Esta es la edad máxima para pedir una hipoteca: los límites de los principales bancos

Personas mayores con las llaves de una vivienda

Acumular deudas a ciertas edades resulta peligroso para tu bolsillo. Según advierte el Banco de España, si tienes más de 55 años, la deuda no debería superar el 20% de tus ingresos, incluso contando la hipoteca.

Este último aspecto es precisamente el que más dudas suele generar. En España, pocos jóvenes pueden hipotecarse, por lo muchos se lanzan a la compra de vivienda cuando ya son mayores.

Si te encuentras en esta situación, debes saber que los bancos pueden rechazar a aquellos que quieren acceder a una hipoteca cuando han alcanzado cierta edad.

El motivo es claro: existe un plazo máximo para dejar pagado el préstamo y, si no cumples con el resto de requisitos, como la solvencia económica o la capacidad de endeudamiento, el banco podría no concedértelo. 

El precio de la vivienda sube un 3,5% en un año por el aumento de la demanda: estas son las comunidades autónomas en las que más se ha encarecido

A continuación, se detalla cuál es la edad máxima para pedir una hipoteca y qué limite imponen algunos de los bancos más importantes.

¿Cuál es la edad máxima para pedir una hipoteca?

Cada entidad bancaria establece este requisito según sus propios criterios y las características del cliente.

En caso de que tengas una buena capacidad económica y puedas endeudarte sin problemas, pagando también las comisiones hipotecarias que correspondan, el banco podría no considerar un impedimento que seas mayor. Pero, si lo primero falla, la edad se convierte en un inconveniente.

La edad máxima para devolver el préstamo hipotecario son los 75 años, según desvelan en 65ymás. Esto cambia en algunas entidades. Por ejemplo, en BBVA son 70 años y, en Banco Santander, 80 años.

Por lo tanto, es igualmente válido pedir una hipoteca a los 50 y pagarla en 25 años que pedir una a los 65 y pagarla en 10 años.

Eso sí, la cuota mensual va a ser mucho mayor cuanto más tarde solicites el préstamo, ya que dispones de menos tiempo para pagar la hipoteca.

Desde pisos de lujo en ciudades hasta alquileres vacacionales: los mejores lugares para invertir en una segunda casa de toda Europa

Las personas mayores de 65 años lo tienen mucho más difícil para acceder a una hipoteca, pues los bancos consideran que el tiempo mínimo para amortizarla son 10 años, llegando así al tope de 75 años de la mayoría de entidades bancarias.

Este es el motivo por el que la mayoría de pensionistas no suelen conseguir la concesión de una hipoteca, ya sea a tipo fijo o a tipo variable.

Por último, debes saber que, con las hipotecas en común, esta circunstancia cambia: el banco suele fijar las condiciones en la persona más joven o en la que dispone de mayores ingresos, por lo que no tiene por qué darse este problema.

Otros artículos interesantes:

La compraventa de viviendas crece un 18,8% en junio y encadena 16 meses seguidos de subida

¿Cuánto va a subir tu hipoteca este año? Puedes calcularlo así de fácil

Si no entiendes esta frase, no deberías comprar casa para alquilar

Te recomendamos