Pasar al contenido principal

5 formas de transmisión del coronavirus: desde las gotas respiratorias hasta el semen, según el riesgo de contagio

5 formas en que las personas pueden transmitir el coronavirus.
Getty
  • La principal vía de transmisión del nuevo coronavirus son las partículas que exhala por la boca o la nariz una persona cuando estornuda, tose o habla.
  • Algunos estudios han encontrado partículas de virus en el aire en forma de aerosoles, en heces y semen, pero estas representan una menor amenaza de contagio.
  • Estas son las 5 formas en las que una persona infectada podría transmitir el coronavirus, clasificadas según el riesgo de contagio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se han encontrado partículas de coronavirus en saliva, mucosidad, heces, semen, en forma de nube en el aire, y en varias superficies, como pomos o paquetes de envíos.

Pero las probabilidades de enfermarse tras de entrar en contacto con las partículas del nuevo SARS-CoV-2 en las diferentes situaciones varían. Estas son las 5 formas en las que el coronavirus se puede propagar, y el riesgo que cada una de ellas representa.

1. Es más probable que te contagies con COVID-19 si otras personas infectadas tosen, estornudan o hablan cerca de ti

La principal vía de transmisión del coronavirus es a través de las gotas respiratorias. Es decir, las partículas viajan mejor entre personas en pequeñas gotas de líquido —como la saliva o la mucosidad, por lo general. Estas partículas pueden avanzar más allá de los 2 metros y quedar suspendidas en el aire durante algunos minutos.

La gente se sienta en círculos de distanciamiento social en el Parque Dolores, el 20 de mayo de 2020, en San Francisco, California, EEUU.
La gente se sienta en círculos de distanciamiento social en el Parque Dolores, el 20 de mayo de 2020, en San Francisco, California, EEUU. Justin Sullivan/Getty Images

Si una persona infectada tose, estornuda, canta, habla en voz alta o come a esa distancia de alguien sano, las gotas podrían caer sobre esa persona. Si estas partículas entran en los ojos —una de las principales vías de contagio, 100 veces más que el SARS de 2002—, la nariz o la boca de una persona, pueden infectarse. 

Los casos positivos de COVID-19 pueden también transmitir el virus sin saber que lo han tenido —alrededor del 35% nunca muestra síntomas, según el CDC de Estados Unidos.

Leer más: Una de cada 4 personas contagiadas con coronavirus pueden no mostrar síntomas pero sí ser contagiosas: estos son los últimos avances sobre asintomáticos

Las gotas respiratorias suelen tener un diámetro de más de 5 micrómetros. Son relativamente pesadas, por lo que generalmente permanecen en el aire menos de un minuto hasta que la gravedad las atrae hacia abajo.  

Mantener una distancia de mínimo 2 metros de los demás, evitar tocarte la cara, lavarte las manos minuciosa y frecuentemente, y usar guantes puede ayudar a prevenir contagiarte por esta vía.

2. El coronavirus puede sobrevivir en heces, por lo que la exposición a aguas residuales podría ser arriesgada

Las investigaciones sugieren que el virus también podría propagarse a través de la materia fecal: múltiples estudios han encontrado rastros de él en heces de pacientes infectados.

Esto es un riesgo para la salud en lugares donde los sistemas de gestión de residuos no pueden tratar adecuadamente las aguas residuales. Si el agua contaminada vuelve a entrar en el sistema, y luego se utiliza para cocinar, cultivar o para prácticas de higiene, hay un riesgo de infección.

Leer más: Nadar es relativamente seguro en tiempos de coronavirus, pero debes tener cuidado con dónde lo haces

En algunos casos, la exposición a las heces contaminadas también puede ser un problema si las personas utilizan el baño y luego no se lavan las manos antes de tocar a otros o de manipular alimentos. (Lo que en medicina se conoce como transmisión fecal-oral).

Es por ello que, entre los pocos riesgos que existen de contagiarte nadando durante el coronavirus, es poco recomendable hacerlo cerca zonas del océano que entran en contacto con estas aguas sin tratar.

Un miembro del equipo médico rocía desinfectante para higienizar los baños.
Un miembro del equipo médico rocía desinfectante para higienizar los baños. WANA (West Asia News Agency) via Reuters

Por ende, en este caso también es importante el manejo y el lavado cuidadoso de los alimentos.

Tanto los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos como los de China aconsejan hervir el agua potable si existe la posibilidad de que se contamine con aguas residuales, y evitar los alimentos crudos como los mariscos o los productos que puedan haberse cosechado o lavado en aguas contaminadas.

3. El virus puede permanecer en el aire en forma de nubes de partículas conocidas como aerosoles

Los científicos saben que las partículas virales pueden permanecer en el aire en forma de aerosoles (que son más pequeños que las gotitas), pero todavía no están seguros de la concentración necesaria para infectar a una persona que camine por ese espacio.

Esto se conoce como transmisión aérea; el virus del sarampión puede propagarse de esta manera, viviendo hasta 2 horas en un espacio aéreo donde una persona infectada tosió o estornudó.

Los aerosoles del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 presentan una fuerte amenaza en los entornos sanitarios.

Leer más: Las partículas infecciosas del coronavirus pueden desplazarse por entre los pasillos del supermercado, según un estudio

Una investigación publicada hace un mes en la revista Nature descubrió que había altas concentraciones de virus vivos en el aire dentro y alrededor de ciertas áreas de 2  hospitales en Wuhan, China. El estudio demostró que las partículas virales estaban presentes en muestras de aire de lugares concurridos, baños mal ventilados y habitaciones en las que los trabajadores sanitarios se quitaban el equipo de protección.

Otros han identificado cargar virales que se mantienen hasta 14 minutos en medio de una conversación usual entre personas.

Las enfermeras Angela Jones, izquierda, y Carmen Soto atienden a un paciente de COVID-19 en un respirador en el Grupo Médico de Desert Valley en Victorville, California, EEUU, el 28 de abril de 2020.
Las enfermeras Angela Jones, izquierda, y Carmen Soto atienden a un paciente de COVID-19 en un respirador en el Grupo Médico de Desert Valley en Victorville, California, EEUU, el 28 de abril de 2020. Irfan Khan / Los Angeles Times via Getty Images

Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades consideran que ciertos procedimientos hospitalarios, como la intubación de un paciente, "podrían generar aerosoles infecciosos". Uno de los estudios recientes del CDC encontró que el coronavirus podría viajar hasta 4 metros como un aerosol en los entornos hospitalarios.

Sin embargo, cuando las partículas de virus en aerosol se dispersan en una habitación bien ventilada, sólo quedan pequeñas cantidades. No está claro si eso sería suficiente para infectar a alguien.

4. Las partículas del virus no se propagan fácilmente en las superficies, según los CDC

El CDC de EEUU actualizó su guía la semana pasada para aclarar que el coronavirus no se transmite fácilmente a través de superficies contaminadas.

El riesgo con las superficies es que las gotitas podrían caer sobre ellas después de que una persona enferma hable, tosa o estornude cerca. Otra persona podría entonces tocar estas superficies y posteriormente llevarse las manos a la cara e infectarse. Pero el riesgo de que esto suceda es bajo.

Leer más: Cómo limpiar y desinfectar superficies que usas a diario para evitar contagios por coronavirus

Las investigaciones han demostrado que las partículas de coronavirus vivas pueden sobrevivir desde 3 horas hasta 7 días en las superficies, dependiendo del material. Pero, como en el caso de los aerosoles, la existencia de partículas de virus vivos en cualquier concentración no se traduce necesariamente en una nueva infección.

Cuánto vive el coronavirus en las superficies.
Shayanne Gal/Business Insider

5. Se ha identificado coronavirus en semen, pero no está claro aún si se puede transmitir sexualmente

Un estudio de científicos chinos publicado en Journal of the American Medical Association encontró partículas de coronavirus en el semen del 16% de los pacientes varones estudiados, tanto de los pacientes que tenían infecciones activas como de los que se habían recuperado.

Sin embargo, los investigadores no están seguros de si el virus se puede propagar a través del contacto sexual. Aunque hay evidencias pasadas de muchos otros tipos de virus que se han encontrado en el semen pero que no se transmiten sexualmente.

"La presencia de virus en el semen puede ser más común de lo que se cree actualmente, y no se debe suponer que los virus tradicionales no transmitidos sexualmente estén totalmente ausentes en las secreciones genitales", detallan los investigadores.

Y además