Pasar al contenido principal

Un experto alerta de que la tensión entre Estados Unidos y China podría "extenderse por todo el mundo" con efectos más dañinos que la Guerra Fría

Xi Jinping, presidente de la República Popular China, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
Xi Jinping, presidente de la República Popular China, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. REUTERS/Damir Sagolj

  • Las tensas relaciones entre Estados Unidos y China podrían extenderse por todo el mundo y ser "potencialmente graves", según Alan Dupont, director ejecutivo de la consultora de riesgos Cognoscenti Group a CNBC
  • No sólo por la continuidad de la guerra comercial, sino por la propia crisis sanitaria en la que ambos países se han señalado mutuamente como culpables de la propagación de la pandemia. 
  • Mientras, la Organización Mundial de la Salud advierte que un mundo dividido no va a ser capaz de frenarla, y su extensión cada vez se acelera más alcanzando cifras récord de casos diarios globales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde marzo de 2018, tras subir Donald Trump los aranceles a las importaciones chinas de acero y aluminio, las relaciones entre Estados Unidos y China empezaron a tensarse

La guerra comercial no sólo ha afectado a grandes tecnológicas como Huawei, que ya no disponen de los servicios de otras como Google, sino que ha evidenciado la carrera por la independencia tecnológica de China. Así como, si dichos líderes cortan relaciones, la frágil situación de las importaciones y exportaciones para el resto del mundo. 

"A diferencia de la primera Guerra Fría, donde la competencia entre Estados Unidos y la Unión Soviética era principalmente geopolítica, ninguno de los países tenían mucho que ver desde el punto de vista comercial y financiero. Ese no es el caso de hoy", señala a CNBC Alan Dupont, director ejecutivo de la consultora de riesgos Cognoscenti Group, centrada en las tendencias geopolíticas, financieras y de seguridad nacional.

Leer más: Las 14 grandes empresas que prevén despedir a más de 100.000 trabajadores en Europa a causa del coronavirus

Durante la pandemia, con la Organización Mundial de la Salud en medio, en vez de relajar las tensiones, las acusaciones entre ambos países se han agravado —aludiendo esta vez a una crisis sanitaria mundial y señalándose entre ellos por haber sido los culpables de propagar la pandemia de COVID-19, sin que la propia comunidad científica consiga descifrar el origen del SARS-CoV-2—. 

"Es por eso que creo que las ramificaciones de este conflicto, el empeoramiento de la rivalidad entre Estados Unidos y China, van a ser potencialmente muy graves (...) Ahora la competencia se está volviendo más sistémica y realmente se está convirtiendo en un tipo de competencia del ganador que lo quiere todo (winner-takes-all), así que ese es el peor resultado potencial", insiste

De hecho, Trump llegó a paralizar los fondos a la OMS —unos 400 millones de dólares (más de 365 millones de euros) de financiación, frente a los 40 millones de dólares al año (unos 36 millones de euros) que aportaba China— porque alababan al Gobierno chino por su actuación contra la pandemia de COVID-19. A lo que Xi Jinping ha respondido con un compromiso de 2.000 millones de dólares (casi 1.800 millones de euros) durante los próximos 2 años para combatir el coronavirus. 

"La única forma de avanzar es que la Organización Mundial de la Salud demuestre su independencia de China", recoge Trump en una de sus cartas a la OMS.

Leer más: Por qué ahorrar 5 euros al día es mejor que apartar 150 euros cada mes para tus finanzas personales

Explícitamente, Tedros Adhanom, director general de la OMS, no ha explicado cuáles fueron los conflictos informativos que se tuvieron con China durante los inicios de la pandemia. Sin embargo, una investigación de Associated Press ha evidenciado que el país tardó al menos 2 meses en dar a conocer datos sobre pacientes y casos. Lo que en datos se traduciría en un incremento de unas 100 o 200 veces más de la propagación, desde el día en el que el genoma completo fue decodificado hasta que la OMS declaró la emergencia global.  

Asimismo, China también ha señalado a Estados Unidos como el responsable de llevar el virus a Wuhan. "Podría ser el ejército de Estados Unidos quien llevó la epidemia a Wuhan", según el subdirector general del departamento de información del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lijian Zhao, sobre los Juegos Mundiales Militares celebrados en octubre en la misma ciudad.

Mientras, la OMS pide a los países colaboración y originalidad para sobrellevar y mitigar la propagación de la pandemia. "La mayor amenaza que enfrentamos ahora no es el virus en sí, es la falta de solidaridad y liderazgo global. No podemos vencer esta pandemia con un mundo dividido", dice Adhanom.

Y además