La prevención de coágulos de sangre empieza a ser vital en el cuidado de pacientes con COVID-19, tanto en el hospital como para los que han sido dados de alta

La prevención de coágulos de sangre se está convirtiendo en una parte crucial del cuidado de los pacientes de COVID-19.
Crystal Cox/Business Insider

Crystal Cox/Business Insider

  • Mientras la pandemia de COVID-19 afecta ya a más de 3,8 millones de personas, los médicos siguen estudiando algunas de las complicaciones más perjudiciales asociadas con la enfermedad del coronavirus.
  • Una de ellas, el tratamiento de los coágulos de sangre en los pacientes con COVID-19 que se ha convertido en uno de los más esenciales a la hora de tratar a pacientes infectados con el SARS-CoV-2.
  • En algunos hospitales, los médicos están proporcionando anticoagulantes a los pacientes con coronavirus y otros los añaden a la receta una vez dados de alta.
  • "No cabe duda de que los médicos realmente tienen en su punto de mira los coágulos de sangre en los afectados", reconoce el doctor Mark Crowther, tesorero de la Sociedad Americana de Hematología, a Business Insider.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A medida que la pandemia de coronavirus se ha ido extendiendo por todo el mundo, infectando a millones de personas y causando la muerte a más de 200.000, los médicos se han visto obligados a buscar urgentemente un tratamiento sin una vacuna o medicamentos que lo curen.

Y todavía no están siquiera seguros de cuál es la mejor manera de hacer llegar el oxígeno a los pulmones dañados de los pacientes más gravemente enfermos, por ejemplo. Ni es seguro que no queden restos de cepas del coronavirus en ellos.

Por ello, el enfoque del Centro Médico Maimonides en Brooklyn, Nueva York —uno de los estados más afectados de Estados Unidos— para atender a los pacientes con la enfermedad, ha evolucionado desde el uso de respiradores hasta el tratamiento de coágulos de sangre, según relata a Business Insider el doctor Patrick Borgen, jefe de cirugía del hospital.

Leer más: El coronavirus provoca coágulos sanguíneos que pueden persistir aunque la infección desaparezca

La aparición de coágulos sanguíneos como una complicación grave relacionada con COVID-19 ha cambiado la forma en que el hospital trata a todos los pacientes con COVID-19 desde el momento en que son hospitalizados, reconoce Borgen.

De hecho, hace aproximadamente un mes, la complicación ni siquiera estaba en el radar de posibles consecuencias para los profesionales del hospital.

"Empezamos a entender que la coagulación de la sangre era parte de la historia del COVID-19", sostiene Borgen.

El doctor Patrick Borgen, jefe de cirugía del Centro Médico Maimónides, en Brooklyn, Nueva York.El doctor Patrick Borgen, jefe de cirugía del Centro Médico Maimónides, en Brooklyn, Nueva York.
El doctor Patrick Borgen, jefe de cirugía del Centro Médico Maimónides, en Brooklyn, Nueva York.
Lorraine Carita for Maimonides

Lorraine Carita for Maimonides

Los coágulos pueden causar estragos en el cuerpo, viajando y bloqueando las venas, provocando derrames cerebrales, ataques cardíacos, problemas de riñón, problemas pulmonares y más. Son comunes en los pacientes hospitalizados, pero sobre todo en los pacientes con COVID-19 que están gravemente enfermos.

Para hacerle frente, Borgen dice que el hospital ahora vigila más de cerca los casos, y emplea tratamientos anticoagulantes para evitar que la sangre de los pacientes se coagule durante su estancia en el hospital —y lo ha recetado también para pacientes dados de alta del hospital.

Leer más: China ocultó la gravedad del coronavirus para abastecerse de suministros médicos, según un informe de inteligencia de EEUU

Las complicaciones relacionadas con la coagulación aparecen en alrededor del 10% de todos los casos de COVID-19 hospitalizados, según los datos vistos por el doctor Mark Crowther, presidente del departamento de medicina de la Universidad McMaster de Ontario, Canadá, y tesorero de la Sociedad Americana de Hematología.

"No cabe duda de que los médicos realmente tienen en su punto de mira los coágulos de sangre en los afectados", apunta Crowther. "Si no lo están considerando, podrían meterse en problemas muy rápidamente".

El impacto del COVID-19 va más allá de los pulmones

El doctor Ed Kuffner, médico de urgencias en formación, se ofreció como voluntario en la sala de urgencias de NYC Health + Hospitals/Coney Island, conocido como Coney Island Hospital, durante la pandemia.

Según Kuffner, que ahora es el director médico de las empresas de consumo de Johnson & Johnson, estar al cuidado de pacientes con COVID-19 evidenciaba que la enfermedad impactaba mucho más que sólo a los pulmones de los afectados.

"Tenía en mi cabeza que era principalmente, si no exclusivamente, una enfermedad pulmonar", afirma Kuffner.

El doctor Ed Kuffner a las afueras de la sala de emergencias de NYC Health + Hospitals/Coney Island.El doctor Ed Kuffner a las afueras de la sala de emergencias de NYC Health + Hospitals/Coney Island.
El doctor Ed Kuffner a las afueras de la sala de emergencias de NYC Health + Hospitals/Coney Island.
Dr. Ed Kuffner

Dr. Ed Kuffner

Pero con el tiempo se dio cuenta de que no era así. Sí, muchas de las complicaciones graves tienen que ver con los pulmones, pero afectaba severamente a otros órganos.

Por ello, empezó a dar a los pacientes dosis completas de anticoagulación cuando entraban en la sala de emergencias, en vez de las dosis preventivas más bajas, ejemplifica.

"Empecé a darme cuenta de que lo que pensaba cuando entré no era el verdadero alcance del COVID-19".

Leer más: Un paciente con coronavirus pensó que se estaba curando pero los médicos encontraron coágulos de sangre en sus pulmones, una nueva complicación potencialmente mortal

Observando que en muchos de los casos de COVID-19 el riesgo de coagulación parece ser mayor que en una hospitalización típica, Crowther espera ver que los hospitales empiecen a prescribir dosis preventivas de anticoagulantes a más pacientes al salir del hospital de lo que lo harían en otras circunstancias.

Además, asegura que hay pruebas de que el suministro de diluyentes en la sangre de los pacientes después de salir del hospital reduce el riesgo de incidentes de coagulación.

El tratamiento de las complicaciones de coagulación en los pacientes con COVID-19

A falta de pruebas científicas sólidas que respalden si un enfoque u otro es el mejor, los médicos están debatiendo la mejor manera de tratar la enfermedad, sobre todo en los casos críticos. Mientras, algunos expertos estudian si los medicamentos anticoagulantes, que suelen utilizarse para tratar accidentes cerebrovasculares, son un mejor nuevo enfoque.

Al principio del brote de coronavirus, los médicos de Estados Unidos y China evaluaban los efectos del virus en el corazón, según el doctor Thomas Maddox, presidente del comité de ciencia y calidad del Colegio Americano de Cardiología, en una entrevista con Business Insider en abril.

Hasta ahora, estos efectos parecían estar relacionados tanto con la afección viral en el corazón como con el estrés por la lucha contra la enfermedad respiratoria.

Leer más: El coronavirus afecta al revestimiento de los vasos sanguíneos, lo que podría conducir a la insuficiencia de múltiples órganos

Pero, en los pacientes infectados con COVID-19, los médicos también están viendo coágulos de sangre que se producen en los pulmones y los cuerpos de los pacientes con respiradores, ratificaba anteriormente a Business Insider el doctor Greg Martin, profesor de cuidados críticos pulmonares de la Universidad de Emory y presidente electo de la Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos.

Y, como han señalado Crowther, también hay otros virus que provocan estos problemas sanguíneos como el Ébola con las hemorragias.

De momento, los coágulos de sangre son comunes en pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos, o incluso en hospitalizaciones usuales. Lo que explicaría que, en pacientes ingresados en la UCI donde suelen estar con soporte respiratorio y sedados, permanecer inmóvil aumenta el riesgo de coágulos.

No obstante, la tasa de aparición de coágulos parece ser mayor en los pacientes gravemente enfermos con COVID-19. De hecho, según un estudio realizado por investigadores holandeses, alrededor de un tercio de 184 pacientes con coronavirus que analizaron en una UCI tenían alguna complicación asociada a coágulos.

"Creemos que es uno de los temas más importantes, si no el más importante, con respecto a la supervisión de los pacientes enfermos hospitalizados con COVID-19", recalcó el doctor Alex Spyropoulos, experto en coágulos de sangre de Northwell Health en Nueva York en una entrevista de abril.

Las complicaciones con coágulos de sangre fuera del hospital

Hasta ahora, la mayor parte de la conversación versa sobre qué hacer para prevenir las complicaciones de los coágulos de sangre en los pacientes hospitalizados.

Pero, los investigadores se preguntan si las complicaciones de coagulación están ocurriendo en casos más leves de COVID-19 que no requieren una estancia en el hospital. Esa es una pregunta que está lejos de ser respondida, sobre todo por la falta de pruebas disponibles.

La otra es si los coágulos de sangre están causando problemas tras el alta de los pacientes con COVID-19 del hospital, lo que podría desencadenar en casos de fallecimientos repentinos. Algo que ha recalcado Spyropolous.

Leer más: Una nueva cepa del coronavirus más contagiosa que la original que podría poner en peligro las vacunas que están en desarrollo, según científicos estadounidenses

En los datos de las primeras autopsias de Northwell, parece haber casos de coagulación que provocan ataques cardíacos masivos o coágulos pulmonares en el 40% de los pacientes que han fallecido tras haber sido dados de alta, tal y como ya había informado Business Insider.

Michael Reagan, un paciente de 49 años de edad con COVID-19, también ha contado como en medio de su recuperación los médicos encontraron coágulos de sangre en sus pulmones. Y, después de una noche de hospitalización, Reagan fue dado de alta con una receta de anticoagulante.

"Siento como si una toxina estuviera en mi cuerpo", dice Reagan a Business Insider en una entrevista.

LEER TAMBIÉN: El coronavirus provoca coágulos sanguíneos que pueden persistir aunque la infección desaparezca

LEER TAMBIÉN: Los coágulos de sangre son la última complicación del coronavirus que pone en riesgo la vida pero los médicos no están seguros de cómo tratarlos

LEER TAMBIÉN: Las grandes preguntas sobre el coronavirus que todavía no tienen respuesta

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Medicina
  4. Salud
  5. Trending