Los ejecutivos del sector del automóvil se sinceran: los coches eléctricos no funcionan

Mary Barra, CEO de General Motors.
Mary Barra, CEO de General Motors.

Nic Antaya / Stringer / Getty Images

Alexa St. John,Nora Naughton,

| Traducido por: 
  • En las presentaciones de resultados de esta semana, varios directivos de la industria automovilística se han retractado de sus objetivos para los coches eléctricos.
  • Los concesionarios llevan meses advirtiendo de la ralentización de la demanda de vehículos eléctricos en Estados Unidos. "Estamos en un escenario bastante brutal", resume el director financiero de Mercedes-Benz.

Ante los signos de aumento de los inventarios y ralentización de las ventas, los ejecutivos de la industria automovilística han admitido esta semana que sus ambiciosos planes sobre coches eléctricos están en peligro, al menos a corto plazo.

Varios directivos de algunos de los principales fabricantes de automóviles han expresado esta semana su inquietud por el ritmo de crecimiento del mercado del coche eléctrico, ya que la preocupación por la viabilidad de estos vehículos está poniendo en peligro sus multimillonarias estrategias de electrificación.

Entre esas voces está Mary Barra, CEO de General Motors, que ha sido históricamente una de las consejeras delegadas más optimistas de la industria automovilística sobre el futuro de los vehículos eléctricos. GM ha sido una de las primeras empresas en introducirse en el mercado de los coches eléctricos en Estados Unidos, donde lleva vendiendo el Chevrolet Bolt desde hace siete años y a lo largo de este tipo ha realizado afirmaciones atrevidas sobre un futuro totalmente eléctrico para la empresa mucho antes de que sus competidores se subieran al carro.

Pero esta semana, en la conferencia sobre los resultados del tercer trimestre, Barra y GM han adoptado un tono más sobrio. La empresa ha anunciado con sus resultados trimestrales que abandona sus objetivos de fabricar 100.000 vehículos eléctricos en la segunda mitad de este año y otros 400.000 en los seis primeros meses de 2024. GM ya no sabe cuándo alcanzará esos objetivos.

"A medida que nos adentramos en la transformación hacia los vehículos eléctricos, la situación se complica", afirma. 

Aunque el cambio de postura de GM ha sorprendido a los inversores, la empresa de Detroit no es la única que tiene una nueva visión del futuro de los vehículos eléctricos. 

Los mayores mitos sobre los coches eléctricos, desmentidos

Incluso Elon Musk, de Tesla, advirtió en la reciente presentación de resultados de la compañía que las preocupaciones económicas llevarán a una disminución de la demanda de vehículos, incluso para Tesla, líder del mercado de vehículos eléctricos desde hace mucho tiempo.

Por su parte, Mercedes-Benz, que ha tenido que rebajar el precio de sus coches eléctricos para seducir a los clientes, no tiene pelos en la lengua a la hora de hablar del estado del mercado de los vehículos eléctricos.

"Estamos en un escenario bastante brutal", ha reconocido el director financiero Harald Wilhelm en una reciente conferencia con analistas. "Me cuesta imaginar que el statu quo actual sea totalmente sostenible para todos".

Los coches eléctricos son cada vez más difíciles de vender

Pero Mercedes no es el único. Casi todos los coches eléctricos actuales se venden por debajo del precio de coste y, además, algunos tienen incentivos del fabricante de casi el 10%.

Y eso mientras se acumula inventario en los concesionarios, para disgusto de estos negocios. Aunque los compradores de coches están de suerte si buscan una oferta para un vehículo enchufable, los ejecutivos se están dando cuenta de que ni siquiera las rebajas y descuentos significativos son suficientes

Los concesionarios tardan más en vender estos coches que sus homólogos de gasolina, ya que la próxima oleada de compradores está preocupada por el coste, los problemas de infraestructura y las barreras del estilo de vida para adoptarlos.

Apenas unos meses después de que los concesionarios empezaran a advertir de la ralentización de la demanda de coches eléctricos, los fabricantes parecen estar dándose cuenta de la realidad. Ford fue el primero en dar el paso, después de que los concesionarios empezaran a rechazar las asignaciones de Mach-E

En julio, la empresa amplió en un año el plazo que se había impuesto a sí misma para alcanzar una producción anual de 600.000 vehículos eléctricos y abandonó su objetivo de fabricar 2 millones de vehículos eléctricos en 2026.

 

Toshihiro Mibe, CEO de Honda, desechó sus planes con GM de desarrollar conjuntamente vehículos eléctricos por debajo de los 30.000 dólares.

"Después de estudiarlo durante un año, decidimos que sería difícil como negocio, así que de momento estamos poniendo fin al desarrollo de un coche eléctrico asequible", declaró Mibe en una entrevista con Bloomberg esta semana.

Para algunos, este retroceso no es una sorpresa.

"La gente por fin ve la realidad", afirmó Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor, en el Salón de la Movilidad de Japón, según informó The Wall Street Journal. Toyoda lleva mucho tiempo mostrándose escéptico ante los planes de sus colegas de fabricar vehículos puramente eléctricos.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.