10 consejos basados en la ciencia para motivar a todos aquellos que realmente odian hacer ejercicio

pereza, odiar ejercicio

Los beneficios de la actividad física en la salud están más que demostrados. Sin embargo, aún son muchas las personas que carecen de la motivación para integrar el ejercicio en su vida diaria. O bien nunca llega ese famoso lunes en el que empezarás a correr o llega y nunca más se vuelve a repetir 

Detestar hacer deporte es algo más normal de lo que pueda parecer. Así lo cree, por ejemplo,  el profesor de Biología Evolutiva Humana en Harvard, Daniel E Lieberman quien propone por ello asumir formas distintas de aproximarse a la actividad física.

Cuando odias hacer ejercicio físico, por mucho que te lo recomienden, te lo digan o incluso te lo prescriba el médico no lo vas a hacer. De ahí que el experto sugiera buscar maneras de hacerlo más atractivo.

Qué deporte escoger si llevas mucho tiempo sin hacer ejercicio y quieres empezar a moverte más

En este sentido, un artículo de Science Alert ha recopilado 10 maneras de lograrlo basadas en la ciencia. Según este, existen 2 tipos principales de motivación: la motivación extrínseca y la intrínseca. 

La motivación intrínseca surge desde adentro: hacer algo por la recompensa personal o el desafío de hacerlo. Mientras que aquella que proviene de factores externos, como tratar de obtener una recompensa o evitar un castigo refiere a la extrínseca

A continuación 10 consejos para fomentar ambas motivaciones y ayudarte a hacer ejercicio aunque lo odies.

Reflexiona sobre por qué quieres hacer ejercicio

anciano ejercicio, pesas, fuerza

Identificar por qué el ejercicio es importante para ti te ayudará con tu motivación interior.

Ya sea porque quieres tener mejor salud o perder unos kilos, tener en mente tu objetivo te hará más fácil "luchar" por conseguirlo. 

Y si no lo tienes muy claro, recordar que el camino directo a una vida larga, sana y feliz pasa por moverse más.

Haz del deporte una actividad social

mujeres. ejercicio

Si quieres lograr que hacer deporte se vuelva más fácil entonces busca un amigo, un grupo o convence a tu pareja para ejercitaros juntos.

La ciencia ha comprobado que esta es la mejor manera de disparar la motivación.

Un compañero de entrenamiento puede proporcionar un refuerzo positivo y más responsabilidad frente a la actividad física. O dicho de otra manera, si has quedado con tu amigo a las 8 de la mañana para correr no le dejarás tirado pero si solo depende de tus ganas de madrugar seguramente te quedes en la cama.

Los estudios han comprobado que en compañía las personas tienden a ejercitarse más a menudo y por más tiempo.

Además, hacer deporte con un amigo ofrece otro incentivo para hacer ejercicio, en forma de una actividad social gratificante. Aunque aquí, cuidado con las cañas de después.

Date un premio por lograrlo

Zapatillas de running

A quién no le gustan los regalos y darse un capricho de vez en cuando. Por lo que aprovéchate de esto y date un premio cuando logres cumplir tus objetivos de deporte, como al hacer una cantidad de ejercicio concreta al día o la semana.

La ciencia ha encontrado algunos efectos positivos para las recompensas proporcionadas por el comportamiento sobre la actividad física.

Empieza a medir tu actividad física

Reloj Fossil

Los dispositivos que monitorean métricas como pasos, distancia, calorías, sueño e incluso frecuencia cardíaca pueden ayudarte a obtener más fuerza de voluntad para ejercitarte.

Una encuesta de Better encontró que el 62% de las personas que usaban estos rastreadores de actividad física lo hacían para aumentar su motivación.

Lo que parece confirmar un estudio de 2017 que analizó las experiencias de los usuarios con los rastreadores de actividad física y que encontró que la mayoría habían aumentado su actividad física al usarlos.

Conviértelo en una rutina fijando un horario

reloj deporte

Hacer ejercicio a la misma hora todos los días ayuda a que se convierta en un hábito

Y si dudas de qué momento puede ser mejor, las investigaciones sugieren que ejercitarse por la mañana conduce lo convierte en una rutina más rápidamente en comparación con la noche.

Elige una actividad que te motive

Varias mujeres bailan en una academia

Puede sonar obvio, pero si no quieres abandonar el ejercicio haz una actividad que te motive

Un pequeño análisis encontró que una estrategia para aumentar la actividad física regular es promover sentimientos positivos durante el ejercicio. Lo que puedes conseguir con algo que te resulte agradable.

Por muy fácil que sea salir a correr o por mucho que esté de moda el pádel o el HIT si no disfrutas con ello terminarás por abandonar. Puede que en su lugar prefieras bailar, probar un deporte menos conocido o caminar por la naturaleza.

Comienza poco a poco

personas haciendo ejercicio, deporte

Una persona en baja forma tiene más riesgos de lesiones graves. También de acabar agotado  y no querer repetir la experiencia.

Por lo que para asegurarte el hábito de hacer deporte ve poco a poco. Comienza en un nivel moderado de actividad y ve incrementando a medida que progreses. Ver estos resultados te motivará.

Ponte música para animarte

mujer haciendo deporte, caminar , correr

La música estimula los centros de recompensa del cerebro. Al escuchar canciones se puede activar la liberación de sustancias químicas como la dopamina vinculada a la motivación y el placer.

Escuchar música animada mejora el estado de ánimo durante el ejercicio y reduce el esfuerzo percibido, lo que lleva a un mayor rendimiento en el trabajo, según los estudios. Estos beneficios son particularmente efectivos para formas de ejercicio rítmico y repetitivo, como caminar y correr.

Saca a pasear a tu perro

Paseo con perro

Pasear a tu perro es una forma fácil de aumentar tus niveles de actividad física.

Así lo detectó un estudio sobre población de EEUU y Australia. En todos los sitios analizados, los paseadores de perros y lograron más minutos de actividad física en más días por semana que los no paseadores de perros.

Fija un compromiso financiero

Hucha ahorro

Según el artículo, la teoría económica del comportamiento reconoce que los humanos están motivados por la aversión a la pérdida. 

Un comportamiento que podría aprovecharse para potenciar la mejora la actividad física, la adherencia a la medicación y la pérdida de peso. Se basa en un "contrato de compromiso" en el que pagan un depósito financiero que se pierde si no se cumple el compromiso de comportamiento de salud. 

De una manera más simple puedes motivarte al pensar lo que te está costando esa cuota del gimnasio.

Otros artículos interesantes:

10 mitos sobre el ejercicio físico que debes dejar de creer si quieres empezar a hacer deporte

Cuánto cuesta entrenar en el centro Boutique Gym, el selecto gimnasio donde se ponen en forma Hiba Abouk o Clara Lago y que puedes pagar en bitcoins

¿Quieres vivir más tiempo? Si eres mayor de 60 puedes lograrlo caminando menos de lo que crees

Te recomendamos