La propagación del coronavirus por envases de alimentos es posible, pero poco probable

Carne empaquetada en un supermercado.
REUTERS/Jorge Silva
  • Rebrotes en Pekín, Alemania y Nueva Zelanda han estado relacionados con empresas cárnicas y plantas de almacenamientos de congelados. 
  • Esto ha levantado sospechas sobre la propagación del COVID-19 vía alimentos envasados y congelados. 
  • Pero los expertos sostienen que, aunque sea posible, es muy poco probable.
  • Asimismo, los CDC y la OCU aseguran que no hay evidencias de la transmisión del nuevo coronavirus a través de la ingesta de alimentos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La transmisión del nuevo coronavirus vía alimentos congelados o envasados vuelve a cobrar protagonismo junto a los rebrotes de China, Alemania y Nueva Zelanda. 

La investigación del primer rebrote que tuvo lugar en Pekín, China, a mediados de junio, apunta a que el nuevo coronavirus pudo haber sido importado en alimentos congelados, tras la infección de empleados y detección del virus en instrumentos de cocina. 

Asimismo, en Alemania, a finales de junio, se reportaron 1.553 casos positivos de COVID-19 —detalla La Sextavinculados a trabajadores de una empresa cárnica en Guetersloh, Renania del Norte-Westfalia. 

Y, en Nueva Zelanda, 102 días después de no identificar ningún caso local de contagio, un nuevo grupo de infectados podrían estar vinculados a una planta de almacenamiento de congelados. Pero, de momento, se descarta que sea la principal ruta de transmisión, recoge Bloomberg de declaraciones de la directora general de Salud Ashley Bloomfield.

Leer más: 11 empleos especialmente vulnerables ante la recesión del coronavirus

Sin embargo, la principal preocupación ronda una pregunta sin respuesta que Sarah Cahill, de la Comisión del Codex Alimentarius —de la Organización Mundial de la Salud y Naciones Unidas— ha expuesto a Bloomberg: ¿qué se detecta cuando se identifica al SARS-CoV-2 en estas superficies? 

Los expertos no creen que sea altamente probable el contagio por esta vía, aunque subrayan que es posible. Y, hasta el momento, no pueden asegurar si el virus identificado es un agente infeccioso o ya no es viable.

"Sabemos que los virus generalmente pueden sobrevivir si se congelan. Eso significa que, en teoría, es posible que la infección se propague de esa manera", señala a Bloomberg Benjamin Cowling, director de epidemiología y bioestadística de la Universidad de Hong Kong.

Por su parte, a pesar de que la OMS estima que casi 1 de cada 10 personas en el mundo se enferma después de comer alimentos contaminados, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) descartan que haya evidencias de esta transmisión en la propagación del nuevo coronavirus

Leer más: 11 sitios donde es más probable contagiarte de coronavirus ahora mismo

"No hay evidencia para apoyar la transmisión de COVID-19 asociado con los alimentos", recalcan

Mientras, la Organización de Consumidores y usuarios (OCU) en España asegura que no se conoce ningún contagio de coronavirus a través de comida ingerida

Estos se apoyan en que el SARS-CoV-2 tiene muy poca capacidad de supervivencia en superficies y ha de sobrevivir a varios procesos: congelación, descongelación, contacto con un humano y la probabilidad de llegar a las vías de contagio.

Estas, usualmente, son la nariz y la boca, pero también pueden ser los ojos, que son 100 veces más contagiosos en este coronavirus que el SARS de 2002, según un estudio publicado en The Lancet.

Otros artículos interesantes:

11 aberraciones que cometes cuando pides comida a domicilio en tiempos de coronavirus

La superficie de los alimentos de los supermercados están libres de coronavirus, según un estudio de la OCU

La vitamina K podría jugar un papel importante en los casos más graves de coronavirus según un estudio: estos son algunos alimentos con los que incorporarla a tu organismo

Te recomendamos

Y además