Pasar al contenido principal

Los vídeos de un profesor por las calles de Wuhan muestran una ciudad desierta y largas colas en las farmacias

Ben Kavanaugh caminando la semana pasada por una calle desértica en Wuhan (China).
Ben Kavanaugh caminando la semana pasada por una calle desértica en Wuhan (China). Channel 4 News

Channel 4 News

  • Un profesor irlandés se encontraba en Wuhan (China) en el momento en que la ciudad quedó en cuarentena debido al coronavirus.
  • En un vídeo subido a YouTube hace unos días, Ben Kavanaugh camina entre las calles desiertas en busca de comida en una tienda.
  • Llevabas puestas 2 máscaras, gafas, guantes y solo compró alimentos procesados para reducir el riesgo de contagio por contacto humano y animal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los vídeos de un profesor paseando entre las calles de una desolada Wuhan —zona cero del coronavirus— han viralizado cómo los habitantes subsisten ante el encierro y el peligro del virus.

La semana pasada, el Gobierno clausuró cautelarmente la ciudad de Wuhan, situada en el centro geográfico de China, ante el brote de coronavirus que actualmente se está extendiendo por el país asiático. Los ciudadanos, en alto riesgo, están saliendo a la calle lo menos posible para evitar el contagio.

Leer más: 5 millones de personas escaparon de Wuhan antes de que empezara la cuarentena para contener el coronavirus

El irlandés Ben Kavanaugh se encontraba en Wuhan en el momento del cierre, por lo que el 26 de enero decidió salir a comprar comida grabar en vídeo la experiencia de cómo es el panorama de una ciudad de más de 11 millones de habitantes en cuarentena. La cinta original ha sido publicada por Channel 4.

Antes de salir de la casa, Kavanaugh tomó precauciones: se vistió con varias capas de ropa, 2 mascarillas, gafas y guantes para evitar cualquier tipo de contacto con un posible infectado.

Acompañado de un amigo que se encontró en el camino, el profesor se aventuró a la tienda con una maleta para poder abastecerse de suficientes alimentos y artículos del hogar como para durar "semanas" encerrado.

Leer más: Este mapa muestra en tiempo real la propagación del coronavirus de Wuhan por todo el mundo

Cabe resaltar que Wuhan tiene más de 11 millones de habitantes, casi tantos como Madrid y Barcelona juntas, pero las calles anteriormente anegadas de actividad se han vuelto un auténtico erial. Las carreteras, nunca antes en reposo, se encuentran completamente desiertas debido a las medidas preventivas del Gobierno, que amenaza con multas y retirada de carnés si ven un sólo coche circulando.

Al llegar a la tienda de comestibles decidió saltarse la carne y se dirigió directamente a los alimentos procesados, menos susceptibles de estar infectados. Así, se abasteció de galletas, cereales, patatas fritas, huevos, refrescos, cerveza y tocino; las colas ("las más largas que he visto en mi vida") sólo permitían el pago automático para evitar el contacto y agilizar el movimiento.

Leer más: Qué se sabe exactamente sobre la cura del coronavirus de Wuhan y otras 5 claves de la enfermedad que seguramente desconoces

En el camino de regreso a su casa, Kavanaugh pasó junto a una farmacia con otra cola, una de las pocas señales de vida en el exterior de la ciudad. Ya de vuelta, y también para Channel 4, el profesor muestra un segundo vídeo en el que habla sobre cómo los extranjeros han estado en comunicación constante entre ellos y sus respectivos gobiernos.

También están en contacto entre ellos. En el caso de sus amigos estadounidenses, todos tienen un chat grupal para discutir sobre sus vuelos de huida de Wuhan una vez el Gobierno abra de nuevo los aeropuertos. Kavanaugh también considera la idea de volver, ya que tanto Reino Unido como Irlanda están buscando evacuar a sus ciudadanos.

Más información sobre el coronavirus de Wuhan en Business Insider

Y además