4 millones de parados, ERTE hasta final de año y jóvenes convertidos en desempleados de larga duración: qué puede pasar con el paro después del verano

Trabajadores de un bar de la Plaza Mayor de Madrid miden la distancia entre mesas al reabrir tras el coronavirus
Reuters
  • El coronavirus ha provocado que la tasa de paro se dispare al 15,3% y que se destruyan más de un millón de empleos en el segundo trimestre, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA).
  • Mientras, los datos de paro de julio muestran que el empleo se ha recuperado al inicio de la temporada turística, con el paro registrado apuntándose su mayor caída en ese mes en 23 años y con la afiliación aumentando en 161.000 cotizantes.
  • Tradicionalmente, en septiembre suele destruirse la mayor parte del empleo creado en verano por el fin de empleos temporales vinculados a la temporada vacacional, lo que podría agravar aún más el aumento del paro de cara a final de año.
  • El empeoramiento de la confianza en los últimos meses debido a los rebrotes podría agravar aún más el desempleo después de verano, según un experto consultado por Business Insider España.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Cuánto paro va a generar el coronavirus?

Desde el inicio de la pandemia, los expertos han intentado dar respuesta a esta pregunta que, debido a lo impredecible de la situación sanitaria y de sus repercusiones en la actividad empresarial y el rendimiento de la economía, resulta casi imposible responder a ciencia cierta.

La última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente a los meses de mayor incidencia de las medidas de contención de la pandemia, mostraba que la tasa de paro se había disparado al 15,3% debido a la destrucción de más de un millón de empleos en el segundo trimestre, aunque sin tener en cuenta a los trabajadores que seguían en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante esos meses.

Leer más: Jóvenes, temporales y con poca formación: así son los desempleados que está generando el coronavirus

La siguiente referencia oficial disponible sobre el mercado laboral son los datos de paro de julio, que reflejaron que el empleo se había recuperado moderadamente al inicio de la temporada turística, con el paro registrado apuntándose su mayor caída en ese mes en 23 años y con la afiliación aumentando en 161.000 cotizantes.

Parte del empleo creado en verano desaparecerá en septiembre

Sin embargo, en años anteriores, muchos de esos puestos de trabajo creados durante el verano han tendido a destruirse en septiembre por el fin de empleos temporales vinculados a la temporada vacacional, lo que podría en duda la tímida recuperación del empleo en julio y agravar aún más el aumento del paro de cara a final de año.

José Canseco, profesor de Recursos Humanos de EAE Business School, asegura a Business Insider España que lo lógico es que se vuelva a destruir empleo en septiembre "porque los empleos que se contratan en esta época son empleos de refuerzo", especialmente en hostelería y turismo, aunque apunta a que este año no se han producido muchas contrataciones de este tipo.

Canseco señala además que parte del empleo que se ha recuperado "ha sido rescatado del ERTE o, en algunos casos muy particulares, como pueden ser las autoescuelas, sí que ha habido empleos de desempleo, dado que nunca habían abierto en agosto y ahora están abiertos". En estos casos, prevé que esos puestos de trabajo no desaparezcan, dado que "necesitan estar abiertos porque si no es posible que pierdan todo el año".

Leer más: Consultoría, textil, alimentación o logística: estos son los 10 sectores que crearán más empleo tras el coronavirus y los que afrontan más despidos

Además, el experto señala que "también ha coincidido con que en julio se han acabado determinadas incentivos para no despidos, y por tanto, hay gente que ha empezado a trabajar" tras haber pasado el confinamiento sin poder hacerlo "y en julio y agosto han empezado a trabajar porque les tocaba, porque la actividad no permitía estirar más esa situación".

Sobre la evolución del paro después del verano, José Canseco aclara que "agosto no es buen momento para decir qué va a pasar en septiembre, porque hay muchas variables que se están barajando estas últimas 2 o 3 semanas". Entre ellas, destaca que "la crisis sanitaria y de confianza está creciendo muchísimo, ha mejorado y ahora está volviendo a empeorar", destacando que ya no hay confianza en una recuperación a finales de 2020.

Un cierre de año con 4 millones de parados y sin recuperación plena 

El profesor asegura que la opinión mayoritaria pasa ahora por retrasar el repunte de la economía a 2021, incluso a finales de ese año debido a que "las informaciones sobre una vacuna a lo largo del año que viene apuntando a cerca del verano", lo que aplazaría la recuperación y, en su opinión, "va a hacer que los países europeos o en concreto España, sufran muchísimo".

José Canseco considera que el volumen de ocupados que reflejó la última EPA, con 18,6 millones de afiliados a la Seguridad Social, "bajará bastante por lo que está ocurriendo en verano", señalando el cierre de negocios de hostelería y de hoteles dedicados al turismo y el hecho de que "gran parte de los autónomos, en un país que somos un 98% de pymes o micropymes, están sufriendo bastante y algunos están tirando con ayudas".

El experto augura que "vamos a superar holgadamente los 4 millones de desempleados a final de año, entre el cuarto trimestre y el primero de 2021, es decir, volvemos a datos de 2012". No obstante, aclara que "muchos pensamos que cuando esto se recupere, será rápida y profundamente", señalando que la UE ha augurado que "es posible que durante los 2 o 3 años después de la recuperación, España tenga unas tasas de crecimiento increíbles".

Pese al optimismo de Bruselas, Canseco critica que "faltan políticas realmente activas de empleo, muy concretas para cada colectivo, y eso no lo están haciendo en muchos países, entre ellos España, lo que hace que la situación se agrave más". Entre esas políticas, echa en falta planes específicos para el turismo, los autónomos y otros grupos minoritarios de empleo, "no solo en cuanto a ayudas para sostener la situación de no actividad, sino para afrontar unas circunstancias y desarrollar un trabajo de otra forma".

Otro frente abierto, según el experto, es el de los jóvenes, destacando que "había en torno a 300.000 que entraban en el mercado laboral en junio o julio, como todos los años, y que no van a poder tener una colocación, no sé si estamos perdiendo una generación, pero sí es cierto que se van a convertir en parados a largo plazo, que van a estar más de un año sin poder trabajar".

La prórroga de los ERTE y un posible nuevo confinamiento

En cuanto a la posible extensión de los ERTE más allá de septiembre, José Canseco considera que lo "más probable" que "las políticas y las medidas que hay de desincentivación del no desempleo se mantengan hasta final de año", después de haber hablado con varios políticos durante el verano. "Es casi unánime en muchos de ellos aunque luego no sé lo que se hará porque hay cuestiones políticas", afirma.

Sin embargo, el profesor de Recursos Humanos destaca que "hay muchos empresarios que han decidido no abrir", señalando el caso de Baleares, donde "muchos han decidido no abrir porque el nivel de ocupación iba a ser mínimo y no les compensaba rescatar a la gente de los fijos discontinuos, que es una figura que se usa mucho en Baleares, y no les merecía la pena por el volumen de actividad que iban a tener".

Canseco advierte de que si la baja actividad se mantiene, existe el riesgo de que se pierda todo el año y se produzcan despidos. "Creo que va a haber un porcentaje de empresarios que van a tomar este tipo de iniciativas", aunque apunta a que dependerá de cada sector, como en el caso de los hoteles de grandes ciudades, que suelen tener poca actividad en los meses en los que se produjo el confinamiento y que dependerán de cómo se reinicie la actividad después de verano.

Respecto a la posibilidad de un nuevo confinamiento, el experto apunta a que su impacto dependerá de lo estrictas que sean las medidas que se apliquen. "Si el confinamiento es como el que hemos pasado, es catastrófico", asegura, apostando por realizar confinamientos selectivos en zonas concretas que sufran rebrotes para evitar paralizar toda la economía del país, pese a que reconoce que tendría un encaje legal "complicado".

"Creo que lo que se está planificando van por aquí", afirma José Canseco, "y me atrevo a decir que ya se ha decidido, pero que nos lo comunicará el Gobierno en la primera semana de septiembre". En caso de que finalmente se confirme esta posibilidad, sería aún más difícil predecir el impacto laboral del coronavirus, dado que dependería de a qué zonas afectan estos nuevos confinamientos, como sucedió durante la desescalada.

LEER TAMBIÉN: 6 sorprendentes desventajas de ser extremadamente inteligente

LEER TAMBIÉN: Una buena noticia sobre el coronavirus: los científicos detectan signos de inmunidad al COVID-19 a largo plazo incluso después de padecer infecciones leves

LEER TAMBIÉN: 9 cursos de informática online gratuitos hasta final de año con los que puedes obtener certificados para añadir a LinkedIn

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Paro
  2. Empresa
  3. Coronavirus
  4. España
  5. Macroeconomía
  6. Trending
  7. Top