Pasar al contenido principal

Por qué no debes preguntar "quién ha ganado" y otras 3 claves que candidatos y asesores tienen en cuenta a la hora de preparar un debate electoral

Debate electoral imagen mopa
Antes de comenzar el debate de TVE, el 22 de abril. REUTERS/Sergio Perez
  • Expertos en asesoría y comunicación política debatieron hace días sobre la incidencia de los debates en las campañas electorales.
  • Manuel Campo Vidal, Jorge Rábago, José Miguel Contreras o Miljana Micovic coincidieron en cómo los debates de hoy día son mucho más emocionales y espectaculares que los de hace años.
  • Rábago y Contreras contaron además varias anécdotas sobre cómo preparaban los debates y lo exhaustivos que son para los candidatos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El debate electoral de este lunes es el onceavo en democracia, el único en campaña y el primero a cinco candidatos. Son tantas las singularidades que le rodean, que por este motivo políticos y asesores lo preparan con especial ahínco. Saben que puede ser un debate determinante.

Hace unos días, la Asociación de Comunicación Política organizó precisamente un "debate sobre los debates". Acudieron varios expertos como el periodista Manuel Campo Vidal, presidente honorífico de la Academia de la Televisión y una de las personas que más debates de esta índole ha moderado en España.

Leer más: El ranking de los últimos debates electorales expone el hartazgo de los votantes: 4 millones de personas han apagado el televisor en la última década

En la mesa también estuvieron presentes el histórico asesor de los populares, Jorge Rábago, o el catedrático y analista José Miguel Contreras. Por parte de la asociación, la directiva Miljana Micovic también participó con algunas pinceladas sobre cómo han evolucionado estos debates en los últimos años.

La mesa evidenció varias cuestiones.

Los debates son exhaustivos, tanto para los candidatos como para sus asesores

Pedro Sánchez en el debate de Atresmedia
Pedro Sánchez, candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, en el debate de Atresmedia. REUTERS/Juan Medina

Antes de las elecciones generales del 28-A se celebraron dos debates. No es algo extraordinario; ha pasado en más ocasiones. La miga es que estos dos debates fueron en días consecutivos, el 22 y el 23 de abril.

"Yo era el único en todas las tertulias que defendía que eso era una demencia. Eso va contra la democracia". Así se refería en la mesa el propio Miguel Ángel Contreras al entender que celebrar estos dos debates de forma tan próxima era perjudicial para todos.

Jorge Rábago incide en la misma idea: los asesores y expertos en comunicación política deben llevar preparadas a los debates el 100% de las situaciones que puedan darse. Aunque después solo tengan lugar un 5% de las mismas.

No tiene sentido preguntarse "quién ha ganado" el debate

Pablo Iglesias en el debate electoral de Atresmedia
Pablo Iglesias en el debate electoral de Atresmedia. REUTERS/Juan Medina

Los componentes de la mesa coincidieron en que no es importante quién haya ganado el debate, sino qué dicen los medios de comunicación tras la celebración del mismo.

"Cada uno va al debate a conseguir algo distinto", detalla Contreras. Rábago admite que tampoco soporta esa pregunta.

Manuel Campo Vidal relató una anécdota que vivió en un tren en el que coincidió con el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Este le preguntó al periodista quién consideraba que había ganado en el debate de 2011 que le enfrentó con el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

Para Campo Vidal, los dos salieron vencedores aquella noche. Mariano Rajoy, porque reforzó su liderazgo interno en el Partido Popular. Alfredo Pérez Rubalcaba, porque había heredado una candidatura y una campaña muerta que finalmente pudo pelear.

El propio Washington Post apuntaba en un artículo de 2012 que "incluso aunque los debates importasen, hay menos evidencias de que lo bien o mal que lo hagan los candidatos sea determinante". "Los medios tienen, de lejos, un rol más importante".

Los candidatos y partidos tienen mucho que perder y poco que ganar

Pedro Sánchez y Albert Rivera en el debate de Atresmedia
Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante el debate electoral de Atresmedia. Atresmedia

Uno de los principales temores de los asesores es que los candidatos tienen mucho que perder y poco que ganar en un debate electoral.

A juicio de Campo Vidal, un debate de este tipo no es una confrontación dialéctica, sino una "entrevista de trabajo" en el que los candidatos ofrecen su programa y su currículum a millones de telespectadores que le tendrán que 'contratar' como presidente del Gobierno.

Los expertos en comunicación política fueron prolíficos contando algunas anécdotas que vivieron durante los debates electorales en los que participaron.

Rábago, quien ha asesorado históricamente a los candidatos a la Presidencia del Gobierno del PP, relató cómo incluso llegó a quitarle las pilas al micrófono de uno de sus candidatos en un descanso del debate. "Los candidatos dicen muchas estupideces entre bambalinas".

Por este motivo, Rábago incidió mucho en una idea: "Los asesores no somos unos tipos raros. Somos gente que quiere proteger a su candidato". Un descuido puede acabar con la carrera política de cualquiera.

Ahora hay más show y más emoción que en los debates de hace 10 años

Debate de las Elecciones Generales 2019 en RTVE
Los candidatos de los cuatro principales partidos en el debate a las Elecciones Generales de 2019. RTVE

Para Campo Vidal es "inquietante" cómo los debates han dado espacio al show, que es lo que "predomina". Para el aclamado periodista, los debates son "un género periodístico que combina la política y el teatro". "Es un espectáculo que da mucha información, desde cómo se saludan a cómo debaten".

Miljana Micovic, que forma parte del Consejo Directivo de la Asociación de Comunicación Política, se ha especializado en análisis comparado de los debates electorales. Considera que los debates, "si los comparamos con los de antes, son menos racionales".

"Me costó encontrar en los debates de 2008 un argumento emocional, más allá del terrorismo, la cuestión catalana o la famosa niña de Rajoy".

Ahora, en los debates electorales todos los argumentos suelen ser emocionales, frente a los de hace diez años en los que predominaban temáticas económicas o institucionales.

Todo lo que debes saber sobre las Elecciones Generales del 10-N

Y además