Pasar al contenido principal

Huawei detendrá en septiembre su producción de chips Kirin para móviles por las sanciones y vetos de la Administración Trump

Richard Yu, CEO de la división de consumo de Huawei, presenta el Kirin 990.
Richard Yu, CEO de la división de consumo de Huawei, presenta el Kirin 990. REUTERS/Hannibal Hanschke

  • El presidente de la divisón de Consumo de Huawei, Richard Yu, ha confirmado que el 15 de septiembre detendrá la producción de sus chips Kirin.
  • La razón es que muchos proveedores no le aceptaron pedidos después del 15 de mayo, cuando Trump anunció la nueva oleada de vetos a la firma china.
  • "Este podría ser el último año de los chips de alto rendimiento Kirin", ha lamentado Yu. "Es una gran pérdida para nosotros".
  • La fecha en la que se detendrá la producción coincide con el vencimiento del plazo para que TikTok venda sus operaciones en EEUU ante otro veto de Trump.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las sanciones de EEUU a Huawei obligan a la compañía china a detener la producción de sus chips más avanzados a partir de septiembre. Lo ha adelantado Associated Press este fin de semana, citando a Richard Yu, presidente de la división para Consumidores de Huawei.

Hace más de un año la Casa Blanca incluyó a Huawei en una lista negra para impedir que empresas estadounidenses hiciesen negocios con ella. También vetó la presencia de su tecnología en las redes 5G del país.

Una de las consecuencias inmediatas fue que Google dejó de dar soporte y de proveer con sus servicios a los smartphones de Huawei. Por esta razón, sus nuevos teléfonos no cuentan con Google Play Store, la tienda de apps más popular de Android, entre otras funcionalidades.

Leer más: Las marcas chinas conquistan España: cómo Huawei, Xiaomi, realme y OPPO han conseguido colarse en el podio de móviles más vendidos de España

De hecho, algunos de los lanzamientos más recientes de la compañía tecnológica han sido en realidad relanzamientos: terminales compatibles todavía con Google como la familia P30. La razón no es otra que el veto solo se aplica a los nuevos desarrollos anunciados después de su entrada en vigor.

EEUU contra los chips de Huawei

En mayo de este año la Administración Trump fue un paso más allá: el Gobierno estadounidense anunciaba una licencia muy específica a las compañías estadounidenses que quisieran seguir vendiéndole su tecnología a Huawei.

En otras palabras: EEUU quería que los chips de la empresa china no contasen con tecnología norteamericana. Esto se interpretó como un ataque de flotación a HiSilicon, la división de Huawei que fabrica los chips Kirin para teléfonos, los Ascend para IA y los Kunpeng para servidores.

La interpretación que hizo Huawei de aquella decisión es que Trump temía que la compañía pudiese acabar con la "hegemonía tecnológica" de Estados Unidos. Así las cosas, un analista de Forrester Research advertía en junio que Huawei tendría un año y medio para encontrar una solución.

Una posible solución era, de hecho, rediseñar la arquitectura de los chips para que no contase con componentes estadounidenses o comenzar a comprar chips a terceros. El plazo de año y medio hasta dar con una respuesta lo calculaba el analista en base al inventario de componentes del que entonces disfrutaba Huawei.

Leer más: El Departamento de Defensa estadounidense acusa a Huawei y a otras 19 compañías asiáticas de tener vínculos con el ejército chino

Según Associated Press, los tiempos son mucho más estrechos. Lo ha admitido Richard Yu, presidente de la división para Consumidores de Huawei. "Es una gran pérdida para nosotros". Huawei dejará de fabricar sus chips Kirin —por ahora—, el próximo 15 de septiembre.

"Desafortunadamente, en esta segunda ronda de sanciones estadounidenses, nuestros proveedores de chips solo aceptaron pedidos hasta el 15 de mayo. La producción terminará el 15 de septiembre". "Este podría ser el último año de los chips de alto rendimiento Kirin".

Con estos mimbres, Yu también ha rebajado las previsiones de Huawei para sus ventas de smartphones. Cree que las cifras serán peores que las logradas en 2019, cuando la compañía logró distribuir 240 millones de terminales en todo el mundo.

Aun con esto, un reciente análisis de Canalys revelaba que Huawei había superado por primera vez a la coreana Samsung en número de smartphones distribuidos en todo el mundo. Uno de los motivos era precisamente la pandemia del coronavirus: en China, las fábricas pudieron reabrir mucho antes que en el resto del mundo.

Las sanciones de EEUU contra Huawei continúan. El secretario de Estado de EEUU anunciaba hace unas semanas que el país norteamericano restringiría los visados de empleados de la compañía.

El 5G, el último campo de batalla de Huawei

En el terreno del 5G y la tecnología de redes, Huawei ha visto cómo en las últimas semanas países como Francia o Reino Unido retiraban sus dispositivos de sus despliegues 5G. Trump ha insistido durante los últimos meses en los peligros que supone contar con tecnología de Huawei en las infraestructuras de redes.

Sin embargo, el Gobierno de Trump nunca ha acompañado estas advertencias de pruebas sólidas o convincentes.

A principios de año la Unión Europea dictaminaba que cada país miembro sería soberano para decidir si permitía el despliegue de tecnología Huawei en sus redes 5G, aunque sí recomendaba limitar los accesos a los aspectos más críticos y sensibles de dicha infraestructura.

El Ejecutivo británico de Boris Johnson concedió a Huawei la posibilidad de desplegar su tecnología en las redes de Reino Unido. Finalmente, este verano Reino Unido ha dado marcha atrás.

Leer más: Las 14 startups españolas a seguir de cerca para entender el crecimiento exponencial del sector de la ciberseguridad

Casualmente, Huawei dejará de producir sus chips para smartphone, los Kirin, el próximo 15 de septiembre. Esta fecha también vence el plazo que ha dado la Administración Trump para que ByteDance y Tencent cesen algunas de sus operaciones en el país norteamericano.

ByteDance es una de las startups más valoradas del mundo. De origen chino, es la compañía que está detrás de la popular red social TikTok. EEUU considera que detrás de TikTok puede haber intereses de la inteligencia china.

Ante esta tesitura, Microsoft se ha ofrecido a comprar las operaciones de TikTok para EEUU, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, aunque no descarta una compra a nivel global.

Las prohibiciones y sanciones contra Huawei y ByteDance también se dan contra Tencent, un gigante chino que es poco conocido a pesar de sus inversiones en fenómenos globales como los videojuegos Fortnite o League of Legends.

Y además