Llevo un mes probando la mejor app para empezar a ahorrar: esta es la única razón por la que recomiendo Goin

Goin Kamila

BI España

  • Separar un 20% de mi sueldo para ahorrar me supone un gran esfuerzo psicológico. Me puse a buscar trucos para engañar a mi cerebro y ahorrar más dinero cada mes.
  • Así fue como encontré a Goin, una app con más de 3 soluciones para separar dinero sin darte cuenta y conseguir los objetivos financieros que desees.

Los mejores trucos para ahorrar no se descubren hasta que se ponen en práctica. El preahorro, el ahorro programado, la regla 50, 30, 20… Ahora bien, descubrir y ejecutar estos tips para ahorrar dinero requiere mucho tiempo y esfuerzo si no sabes por dónde empezar.

Para ahorrar tus primeros euros, los asesores financieros con los que he hablado en Business Insider España dicen que hay que crear un hábito, un objetivo y una planificación. Pero para eso también necesitas más horas en el día —y el tiempo es lo único que no vas a poder hacer crecer como el dinero—. 

A todo este proceso se suma que, para construir unas finanzas personales sanas, vas a tener que hackear tu cerebro. Y ahí es donde yo encuentro con mi mayor reto.  

La carga mental que supone privarme de algo para mi yo del futuro es todavía demasiado pesada. Lo de separar un 20% de mis ingresos de forma automática para una gran inversión o la jubilación es algo que aún no contemplo. Con todo, quiera o no, tengo que hacer ese esfuerzo para reforzar mi colchón de emergencia para imprevistos futuros. O para, simplemente, vivir tranquila en el presente.

Así que, jugando con la psicología detrás del dinero, di con la mejor app que puedes usar para empezar a ahorrar desde cero: Goin

Funciones de la app para ahorrar Goin.

Según su CEO, David Riudor, Goin es una aplicación gratuita que te ayuda a conseguir objetivos financieros. La plataforma aglutina los 3 mejores métodos de ahorro: retención, ahorro periódico y redondeo. También te da la posibilidad de beneficiarte de cashback en algunas de las marcas más conocidas; sacar rentabilidad a tus ahorros; y empezar a invertir (incluso en criptomonedas).

Pero para ti y para mí va a ser una app con la que empezar a ahorrar desde cero. Así que, al grano: así fue como empecé a guardar dinero con Goin sin darme cuenta. 

Cuando descargué Goin no sabía por dónde empezar. Eché en falta un tutorial —y el código de descuento de un amigo—.

Pantallas de inicio de la aplicación de Goin. Creas tu usuario a partir de tu número de teléfono. Ahorras tu primer euro al conectar tu cuenta del banco. Y luego puedes ir activando los diferentes métodos según tus objetivos financieros.

Siempre que te descargas una aplicación esperas que venga con un manual de instrucciones. Goin no lo tiene, al menos no cuando yo me la descargué. En la pantalla de inicio te invitará a que ahorres tu primer euro conectando tu cuenta corriente a la aplicación. 

A los desconfiados (como yo) esto les puede echar un poco para atrás. 

 

Aun así, es muy intuitiva y puedes ir explorando cada una de sus diferentes funciones: redondeo, retención, ahorro periódico y despierta y ahorra (una función de hábito por la que te debes dinero si no te levantas todos los días a la misma hora). 

Dentro de estas opciones, sí que encontrarás unas tarjetas —muy similares en apariencia a las historias de Instagram— que te explicarán para qué sirve cada una de ellas. 

Lo primero que hice en Goin fue crear un objetivo financiero temporal. Configuré pagos automáticos a la semana y la app iba separando el dinero en un monedero individual llamado 'Viaje'.

Cómo hacer un objetivo de ahorro en Goin.

Para empezar a probar la función de Objetivo de Goin, configuré un objetivo para las vacaciones de 2023. Le dije a la app que necesitaba 500 euros el 1 de julio del año que viene. Me recomendó ahorrar 1,99 euros al día, 14,98 euros a la semana o 62,50 euros al mes. Según el tiempo que yo eligiese, llegaba antes o después a mi meta. 

Tras darle los permisos correspondientes, automáticamente hizo la primera transferencia de mi cuenta corriente al monedero con el nombre del objetivo en cuestión: Viaje

Puedes configurar diferentes objetivos. Pero si no están en tu presupuesto personal, no te lo recomiendo.

móvil Goin

Cuando ya has puesto en marcha el ahorro automático para un objetivo en concreto, también puedes detenerlo y transferir dinero entre tus metas y tu monedero virtual. Eso fue exactamente lo que yo terminé haciendo. Porque, si ya tienes un hábito de ahorro establecido, sumar un extra de 50 euros es una cantidad de dinero demasiado elevada para alguien a quien le cuesta llegar a fin de mes.  

Si no tienes un hábito de ahorro, estos importes van a ser inasumibles para ti. Terminarás cancelando todos los retos y abandonando tu intención de ahorrar de forma automática. Por lo que, si tus objetivos financieros no están contemplados en tu presupuesto personal, no te lo recomiendo.

Finalmente, cancelé el método de ahorro periódico y me casé con la mejor función de Goin hasta la fecha: el redondeo.

Cómo ahorrar con el método del redondeo en Goin.

Con el método del redondeo, la app aplica un redondeo a tus pagos con la tarjeta yacumula ese dinero dentro de un monedero virtual

Lo configuré en la versión redondeo x1, que significa que por cada pago, la aplicación hará un cargo en mi cuenta de la diferencia respecto a un euro. Es decir, si pago 1,80 euros, guardaré 0,20 céntimos. Y si me gasto un número redondo, me quitará un euro entero del dinero disponible en mi cuenta corriente. 

Ya había oído hablar de este método de ahorro —algunos bancos lo tienen disponibles dentro de su propia aplicación— pero en Goin está separado de la cuenta que uso a diario y siento que tiene un mayor impacto en cada uno de mis gastos. Eso sí, cuando pagas un euro por un producto y termina costándote el doble, igual no te hace tanta gracia. 

Sin duda creo que esta es la mejor función de Goin si sueles realizar muchos pagos con tarjeta a la semana. Y es realmente el único motivo por el que recomendaría la app a un amigo que no ha conseguido ahorrar en su vida. 

Por ambiciosa, actualicé la configuración del redondeo y multipliqué por dos mi ahorro. El gasto dejó de pasar desapercibido.

De izquierda a derecha: la pantalla de inicio de Goin muestra el balance total de tu ahorro en la app y los últimos movimientos; la pantalla de Monedero, donde se refleja el total de los movimientos de redondeo; y la pantalla de transacciones de redonde.

Como en el viaje gasté más de lo que consumo en una semana normal, aceleré al función de redondeo para seguir ahorrando lo mismo con menos pagos

Error. Mi cerebro no es tan tonto como para no darse cuenta de que duplicaba los gastos por ahorrar más dinero a la semana. Ver que por una compra de 1,50 euros ahorraba 1,50 euros me parecía excesivo. Así que volví a la función x1 de redondeo. 

Ahorro menos de lo que podría a la semana, pero no me doy cuenta de que estoy guardado dinero igualmente. Y ahí es donde está el valor añadido de esta app para mí.  

Casi caigo en la tentación de la función 'cashback'. Goin puede resultar un problema para los compradores compulsivos.

Función de cashback con Goin.

Esta función de Goin no se diferencia mucho de las tarjetas de fidelización o las apps de descuentos. El objetivo de esta opción es devolverte un porcentaje de tu compra, que te salga más barato comprar en determinadas marcas. Y es genial, pero sólo si realmente lo necesitas. 

Al final, te está incitando a gastar dinero y tú lo que quieres es ahorrar lo máximo posible.

Cuando estuve cerca de caer en esta tentación estaba en el aeropuerto. En ese momento estaba dispuesta a comprar en Starbucks un café por más de 5 euros por un 9% de reembolso. En la cafetería más barata me salía a 2,30 euros. Calcula. Me iba a ahorrar 0,45 céntimos con la función de cashback. Mientras que comprándome un café de marca blanca me ahorraba 2,70 euros.

A diferencia de los retos, esta función se activa de forma automática para la mayoría de las marcas. Goin identifica un cargo de la empresa en tu cuenta corriente y te reembolsa el porcentaje correspondiente. En otras empresas funciona comprando en la web a través de la app de Goin. 

Mi recomendación es que, cuando te instales la app, revises qué marcas realmente te interesan y cómo puedes aprovechar mejor esta función. Pero no le prestaría demasiada atención en mi día a día o terminaría cayendo en gastos hormiga o aberraciones por las que tiro el dinero

Después de encontrar la fórmula ideal para 'hackear' mi cerebro y ahorrar más dinero cada mes, puse en marcha la gestión más importante: la de recuperar el dinero que metes en Goin.

Sacar dinero de la app de Goin.

Todo esto está muy bien, pero lo que definitivamente iba a hacer que me quedase en la app y no me fuese a automatizar mis pagos en mi cuenta del banco, era el proceso de recuperación de mi dinero

Sí, llevo ahorrados 50 euros, pero ¿cómo los paso a mi cuenta corriente de nuevo? Lo primero que tienes que hacer es identificarte. Lo segundo, realizar tal transferencia de tu monedero o tu objetivo a tu banco. Y esperar entre 24 y 72 horas hábiles (como puedes ver en las imágenes anteriores).

La app te da la opción de seleccionar un ingreso instantáneo, pero sólo te sale gratis la primera vez. 

El truco de las 72 horas: la solución para ahorrar y no gastarte el dinero en cosas que no necesitas  

No me considero una persona muy paciente con lo que al dinero respecta. Me pone nerviosa no tener el control y esperar a que mágicamente vuelva a aparecer en mi cuenta. Pero con Goin fue todo rodado. No obstante, me gustaría hacer un apunte especial. Este tipo de movimientos no sólo dependen de la app. Tu banco es también protagonista en la transacción y puede retrasar el proceso. 

Antes de que te descargues la app: estos son los 5 mejores consejos que te puedo dar si vas a usar Goin por primera vez.

Ahorro redondeo.

1. Desactiva las notificaciones. Está muy bien saber si has ahorrado 0,60 céntimos o 4 euros en un día. Pero no te interesa estar pendiente de sorteos, ofertas o nuevos retos en la app

2. Comprométete con tu objetivo. Este objetivo puede coincidir con el que la app te ofrece en exclusiva (separar dinero para comprarte algo en concreto) o puede ser simplemente ahorrar en cada pago con tu tarjeta con la función redondeo o separar un porcentaje de tus ingresos.

3. No mires compulsivamente tus ahorros. Hoy vas a ver que llevas acumulados 40 euros. Mañana 41,20 por comprarte un café. ¿Vas a sentir que estás ahorrando? No. Tu cerebro va a quedarse con que sigues en los 40 y empezarás a cuestionarte si está mereciendo la pena. Dale una oportunidad. Activa tus funciones favoritas y, al mes, valora si realmente te ha hecho separar dinero sin darte cuenta.

4. Establece objetivos realistas y ajústalos todas las veces que sean necesarias. Puede que el día que te descargues la app estés muy motivado y dispuesto a ahorrar 50 euros a la semana para comprarte el último iPhone. No todos los días te vas a levantar tan optimista. Para cumplir con tus objetivos es muy importante que te comprometas, pero que no pongas en riesgo tus finanzas.

5. No seas ambicioso. Si empiezas a ahorrar por primera vez y te creas varios objetivos (comprarte un coche barato, un iPhone en un plazo o dar la entrada de una casa), el camino va a ser mucho más pedregoso que si estableces prioridades y vas alcanzando un objetivo tras de otro. 

¿Te interesan las finanzas personales? En Business Insider España queremos conocer tu opinión y contar tu historia personal. Puedes ponerte en contacto con nuestra periodista Kamila Barca a través del correo electrónico seguro (kamila.barca(at)protonmail.com).

Otros artículos interesantes:

8 jóvenes cuentan cómo afrontan la amenaza de un otoño en llamas y la crisis de precios: "Estoy sacrificando mis ahorros para llegar a fin de mes"

Cuánto dinero deberías tener en el banco para evitar el riesgo de perder tus ahorros

12 trucos de ahorro para protegerte de la inflación

Te recomendamos