Vacunas versus fármacos: las ventas de los medicamentos contra el coronavirus casi superan los 2.000 millones de euros en 3 meses

Laboratorio de pruebas del COVID-19.

REUTERS/Soe Zeya

Las ventas de los fármacos para tratar la enfermedad que el nuevo coronavirus provoca ya alcanzan los 2.000 millones de dólares o 1.900 millones de euros al cambio actual.

En su primer trimestre en el mercado, Pfizer ha facturado 1.470 millones (en dólares en adelante) sólo por Paxlovid, el antiviral que reduce un 89% del riesgo de hospitalización o muerte en personas de riesgo

Y AstraZeneca, que cada vez resta más protagonismo a su vacuna de adenovirus, 469 millones por Evusheld, un cóctel de anticuerpos que evita un 77% de los casos un COVID sintomático.

Estas cifras suponen un 30% y un 170% de lo que las fabricantes de medicamentos ingresaron por sus inyecciones contra el SARS-CoV-2 en el mismo trimestre de 2021, el primero del año de oro de las vacunas en el mercado.

Para entonces, las ventas reportadas de Pfizer por su candidata comercializada como Comirnaty fueron de 4.894 millones de dólares y las de AstraZeneca de 275. No obstante, esta última se vendía a precio de coste en todo el mundo, a diferencia de las inyecciones de ARN mensajero —la tecnología que promete combatir la gripe, el cáncer y la malaria—. 

Un año después, las cifras de las inyecciones se sitúan en los 13.227 millones en el caso de Pfizer y en los 1.089 millones en dólares para AstraZeneca. 

Pese al significativo incremento anual, su peso actual en las cuentas trimestrales y las predicciones de las farmacéuticas para 2022 sugieren que las vacunas dejarán de ser un seguro para los fabricantes si la situación del coronavirus se mantiene estable, sobre todo en los países de más altos ingresos, que son los que están más vacunados.

Las vacunas de ARN mensajero de Pfizer y Moderna se consolidan en el mercado de las inyecciones contra el COVID-19

Pfizer.

Las vacunas apuntalaron los beneficios de todas y cada una de las farmacéuticas detrás de las inyecciones para el COVID-19 en 2021, que se repartieron un monto de 60.822 millones de dólares (53.695 millones de euros) en su primer año en el mercado.

Para AstraZeneca y Johnson & Johnson, las candidatas supusieron un 10% y un 2,5% de lo facturado en el pasado año fiscal. Pero, para Pfizer y Moderna las cifras representaron el 45% y el 95% del total.

En 2022 no parece que estas vayan a correr la misma suerte. 

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

El mercado de las vacunas, que se ha ido moviendo al son del SARS-CoV-2, está ahora mismo estancado en las estrategias de refuerzo con las terceras y cuartas dosis (sólo para grupos de riesgo) de las candidatas autorizadas y un nuevo actor: Novavax

Las últimas versiones de ómicron parecen más leves que las anteriores y los expertos creen que el cuerpo es capaz de responder con éxito a una infección gracias a las vacunas y la respuesta natural. 

También queda completar la inmunización de los países más necesitados, donde sólo un 15,8% de la población ha recibido al menos una dosis. Pero la mayoría de estos acuerdos se harán a través de plataformas como COVAX, un fondo de acceso global para vacunas fruto de una alianza de actores públicos y privados para garantizar el acceso equitativo de las inyecciones.

La inmunidad híbrida es la mejor protección contra el COVID-19 ahora mismo: un único gráfico compara la efectividad de las vacunas y la infección previa contra el coronavirus

Esto ha dado lugar a que haya en el mercado un significativo excedente de vacunas. Y, como consecuencia, las farmacéuticas que no han conseguido ser tan competitivas como las de ARN mensajero ni siquiera contemplan hacer predicciones para sus candidatas en sus cuentas de 2022.

"Dado el exceso de oferta mundial y la incertidumbre de la demanda, la compañía [Johnson & Johnson] suspende las previsiones de ventas de la vacuna del COVID-19", declara Joaquin Duato, CEO de J&J, la farmacéutica detrás de la única vacuna monodosis en el mercado.

La empresa ha reportado ingresos por valor de 23.426 millones de dólares, frente a los 22.321 millones de dólares del año pasado. Pero sólo un 1,95% corresponden a su inyección: 457 millones de dólares. 

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

AstraZeneca coincide con la visión de la multinacional estadounidense, sobre todo en lo que al excedente en el mercado respecta. De momento, prevé que las ventas de su vacuna comercializada como Vaxzevria caigan —a pesar de que en algunos países ya se vende a precio de coste—.

Este trimestre, los ingresos por las inyecciones han sido de 1.089 millones de euros, frente a los 275 del año pasado. Y han supuesto un 10% del total de lo facturado en los 3 primeros meses del año. 

Incluso Pfizer, que debe a la vacuna 5 de cada 10 euros facturados en el primer trimestre de 2022 prevé que los ingresos de Comirnaty se sitúen un 11% por debajo de los que obtuvo en 2021: 32.000 frente a los 36.700 millones de dólares del año pasado.

Mientras que Moderna, que sigue dependiendo de su vacuna contra el COVID-19, mejora sus previsiones: de 17.600 millones que facturó en 2021 a 21.000 millones de dólares para 2022

A diferencia del resto de competidoras, la biotecnológica espera que la dinámica del mercado dé como resultado ventas ligeramente mayores en la segunda mitad de 2022. Solo en el primer trimestre del año, la compañía liderada por Stéphane Bancel ha facturado un 221% más que en su primeros 3 meses rentable de la historia en 2021: 6.100 millones de dólares frente a los 1.900 millones de hace un año. 

Las cifras del antiviral y del cóctel de anticuerpos prometen beneficios históricos para Pfizer y AstraZeneca

A cierre de 2022, Pfizer cree que las ventas de Paxlovid alcanzarán los 22.000 millones de dólares, sólo según los contratos firmados y comprometidos hasta abril. 

Esto significará que, a cierre de 2022, Pfizer facturará por su antiviral un 69% de lo que ingresará por la vacuna. De facto, confían en que compensen el impacto negativo del tipo de cambio. 

AstraZeneca, por su parte, ha optado por no hacer predicciones para ninguna de sus soluciones contra el COVID-19. Pero, mientras espera que se reduzcan las ventas de Vaxzevria, asegura que las cifras serán compensadas con las de Evushled. 

De momento, ha facturado más por el cóctel de anticuerpos en un único trimestre que en el primero de su vacuna en el mercado.

2021 fue el año de oro de las farmacéuticas detrás de las vacunas del COVID-19: las ventas superaron los 53.000 millones de euros

Moderna, que empieza a sentir la presión del mercado, ha anunciado ya 3 posibles lanzamientos para 2024-2025. La fecha coincide con las advertencias de los analistas que señalaban que los inversores estarían esperando la próxima gran novedad.

"A partir del otoño de 2022, nuestra sólida cartera de Fase 3 podría dar lugar a 3 lanzamientos comerciales de productos respiratorios en los próximos 2 o 3 años", compromete la biotecnológica en su último informe de resultados publicado ayer. 

Uno de estos fármacos podría ser el refuerzo bivalente contra el COVID-19, orientado a ómicron y la gripe estacional. De tener éxito, la inyección daría un giro de 180 grados al mercado de las vacunas en todo el mundo, porque traería por primera vez una solución a los brotes estacionales de SARS-CoV-2 que se esperan cuando el virus se vuelva endémico y coincida con las temporadas de gripe. 

Otros artículos interesantes:

Las farmacéuticas no tienen ninguna vacuna para las futuras variantes y eso debería aterrorizarnos

El año de oro de las farmacéuticas detrás de las vacunas del COVID-19: las ventas superan los 53.000 millones de euros

La inmunidad híbrida es la mejor protección contra el COVID-19 ahora mismo: un único gráfico compara la efectividad de las vacunas y la infección previa contra el coronavirus

Te recomendamos