Los fabricantes de vacunas todavía no han incluido a niños en sus ensayos clínicos, lo que demuestra que no son la prioridad y que tardarán más en recibir una posible inyección

Drugmakers still haven't started testing their coronavirus vaccines in children, putting kids at the end of the line for a potential shot
Kim Kulish/Corbis via Getty Images
  • Los ensayos clínicos en curso están probando las principales vacunas contra el coronavirus solo en adultos.
  • Algunos expertos están preocupados por el plazo para poner una vacuna a disposición de los niños. 
  • Moderna espera comenzar a probar su vacuna candidata en niños a finales de este año, si los reguladores dan luz verde a la biotecnológica de Massachusetts, según ha podido saber Business Insider.
  • Pero hay pocos datos específicos sobre cuándo comenzarán los ensayos pediátricos y el plazo en el que la vacuna COVID-19 estará disponible para los niños.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El progreso de las vacunas contra el coronavirus ha sido muy rápido desde que el nuevo virus fue identificado y secuenciado por primera vez en enero. Las principales vacunas experimentales están ahora en la fase final de los ensayos clínicos, y se espera que los resultados lleguen el próximo mes.

Pero ese progreso se ha centrado en la elaboración y prueba de una vacuna para adultos. Los niños aún no han participado en ninguna prueba de vacuna contra el coronavirus, lo que hace que algunos expertos se preocupen de sí los niños se quedarán sin una vacuna viable contra el COVID-19 durante algún tiempo.

Las farmacéuticas suelen probar una vacuna en niños antes de buscar la aprobación para administrar las inyecciones a los niños.

Business Insider ha consultado a los principales fabricantes de medicamentos —Pfizer, Moderna, AstraZeneca, y Johnson & Johnson— por sus planes de probar sus vacunas contra el coronavirus en niños. Las cuatro compañías nos aseguran que planean hacerlo, pero ninguna proporciona un plazo estimado de cuándo podría estar disponible una vacuna para los niños. 

En este momento, las cuatro compañías están en la etapa final de probar sus vacunas experimentales en adultos.

Moderna explica a Business Insider que planea comenzar una prueba pediátrica para su vacuna antes de fin de año, dependiendo de la aprobación de los reguladores. 

"Sujeto a la aprobación de los reguladores, nuestra intención es empezar a finales de este año", afirma Ray Jordan, director de asuntos corporativos de Moderna.

Jordan añade que Moderna no tiene nada más que compartir públicamente sobre el calendario, los protocolos o la financiación de los estudios pediátricos "porque estas discusiones reguladoras todavía están en marcha".

Johnson & Johnson

El director científico de Johnson & Johnson, Paul Stoffels, declara que J&J se compromete a realizar eventualmente ensayos pediátricos. La apertura de estudios para niños "vendrá más tarde en el año" después de que se establezca la seguridad en los adultos, aseguró Stoffels en una conversación con periodistas el 22 de septiembre.

Las otras compañías farmacéuticas no comparten cuándo comenzarían sus estudios en niños.

Las farmacéuticas se comprometen en general, con pocos detalles específicos, a estudiar las vacunas en los niños

La falta de información sobre cómo y cuándo los fabricantes planean probar sus vacunas contra el coronavirus en los niños ha causado preocupación entre algunos pediatras y expertos en vacunas.

"En este momento estoy bastante preocupado de que no tengamos una vacuna disponible para los niños para el comienzo del próximo año escolar", declara el Dr. Evan Anderson, pediatra de Children's Healthcare de Atlanta, a Carl Zimmer de The New York Times.

Business Insider ha preguntado a los principales fabricantes de medicamentos si esperan recibir fondos del gobierno para llevar a cabo estos ensayos. Ninguno respondió directamente a la pregunta, aunque un portavoz de AstraZeneca señala que su acuerdo con el gobierno de Estados Unidos incluye estudios pediátricos.

La iniciativa para acelerar el desarrollo de vacunas contra el coronavirus del gobierno de Estados Unidos ha comprometido aproximadamente 10.000 millones de dólares (unos 8.570 millones de euros) a las compañías farmacéuticas para financiar los ensayos, producir dosis y comprar por adelantado un suministro de varias vacunas experimentales. Los líderes de la Operación Warp Speed no han presentado, ni siquiera mencionado, un plan para vacunar a los niños en los últimos meses. 

Un par de factores explican por qué los niños se están quedando atrás en esta investigación.

En general, los investigadores empiezan a probar una vacuna experimental en la población menos vulnerable — adultos jóvenes y sanos — y luego empiezan a expandirse a grupos más vulnerables a medida que se acumulan los datos clínicos que muestran que vale la pena probar la vacuna. Eso puede incluir pruebas en personas mayores y personas con otras enfermedades.

Un cambio reciente en el estudio de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer muestra cómo funciona. El gigante farmacéutico recientemente aumentó su objetivo de inscripción de 30.000 voluntarios a 44.000 personas, y también dijo que ahora quiere inscribir a jóvenes de 16 y 17 años, así como a personas con hepatitis C, hepatitis B y VIH.

"Para abordar la carga de la enfermedad en las poblaciones pediátricas menores de 16 años, estamos trabajando activamente con los reguladores en un posible plan de estudio pediátrico", señala un portavoz de Pfizer. 

Aunque los niños no suelen sufrir los graves resultados de COVID-19 que se observan en los ancianos, encontrar una vacuna para los niños sigue siendo un elemento importante para contrarrestar esta pandemia. 

"Aunque es más probable que los niños infectados con SARS-CoV-2 sean asintomáticos, se produce una enfermedad sintomática y a veces grave", explica el portavoz de Pfizer. "Además, los niños pueden ser importantes en la propagación del SARS-CoV-2 a la comunidad".

Específicamente para el COVID-19, las tasas de mortalidad y hospitalización son mucho peores para las personas mayoresLas enfermedades infantiles por el nuevo coronavirus han sido extremadamente raras, como un puñado de casos reportados de la enfermedad de Kawasaki. Las compañías farmacéuticas dicen que su prioridad en la respuesta a la pandemia es proteger primero a las poblaciones más susceptibles a los resultados graves. 

Un portavoz de AstraZeneca afirma que la compañía comenzará a inscribir a los niños "una vez que se reúnan suficientes datos en los adultos indicando que AZD1222 tiene potencial de ser seguro y protector en los niños".

LEER TAMBIÉN: Qué hacer si tu hijo es considerado contacto estrecho de un positivo

LEER TAMBIÉN: Campaña de vacunación contra la gripe: cuándo empieza, quién se debe vacunar y cómo afecta al coronavirus

LEER TAMBIÉN: Menos del 20% de los españoles se vacunan cada año contra la gripe, pero este año será más importante que nunca para combatir el coronavirus

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Medicina
  4. Farmacéuticas
  5. Ciencia
  6. Salud