Ya no hace falta perder tu trabajo para no llegar a final de mes: la nueva crisis será de la 'clase media'

Crisis de la inflación en los hogares

REUTERS/Alkis Konstantinidis SEARCH "POVERTY GREECE" FOR THIS STORY. SEARCH "WIDER IMAGE" FOR ALL STORIES. TPX IMAGES OF THE DAY

  • En 2022 no hace falta que te despidan para no llegar a final de mes.
  • La subida de tipos de interés afecta más a las rentas medias que a las bajas, porque están más endeudadas.

Cuando en 1975, Supertramp sacó su álbum Crisis? what crisis? el mundo se sumergía en la mayor recesión desde el período de posguerra. En la portada del álbum, en cambio, se veía a un bañista tomando el sol, más bien poco preocupado del caos que reinaba a su alrededor. Un reflejo de que en todas las crisis hay más perdedores que ganadores, pero también hay quienes logran capear el temporal.  

Desde entonces, el mundo no se ha visto en una igual… Hasta ahora. La crisis de suministros, la recuperación pospandemia y la guerra en Ucrania han provocado un terremoto de precios, y la inflación sube desde hace meses a tasas no vistas desde, precisamente, la crisis del petróleo de los 80.

La diferencia respecto a crisis anteriores es que, en esta ocasión, la onda expansiva podría llegar a muchas más personas. 

Ya lo avisó recientemente la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz: "Esta crisis no va de personas vulnerables, va de rentas medias"

"La inflación afecta a todo el mundo, no se trata solo de abrazar las vulnerabilidades, porque también es un problema de clases medias", dijo en unas jornadas sobre la reforma laboral y el futuro del mercado de trabajo, dentro de las Jornadas de Información Macroeconómica de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Las familias vulnerables fueron las primeras en sufrir el impacto de la subida de precios. Según cálculos de Bank of America, la energía tiene un peso cuatro veces mayor para la renta de las clases bajas que para la parte alta.

8 jóvenes cuentan cómo afrontan la amenaza de un otoño en llamas y la crisis de precios: "Estoy sacrificando mis ahorros para llegar a fin de mes"

Básicamente, las rentas bajas comenzaron sufriendo más porque los primeros productos en encarecerse a toda velocidad eran bienes de primera necesidad, como los alimentos o la energía y, cuanto menor es la renta, mayor es el peso de estos productos en la cesta de la compra.

Pero, a medida que la inflación seguía descontrolada e inundando el carrito de la compra, y después de que el Banco Central Europeo haya anunciado varias subidas históricas de tipos de interés, las consecuencias de la crisis se han generalizado y agujerean más bolsillos. ¿Podemos hablar de crisis de la clase media? En Business Insider España hemos preguntado a los expertos.

En primer lugar, conviene matizar que, en el mundo macroeconómico, "hay dificultades para definir cuáles son los umbrales que definen renta baja, media o alta", explica Jesús Ruiz-Huerta, director del laboratorio de Fundación Alternativas. En 2021, la renta neta media anual por persona era de 12.269 euros netos, según el INE.

"Es cierto que esta crisis afecta de forma más generalizada, porque la subida de precios afectan a todo el mundo", confirma María Jesús Fernández, economista sénior de Funcas.

"Cada crisis económica tiene sus particularidades", matiza Pedro Aznar, profesor del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de Esade. 

En cuanto a las de la que vivimos ahora mismo, Aznar destaca que "la actual crisis combina una fuerte inflación, con valores que no se veían en 40 años, con una contracción de la actividad económica, fruto del miedo a la situación geopolítica y a las políticas de subidas de tipos de interés que enfrían la economía". 

¿Habrá crisis en 2023? ¿Cuánto durará la recesión económica?

No hace falta que te despidan para no llegar a final de mes

Trabajadores de mantenimiento.

Hace más de una década, el estallido de la crisis financiera se tradujo en 800.000 personas perdiendo su empleo en 2009. En 2022, no hace falta que te despidan para no llegar a final de mes.

"En anteriores crisis, quienes perdían su empleo eran rentas más bajas, significaba entrar en una situación de riesgo de exclusión social", comenta Fernández.

En abril de 2020, con la crisis del COVID-19, llegó a haber más de 3 millones de trabajadores en ERTE en España. Hoy, 2 años después, no sólo se ha recuperado el empleo perdido por la crisis, sino que hay 750.000 trabajadores más que antes de la pandemia.

Lamentablemente, en 2022 mantener el empleo no es garantía para llegar a final de mes. "Ahora, aunque no pierdas el empleo, te ves afectado, porque suben los precios y pierdes poder adquisitivo, independientemente de tu renta", añade Fernández.

La profecía 'maldita' de los 20 millones de empleos: en España hay más personas trabajando, pero somos más pobres que antes

La elevada temporalidad y parcialidad de los contratos de trabajo, sumadas a los bajos salarios, redundan en una situación de precariedad en el mercado de trabajo. En 2022 hay más de medio millón de trabajadores que combinan más de un empleo, la cifra más alta desde 2008.

Además, como en este caso no se trata de una crisis sectorial, la pérdida de poder adquisitivo es generalizada, independientemente del sector en el que se trabaje:

 "En 2008, el fuerte parón del mercado inmobiliario y la construcción destruyó mucho empleo, pero en un sector muy concreto, por lo que las medidas de austeridad afectaron más a familias más dependientes de ayudas públicas que a rentas medias", aclara Aznar.

La inflación, el ingrediente básico

"En la crisis actual, hay un ingrediente básico, que es la inflación", diagnostica Ruiz-Huerta.

Es la principal diferencia respecto a períodos previos de dificultades. "La inflación lo que pone de manifiesto es esa pérdida de poder adquisitivo de los distintos sectores de la población", añade Ruiz-Huerta: "A pesar de que los resultados del mercado de trabajo no son malos, hay una pérdida de capacidad adquisitiva".

Según datos de KPMG, el mordisco de la inflación podría llevarse hasta 3.000 euros de los hogares españoles este año.

"Las rentas mas bajas, en la medida que consumen productos de primera necesidad, experimentan una pérdida de poder de compra", matiza Ruiz-Huerta. "La incidencia es mayor cuanto menor es la renta, porque el peso de estos productos es mayor". 

Sin embargo, a medida que estas subidas se han ido extendiendo por la cesta, pero los salarios no han subido al mismo ritmo, las consecuencias de la inflación han alcanzado a más hogares. Este año, los salarios caerán en España el doble que en el conjunto de países de la OCDE, donde la contracción se sitúa, de media, alrededor del 2%.

"Los aumentos del precio de la energía y la fuerte inflación de la cesta básica afectan más a las familias más necesitadas, pero también a las clases medias, que sin duda han visto de forma rápida y en un valor importante como disminuía su capacidad adquisitiva. En este sentido, es una crisis más general", destaca Aznar. 

Un año de inflación imparable: cronología de cómo se ha gestado la mayor escalada de precios de los últimos 40 años

La subida de tipos golpea más a las rentas medias

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

Las subidas históricas de tipos de interés anunciadas por el Banco Central Europeo en julio, septiembre y también en octubre, han disparado el precio del dinero y encarecido los préstamos hipotecarios, al consumo y para empresas. 

Esto afecta más a rentas bajas medias, explica María Jesús Fernández: "El porcentaje de hogares endeudados es mayor entre rentas medias que bajas. Esto afecta más a las clases medias que a las bajas".

Según datos del Banco de España, el número de familias en situación financiera crítica se está multiplicando, y ya asciende a 350.000 hogares, 4 puntos porcentuales más que hace un año. 

El organismo considera que éstos sufren una carga financiera neta elevada cuando destinan más del 40% de sus ingresos a la devolución de préstamos. Este efecto, explica el Banco de España, "sería más intenso en los hogares endeudados situados entre los percentiles 20 y 40 de la distribución de rentas". Es decir, entre rentas medias y bajas.

Así te afecta la última subida de tipos que dispara el precio del dinero: hipotecas y créditos más caros, beneficios para ahorradores y el riesgo de la renta variable

"Las revisiones de los tipos de interés suponen una pérdida adicional en la capacidad de compra de las familias, que se ven obligadas a destinar una parte importante y creciente de su renta al pago de interés", aclara Aznar. 

De acuerdo con el INE, en agosto de 2022 había en España 36.721 hipotecas, a lo que se suma el fuerte aumento de tipo de interés,  pues una parte importante de las mismas, un 31%, son a tipo variable, por lo que se verán afectadas por las subidas.

Otros artículos interesantes:

De la pandemia a la guerra: cronología de cómo se ha gestado la gran ola de malestar social

¿Cómo ha cambiado la inflación nuestra dieta? Menos pescado y más vino

De vivir acostumbrados a una inflación por los suelos a que los precios cambien constantemente en el supermercado: esta es la nueva normalidad hasta nuevo aviso

Te recomendamos