UE, mientras que en el acuerdo comercial de EEUU había 50 o 60 páginas de evaluación", menta Benn a Business Insider. "No llego a entender por qué nuestra relación más importante es tratada de esa manera".

Un nuevo y detallado informe del grupo de campaña de la Fundación de Mercado Social para lo Mejor para Gran Bretaña asegura que el impacto combinado de COVID-19 y el hecho de dejar el período de transición sin un acuerdo comercial crearía bolsas de daños económicos en todo el país, siendo el noroeste y las West Midlands los más afectados.

Cualquier avance llegará tarde durante las negociaciones

The UK's chief negotiator, David Frost.
The UK's chief negotiator, David Frost.
REUTERS/Francois Lenoir/File Photo

REUTERS/Francois Lenoir/File Photo

Aunque las perspectivas de que las conversaciones de esta semana produzcan un avance parecen remotas, algunos observadores señalan que es probable que ninguno de los dos lados haga concesiones clave hasta más adelante.

Georgina Wright, del Instituto para el Gobierno, señaló a Business Insider que "el Reino Unido y la UE esperan avanzar hacia el final del verano y el comienzo del otoño".

"Es completamente normal que al comienzo de las negociaciones haya poco movimiento y que ambas partes se mantengan rígidas en sus posiciones. Quieren tener una idea de todo el espectro y de las compensaciones posibles".

Leer más: Se filtra un vídeo en el que Irene Montero reconoce que el número de manifestantes el 8-M fue menor que años anteriores debido al coronavirus

Wright anticipa que un resultado probable de las conversaciones de esta semana es "ambas partes diciendo que no ha habido suficiente progreso, pero confían en que lo habrá en las próximas semanas", allanando el camino para que las conversaciones continúen durante el verano.

Menon está de acuerdo. "El avance probablemente no será hasta septiembre u octubre. Será tarde", predice.

Johnson ha amenazado anteriormente con abandonar las negociaciones y preparar una negociación sobre las costosas reglas de la Organización Mundial del Comercio, si no hay suficiente progreso en las conversaciones antes de la reunión de la crisis en junio.

Sin embargo, se espera que ambas partes continúen negociando hasta el verano, incluso aunque no haya avances esta semana.

Leer más: Condiciones para cobrar el ingreso mínimo vital: qué es, qué requisitos hay que cumplir y dónde se solicita

Wright asegura que, aunque los recientes intercambios entre Londres y Bruselas han sido fríos, la decisión del Reino Unido de publicar su proyecto de texto de negociación podría ser clave para desbloquear las negociaciones si, como se espera, continúan más allá de este mes.

"Con él, los estados miembros podrán reflexionar sobre el texto y tener una mejor idea de dónde vienen sus ideas", dice el experto.

El exmandatario británico Ruperal cree que un avance "implicaría un poco de concesiones por ambas partes", con la UE cediendo en el emotivo tema de la pesca, y el Reino Unido en lo que la UE llama la igualdad de condiciones, un conjunto de normas acordadas para evitar que las empresas en el Reino Unido subcoticen a la UE, y viceversa.

Si las conversaciones no se derrumban este mes, podrían extenderse hasta finales de este año

The EU is beginning to believe the UK actually wants the Brexit trade deal talks to fail
Nicolas Economou/NurPhoto via Getty Images

Nicolas Economou/NurPhoto via Getty Images

Sin embargo, Ruperal advierte que el tema más escabroso es el de la ayuda estatal, en la que "la brecha es enorme; es política y técnicamente compleja".

Incluso si los negociadores del Reino Unido y la UE superan sus diferencias y llegan a un acuerdo, el plazo para implementarlo al final del período de transición en diciembre es mucho más ajustado que en negociaciones comerciales normales.

"El problema aquí es que no tenemos el lujo del tiempo", señala el Instituto para el Gobierno de Wright a Business Insider. "No se pueden mantener las conversaciones en la cuerda floja en diciembre de la misma manera que se hizo con las negociaciones del artículo 50".

Leer más: Italia pide prudencia a los médicos que aseguran que el coronavirus no existe

En comparación con las conversaciones sobre el Acuerdo de Retirada de Brexit, que concluyeron a finales del año pasado, el proceso de la UE para ratificar un acuerdo comercial es más complejo, y requerirá cerrarse varias semanas antes de que la transición termine el 31 de diciembre.

Esto significa que, en realidad, ambas partes tienen sólo unos pocos meses para llegar a un acuerdo. En total, los negociadores del Reino Unido y de la UE tienen menos de un año para negociar un pacto de libre comercio, mientras que la mayoría tardan unos años en ser analizados y aprobados por ley.

Ruperal apostilló a Business Insider que "si hay un avance, [las negociaciones] pueden empezar a moverse bastante rápido, potencialmente. Si se produce un gran avance, el resto puede encajar. Pero la última fecha absoluta tendría que ser a finales de octubre o principios de noviembre. Ahí es cuando habría que empujar las cosas hacia la ratificación".

Leer más: El Xiaomi Redmi Note 9 Pro es un buen candidato en la gama media, que cuida todos los detalles del día a día, sin sacrificar su precio

El Instituto para el Gobierno publicó el sábado un documento que establece otras formas en que ambas partes podrían crear más tiempo para las conversaciones, mientras que la ampliación de la transición sigue fuera de la mesa. 

El Reino Unido señaló que, si bien un gran avance en las negociaciones sería más probable en el otoño, también lo era que el Primer Ministro Johnson cortara por lo sano y decidiera abandonar las conversaciones por completo.

"Políticamente, se trata de ver a quien se le pueden echar las culpas", resume Menon.

"No creo que políticamente tenga mucho sentido que el Reino Unido se retire ahora. Tiene más sentido seguir negociando, parecer razonable, y luego dar la vuelta en otoño y decir 'bueno, mira - la UE nos ha jodido'".

Otros artículos interesantes:

El Xiaomi Redmi Note 9 Pro es un buen candidato en la gama media, que cuida todos los detalles del día a día, sin sacrificar su precio

Condiciones para cobrar el ingreso mínimo vital: requisitos que hay que cumplir, documentación necesaria y dónde se solicita

Cuándo se cobra el paro de junio y cómo se abonan los ERTES