3 teorías que podrían explicar las causas del COVID-19 prolongado, según expertos españoles

Un médico observa a un paciente con coronavirus.

REUTERS/Kathleen Flynn

  • El COVID prolongado se caracteriza por la presencia de uno o más síntomas relacionados con la enfermedad del coronavirus, que persisten a largo plazo. 
  • Hasta ahora, no hay ninguna evidencia científica concluyente sobre la causa que provoca esta afección. Pero los expertos creen que puede tener relación con restos del virus en el organismo o alteraciones de la función inmunológica. 
  • Estas son las 3 teorías que podrían explicar la aparición del COVID persistente en pacientes que superan la enfermedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

El COVID prolongado es una afección derivada del contagio con el nuevo coronavirus en la que los pacientes sufren la persistencia de uno o más síntomas a largo plazo tras el contagio.

A día de hoy, más de año y medio después de los inicios de la pandemia, los expertos siguen sin encontrar una causa para este fenómeno —en el que algunos síntomas podrían aparecer hasta entre 6 y 12 meses después del contagio—.

"La causa todavía no se conoce. Hay distintas teorías. Una de ella se basa en que la persistencia de los síntomas es por la persistencia del virus. Otra plantea que está relacionado con la exageración de la respuesta inmune", explica la doctora Esther del Corral Beamonte, médico internista en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza y portavoz de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

"No todos los pacientes se recuperan tras una fase aguda más o menos tórpida. Se calcula que al menos un 10% —entre un 15% y un 20%, según artículos más recientes— de estos pacientes no se recuperan completamente", recoge una guía clínica para la atención de estos pacientes, desarrollada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

El COVID-19 ha venido para quedarse: expertos sanitarios españoles comparten anticipan cómo será la nueva normalidad en 2023

De hecho, la duración de la sintomatología puede sobrepasar el año según estudio reciente publicado en la prestigiosa revista The Lancet, data el Dr. José Sabán, médico internista experto en COVID persistente en la Clínica D-Medical, miembro de Top Doctors, a Business Insider España.

"Esto también puede ocurrirles a personas con una enfermedad leve y yo añadiría a un subgrupo de los llamados asintomáticos, que cuando son reinterrogados no son tales sino que sus síntomas eran tan leves que pasaron desapercibidos", advierte.

Por lo que es bastante difícil en la atención rutinaria discernir entre casos de secuelas del COVID-19 y pacientes con síntomas persistentes de la enfermedad que el virus provoca.

"Con las pruebas complementarias y accesibles a la población general a día de hoy —no digo biopsias cerebrales, por ejemplo— a la mayoría de los pacientes generalmente no se les encuentra una causa orgánica que justifique la persistencia de síntomas", reconoce la doctora. 

"Algunos estudios han evidenciado que la edad avanzada, la enfermedad severa o la necesidad de ventilación mecánica invasiva son factores de riesgo para la presencia de carga viral del SARS-CoV2 de forma prolongada", explica el Dr. Javier Flandes, neumólogo del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, miembro de Top Doctors.

3 grandes tipos de pacientes que sufren COVID-19 prolongado, según expertos españoles

Un total de 55 afecciones se han relacionado con los casos de COVID persistente, que podrían afectar a un 80% de los recuperados, según una investigación ya revisada por pares publicada en Scientific Reports

"Los pacientes con COVID-19 prolongado pueden variar, desde asintomáticos hasta insuficiencia respiratoria crónica. Los síntomas más frecuentes en estos son la tos crónica y la fragilidad ante esfuerzos leves-moderados", apunta Flandes.

En esta misma línea, de acuerdo con las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Sabán destaca que las afecciones más comunes son: la fatiga crónica, la tos o la dificultad para respirar, la pérdida del gusto y el olfato, los dolores de cabeza, la diarrea, el dolor en el pecho y la confusión.

"Siguiendo a la OMS en su informe del 6 de septiembre de 2021, en un 35% pueden persistir algunos síntomas de la COVID o volver a aparecer semanas o meses tras una recuperación inicial incluso entre adultos jóvenes sin condiciones médicas crónicas subyacentes", explicita Sabán.

Estas son las 3 principales teorías que podrían explicar la aparición del COVID prolongado o persistente, según una guía clínica de la SEGM y expertos consultados por Business Insider España.

Persistencia del virus en el organismo

PCR para detectar COVID-19.

REUTERS/Brendan McDermid

Una de las hipótesis que valoran los expertos en Salud es la de la persistencia del virus en el organismo, que den lugar a una infección latente o crónica, según la guía de la SEMG. 

Es decir, que queden restos del SARS-CoV-2 que provoquen nuevos síntomas o similares a los que ha sufrido el paciente durante el contagio con el COVID-19. 

"La mayoría de los pacientes con ingresos prolongados logran la eliminación viral durante la hospitalización y tienen un menor riesgo de propagación de la enfermedad. Sin embargo, existe un grupo de pacientes que presentando una enfermedad leve o moderada presentan una eliminación ineficaz del virus", detalla el doctor Flandes. 

Esto sucede también con otros virus conocidos y difíciles de tratar como el virus de la hepatitis C, el virus de la polio y el del Ébola. 

8 conceptos básicos pueden definir un caso de COVID-19 prolongado, según expertos españoles

Según los investigadores, se ha encontrado la existencia del virus acantonado en el tubo digestivo y en la mucosa olfatoria, donde progresaría al sistema nervioso central. 

Asimismo, explica el inmunólogo del Hospital Fundación Jiménez Díaz, se ha descrito en estudios que pacientes con rinosinusistis crónica y empleo de corticoesteroides inhalados de forma crónica son un factor de riesgo para la persistencia de carga viral del SARS-CoV2 en vía aérea superior. 

Sin embargo, reconoce que aún no hay una explicación para los pacientes con pruebas diagnósticas negativas que siguen mostrando síntomas leves de forma crónica tras el COVID-19. 

Tormenta inflamatoria

Muestras de sangre de pacientes con COVID-19.

REUTERS/Eduardo Munoz

La tormenta de citoquinas, que se ha asociado a los casos más graves del COVID-19, podría explicar la causa del COVID persistente o prolongado. 

Este fenómeno está relacionado con una característica inmunopatológica del COVID-19, que podría agravar el estado del paciente y propiciar la persistencia de síntomas y secuelas de la enfermedad. 

"Es sabido que la recuperación inmunológica tras el COVID-19 es compleja, con profundas anomalías celulares persistentes que se correlacionan con un cambio en la naturaleza de la respuesta inflamatoria", reconocen los expertos de la SEGM. 

Lo que no solucionan las vacunas: 13 factores de salud que tienen en común los fallecidos de COVID-19

"Estos cambios inflamatorios inmunometabólicos tardíos y los defectos de las células inmunitarias no resueltos, si persisten, pueden contribuir a que los síntomas sigan y se desarrolle COVID persistente", advierten. 

Los científicos creen que la respuesta inmunitaria de los pacientes con COVID persistente es diferente: son capaces de inducir la activación de las células T efectoras con propiedades proinfalamtorias y la capacidad de generar una respuesta inmune eficaz para eliminar el virus pero no para controlar las células T desreguladas.  

"En algunos pacientes la persistencia de la infección puede ser debida a una respuesta inmunnitaria innata inadecuada o deficiente en el sistema de los interferones, a mecanismos inflamatorios no óptimos y a la disfunción de los macrógafos en las etapas iniciales", advierten los expertos de la SEGM. 

Autoanticuerpos

Paciente con COVID-19.

REUTERS/Eduardo Munoz

Otro de los factores que pueden alterar la función inmunológica y propiciar la aparición del COVID prolongado, es la presencia de autoanticuerpos en el contagio que actúan contra proteínas inmunomoduladoras. 

"Estos autoanticuerpos perturban la función inmune y deterioran el control virológico al inhibir la señalización de los inmunorreceptores y al alterar la composición de las células inmunes periféricas", según las conclusiones de los autores del informe de la SEGM para el tratamiento de pacientes con COVID prolongado. 

La ciencia cada vez acumula más evidencia de que en los casos severos hay autoinmunidad: esto es lo que implica para los tratamientos

De esta forma, los pacientes podrían sufrir el COVID-19 durante más tiempo —empeorando en la mayoría de los casos— o manteniendo los síntomas más graves durante un periodo prolongado. 

El informe coincide con los hallazgos de otros estudios que han apuntado al mismo mecanismo como una de las causas del COVID a largo plazo —un análisis en STAT y una investigación de la Universidad de Yale dirigida por Akiko Iwasaki y Aaron Ring—.

Otros artículos interesantes:

49 síntomas del COVID persistente, según un informe de autoridades sanitarias españolas

Las vacunas contra el coronavirus reducen el riesgo de COVID persistente, según un nuevo estudio

El covid persistente plantea una sutil crisis en el lugar de trabajo, ya que las personas afectadas dicen que trabajan más horas y sienten más estrés