La tasa Google pasa su último examen antes de su entrada en vigor: todo lo que debes saber

Logo de Google

REUTERS/Dado Ruvic

  • La famosa tasa Google española podría superar este miércoles su último examen en el Senado.
  • El proyecto de ley contempla que el impuesto entrará en vigor 3 meses después de su publicación en el BOE, por lo que podría irse a enero de 2021.
  • La ministra portavoz, María Jesús Montero, confirma tras el Consejo de Ministros que la recaudación del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales se reflejará en los nuevos Presupuestos Generales del Estado.
  • Francia ya aprobó su tasa GAFA y sin embargo todavía no ha entrado en vigor: la Comisión Europea advierte que habrá impuesto comunitario sí o sí en 2021.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales pasa este miércoles su último examen en el Senado. De ser aprobado, solo faltará que el nuevo impuesto se publique en el Boletín Oficial del Estado. El proyecto de ley planteaba que la norma entrase en vigor 3 meses después de su publicación en el BOE, por lo que es de esperar que la famosa tasa Google acabe aplicándose en España a partir de enero de 2021.

Esto, sobre el papel. Pero no está del todo claro qué ocurrirá en los próximos meses, en contexto de pandemia y conociendo los referentes inmediatos. La Francia de Emmanuel Macron tiene su impuesto a las tecnológicas —conocido por tasa GAFA por su acrónimo de Google, Amazon, Facebook y Apple— aprobado, pero no se está aplicando a expensas de que se resuelva el debate sobre este nuevo impuesto a nivel global.

La tasa Google española se aprobó en el Congreso de los Diputados a finales de julio, con una transaccional pactada con el PNV para que la nueva ley de Impuestos sobre Determinados Servicios Digitales cumpla el concierto económico del País Vasco. 

Leer más: El Gobierno aprueba una subida histórica del techo de gasto y empeora sus previsiones para este año: el paro subirá al 17% y el PIB caerá un 11,2%

Otras enmiendas que se incorporaron entonces a la ponencia del proyecto de ley matizaban el término "transmisión de datos" en la exposición de motivos de la norma, para que no se viese afectado un concepto de las telecos, o eliminaban la necesidad de que las tecnológicas que se vayan a ver gravadas por la nueva tasa se tuviesen que inscribir en un censo de nueva creación, según recogía entonces el diario Cinco Días.

En el orden del día del Pleno del Senado que se reúne este miércoles figura la votación del dictamen de la Comisión que se ha encargado de tramitar el proyecto de ley de la tasa Google. El propio presidente del Gobierno, a preguntas de Business Insider España a finales de mayo, recordaba que grandes corporaciones tecnológicas no estaban pagando impuestos en España, y que es urgente que así sea.

"Creemos que es urgente y necesario cuando hablamos de justicia fiscal que estas grandes corporaciones aporten recursos a la Hacienda pública. Si se puede hacer a nivel global, estupendo (...) si puede ser una solución europea, desde luego, el Gobierno de España encantado de que sea así, porque más fuerte será, efectivamente, ese mensaje que lanzamos", incidió.

El camino hasta la tasa Google española

Sundar Pichai, CEO de Google y AlphabetSundar Pichai, CEO de Google y Alphabet
Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet

Reuters

El Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de la tasa Google en febrero de este mismo año. Paradójicamente, no era la primera vez que lo hacía. Aunque se presentó inicialmente en octubre de 2018 y se aprobó por primera vez en enero de 2019, la convocatoria anticipada de elecciones para el pasado 28 de abril de 2019 provocó que su tramitación en las Cortes caducara.

En su segunda aprobación, la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, advirtió que con este nuevo impuesto el Gobierno esperaba una recaudación de casi 1.000 millones de euros. Cuando se presentó por primera vez en 2019, el Gobierno fue mucho más ambicioso: esperaba recaudar hasta 1.200 millones. Las expectativas se redujeron ante lo que en febrero se diagnosticó como una "ralentización de la economía". Ahora que la contracción de la economía es un hecho a causa de la pandemia del COVID-19, se desconoce cuánto espera recaudar el Gobierno.

Entre su aprobación en la Cámara Baja y su examen de hoy en el Senado, varios actores se han pronunciado al respecto de este nuevo impuesto. Una de las patronales de la economía digital española pidió el pasado mes de junio que la tasa Google se regulase al menos a nivel europeo, después de que la Administración Trump plantara al resto de economías mundiales en el foro de la OCDE.

Leer más: 7 fórmulas que pueden frenar la elusión fiscal de los gigantes tecnológicos, según uno de los lobbys económicos más influyentes de España

Este plante supuso una amenaza explícita por parte del secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, que tuvo una respuesta diplomática conjunta de los países más señalados: Italia, Francia, Reino Unido y la propia España. Montero advirtió días después que ningún país europeo aceptaría amenazas.

Críticas al nuevo impuesto

La idea de una tasa Google global la anhelan todos los países —menos Estados Unidos—. El propio Sánchez, en rueda de prensa, advertía a finales de mayo lo siguiente: "Nosotros lo que dijimos es 'vamos a esperar a que decida la OCDE', que inicialmente iba a ser a finales de este año cuando se planteara esa imposición a corporaciones que, insisto, no están pagando impuestos, no los pagan como los autónomos, no los pagan como las pequeñas y medianas empresas, y por tanto introducen una distorsión en el mercado muy importante".

Mariangela Marseglia, country manager de Amazon para España e Italia, también tuvo consideraciones sobre la nueva tasa Google española en una entrevista con Business Insider España: "Estamos absolutamente a favor de una solución compartida dirigida por la OCDE". "Si un gobierno hace algo solo, de manera aislada, creará un terreno de juego desigual".

Leer más: 29,5 millones de euros frente a 17.600 millones: cuántos impuestos pagan las tecnológicas en España en comparación con el Ibex 35

También Uber o el expresidente de Cabify para Europa han mostrado su disconformidad con este nuevo impuesto en estas páginas. El primero por entender que la tasa se debería centrar en multinacionales, y no en compañías digitales. Este último, porque cree que el impuesto podría resultar "contraproducente". Algunas compañías ya han comenzado a subir sus tarifas a clientes ante la eventualidad de nuevos impuestos.

Habrá tasa Google europea

La comisaria europea de Competencia, Margrethe VestagerLa comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager
Reuters

Más allá del plante en la OCDE, parece que los países europeos sí están alineados con la necesidad de acabar con la elusión fiscal de las tecnológicas. En enero, en agosto y en septiembre la Unión y la Comisión Europea han agitado la bandera de una tasa tecnológica de cara a 2021 en caso de que no haya acuerdo global.

Sin embargo, a pesar de que su tramitación se desbloquee en el Senado español hoy mismo, parece evidente que todavía tendrán que ocurrir varias cosas para ver una tasa Google aplicándose de forma efectiva en España. Francia tiene también su tasa GAFA entrar en vigor de forma efectiva, a tenor de las presiones de la Administración Trump, que forzaron al presidente Macron a firmar una suerte de tregua con su homólogo estadounidense.

En España, el nuevo Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales o tasa Google gravará con un 3% de sus ingresos estas 3 concretísimas actividades:

  • La prestación de servicios de publicidad online.
  • Los servicios de intermediación en línea.
  • La venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario.

Las empresas que se verán afectadas serán aquellas que ingresen más de 750 millones de euros al año a nivel mundial, y cuyo negocio en España genere más de 3 millones en el mismo periodo.

LEER TAMBIÉN: Hacienda maniobra para que el IRPF afecte a menos contribuyentes y para subir el IVA a educación y sanidad

LEER TAMBIÉN: Guía del nuevo confinamiento en Madrid: estas son las restricciones, limitaciones y excepciones en cada caso

LEER TAMBIÉN: Un ingeniero de datos crea una plataforma para mostrar las estadísticas de uso e infectados en RadarCOVID que el Gobierno no comparte

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música