Las lecciones que deja la venta de Idealista: cómo puede España conseguir su próximo unicornio

Empresario con máscara de unicornio.

Getty/Sergey_T

  • La compra de Idealista por el fondo EQT a cambio de 1.300 millones le coloca como el sexto unicornio español, el exclusivo club de las empresas emergentes que son valoradas por encima de los 1.000 millones.
  • Business Insider España evalúa con emprendedores, inversores y expertos qué es necesario para que surjan nuevos unicornios.
  • Este tipo de compras suelen generar un "efecto multiplicador": fundadores, directivos y empleados con experiencia que lanzan nuevos proyectos o se convierten en inversores, según Mauricio Prieto, cofundador del primer unicornio patrio, eDreams.
  • La inversión tecnológica de capital riesgo se ha multiplicado por 10 en la última década, lo que indica que el ecosistema español está "consolidado", según el cofundador del fondo Big Sur Manuel Matés.
  • "La prioridad debe ser que no se queden por el camino empresas con un enorme potencial", apunta Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La compra del portal inmobiliario Idealista por el fondo sueco EQT a cambio de 1.300 millones de euros cerrada hace unas semanas supuso un récord en el sector tecnológico español y la confirmación del sexto unicornio —empresa valorada en más de 1.000 millones de euros— de nuestro país, después de eDreams, Cabify, Glovo, Flywire y Letgo.

El proyecto de los hermanos Jesús y Fernando Encinar y de César Otienza, en el que el 80% del capital estaba en manos del fondo de inversión británico Apax Partners —que lo compró en 2015 por 150 o 220 millones, según las fuentes, y ha multiplicado por seis su inversión— ahora pasa a manos del fondo sueco, pero a sus actuales directivos continuarán al frente con el objetivo de mantener su crecimiento en España, donde es el portal líder. En 2018, los últimos resultados anuales disponibles, facturó 64 millones de euros solo en España, con unos beneficios de 30,5 millones. El mercado italiano le reportó 15,2 millones de euros y el portugués 2,4, de manera que el total de sus ingresos fueron 86,8 millones.

Esta operación demuestra el interés de las firmas de capital riesgo internacionales por las compañías españolas y lleva a muchos especialistas a anticipar un cuatro trimestre "fuerte" en operaciones corporativas, por lo que Business Insider España ha analizado con emprendedores de éxito, inversores contrastados y otros agentes del sector del emprendimiento español las lecciones que el ecosistema puede tomar de Idealista y qué factores son más relevantes para que surjan más unicornios.

Leer más: Idealista, la última empresa en entrar al selecto club de los unicornios españoles: quiénes lo forman y qué startups pueden ser las siguientes

Idealista, un unicornio diferente

Idealista

El portal inmobiliario ha superado la valoración de 1.000 millones de euros que le confiere la categoría de unicornio, pero el ejemplo de Idealista contraviene algunas de las características tradicionalmente asociadas a un unicornio, como por ejemplo que no tiene una presencia internacional destacada, sino que su negocio descansa principalmente sobre el mercado español.

"España es su mercado principal, aunque también están en Italia y Portugal. Esto es una anomalía para un unicornio. Es la excepción que confirma la regla y no deja de ser curioso, porque demuestra que también se puede crear un unicornio en determinados casos y sectores enormes como el inmobiliario", valora Samuel Gil, socio del fondo de inversión JME Ventures, fundado por el presidente de Acciona José Manuel Entrecanales.

Leer más: 30 empresas valoradas en más de 1.000 millones que no existían hace 10 años

Para el inversor Luis Martín Cabiedes (Cabiedes & Partners), esta singularidad de Idealista es, en cierto modo, una "reivindicación" de otro tipo de emprendedor fuera del que suele protagonizar los relatos estartuperos, el del fundador veinteañero con un negocio con miras internacionales en crecimiento que alcanza una valoración millonaria pero que aún no genera rentabilidad.

"Parece que tienes que ser un chaval de 20 años con ambición global y levantar dinero del capital riesgo para perderlo en la cuenta de resultados y resulta que el unicornio de verdad es otro. Quizás estamos buscando mal en España cuando decimos que necesitamos unicornios", plantea el inversor, uno de los de mayor trayectoria en el país con inversiones desde hace décadas en compañías como Privalia o BlaBlaCar.

Otro aspecto que distingue a Idealista es una trayectoria larga, de 20 años, y un sector, el inmobiliario, al que habitualmente no se suelen asociar este tipo de compañías.

“Idealista es un unicornio en un sector nada fácil, tiene una posición muy dominante en el mercado y está desde hace 2 décadas. Es un caso con una tenacidad sin igual”, apunta Manuel Matés, cofundador de algunas de las primeras startups de internet, como Cinet y Olé, que lleva desde 2013 al frente del fondo Big Sur Ventures junto a José Miguel Herrero.

El efecto multiplicador y la posibilidad de una ‘Idealista mafia’

Reuters

Las operaciones de este importe en compañías emergentes suelen tener lo que Mauricio Prieto, cofundador del primer unicornio español, la empresa de viajes eDreams, denomina “el efecto multiplicador”: la onda expansiva de un exit (venta) que provoca que de esa empresa exitosa salgan ejecutivos y trabajadores que han acumulado capital y experiencia para lanzar un nuevo proyecto o convertirse en inversores.

Esto se ve muy claro en el caso de eDreams —que salió a Bolsa en 2014 a 10,25 euros por acción con una valoración de 1.500 millones de euros, aunque luego perdió gran parte de su cotización en los años posteriores—, de cuyo seno salieron decenas de compañías. “Al menos 50 startups han sido fundadas por emprendedores que en su día trabajaron en eDreams, la mayoría de ellas lanzadas en Barcelona”, explica Prieto a Business Insider España. Algunos ejemplos de compañías surgidas de este exit son Uvinum, DeporVillage, Beabloo o firmas de inversión como 4Founders Capital, asociada con SeedRocket.

Leer más: 3 claves para que España tenga su propia meca del emprendimiento al estilo de Silicon Valley, según el cofundador de eDreams

Prieto apunta otro ejemplo: el del Grupo Intercom, responsable de Softonic, Infojobs, BuyVip y Bodas.net, del que han salido emprendedores que han lanzado proyectos como Offerum, Trovit, Tradeinn, Coverfy… “Muchos de los emprendedores y ejecutivos que han pasado por procesos de venta de sus startups se mantienen muy activos aportando mayor valor al ecosistema con nuevas compañías o como inversores”, concluye.

Estas situaciones recuerdan a fenómenos como el de la Paypal Mafia en Silicon Valley: la constelación de emprendedores que antes de lanzar su empresa pasaron por la empresa de pagos, entre los cuales hay nombres ilustres como Elon Musk (Tesla), Reid Hoffman (LinkedIn), Peter Thiel (Facebook) Russel Simmons (Yelp) o varios cofundadores de YouTube.

Flickr

“No solo es que vendas y no solo se trata de los fundadores, sino que hay gente por debajo que se ha ido a otra startup o ha creado la suya. Otro ejemplo es Tuenti en Madrid, hay muchos extuentis que han ido a otras compañías”, apunta Manuel Matés.

Leer más: Los jóvenes que revolucionaron el panorama tecnológico en España: dónde están ahora los fundadores de Tuenti

¿Podremos hablar en un futuro de una Idealista Mafia? “Depende del tipo de cultura que haya dentro”, considera el cofundador de Big Sur Ventures. 

Además, otra de las peculiaridades de Idealista es que sus fundadores van a continuar en la compañía, según aseguró el fondo sueco EQT, lo que no augura que a corto plazo puedan lanzar nuevas compañías. No obstante, Samuel Gil apunta otra variable: hay empresas que después de grandes adquisiciones se hacen “menos interesantes” para emprendedores o directivos que buscan retos de gestión. 

“Una de las cosas que le faltan a ecosistemas más inmaduros como el español es esa capa de directivos con mucha experiencia y que han visto crecer compañías hasta estos tamaños. Cuando se cierra una adquisición, a veces las empresas se hacen menos interesantes y esa gente que sale nutre el ecosistema como inversores, ejecutivos o emprendedores. Eso es una clave en ecosistemas maduros como Silicon Valley, que lleva 70 años haciendo esa rueda”, argumenta.

La inversión existe, faltan más directivos para escalar

Getty Images

La operación de Idealista deja claro que las empresas españolas de tecnología interesan a los inversores internacionales: hasta el mes de julio se habían cerrado 13 operaciones corporativas en el sector tecnológico español por casi 1.200 millones de euros, según CapitaliQ. Con lo pagado por EQT por el portal inmobiliario, la cantidad se duplica hasta casi 2.500 millones, muy por encima de los 1.630 millones del año pasado.

Leer más: Este gráfico muestra por qué las operaciones corporativas en el sector tecnológico en España podrían marcar récord en 2020

Y no es solo la inversión. Según los datos de Manuel Matés, de Big Sur Ventures, que cuenta con una extensa base de datos sobre operaciones de startups españolas en las últimas décadas, en tres de los últimos cuatro años (2017, 2018 y 2020) el volumen de ventas de empresas tecnológicas españolas supera “con creces” la inversión. 

“Esto demuestra que España es un país consolidado, con exits importantes e inversores internacionales”, añade el fundador de Big Sur Ventures, que sostiene que España puede ser, como indica el nombre de su compañía de capital riesgo un “big sur” para las compañías tecnológicas e innovadoras, como California. “Hay 10 veces más inversión que hace 10 años, está en fases semilla, series A y series B. Se necesitan más jugadores, pero eso estará acorde con los éxitos que haya”, añade.

Si existe inversión, quizás más en primeras fases que en rondas de mayor importe, pero los inversores internacionales están atentos, ¿qué es lo que falta? Samuel Gil, de JME Ventures, apunta otro aspecto: contar con ejecutivos que sepan liderar las diferentes fases de una compañía.

"Yo dividiría la vida de la compañía en dos fases, desde que arrancas y facturas un millón, en lo cual se requiere gente más generalista, y luego de 1 a 10 millones, que es cuando debes construir la siguiente capa de management, donde entran los ejecutivos con experiencia, los roles se empiezan a especializar, y no solo estás construyendo el producto sino la organización. Gente con habilidades para pasar de hacer la guerra de guerrillas a construir organizaciones”, razona Gil.

Leer más: Una encuesta a 92 directores de innovación muestra en qué se fijan las grandes empresas antes de invertir en una startup y cuáles son las claves para que la relación funcione

Sentar las bases para una buena organización requiere contar con ejecutivos que hayan tenido experiencia en compañías con esos volúmenes. Y en esto también ayuda experiencias de grandes ventas como la de Idealista, cuyos ejecutivos, bien saliendo de la empresa, bien como business angels, pueden aportar “experiencia operativa” en esa transición.

Esta escalabilidad de las startups es una de las metas de la Estrategia España Nación Emprendedora del Gobierno, que define al emprendimiento innovador como “un rompehielos” para el nuevo modelo económico, en el que es necesario que las tecnológicas ganen tamaño y se consoliden.

Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.
Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.
Business Insider España

“Es muy legítimo crecer para vender. Y está bien que ocurra. Pero necesitamos que en nuestro país el foco de las startups pase a la escalabilidad. Es imprescindible para favorecer y fortalecer la innovación, consolidar sectores pujantes y generar más y mejores empleos”, asegura a Business Insider España el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora, Francisco Polo.

Conseguir que un país de pymes y micropymes como España tenga startups de cada vez mayor tamaño también ayudará a que sean más resistentes a ciclos económicos recesivos, como el que puede avecinarse a continuación por los efectos de la pandemia de coronavirus. “Hacer que crezcan, buscando la colaboración entre los sectores tractores de nuestra economía y las empresas innovadoras para fomentar ese crecimiento, es un paso clave”, añade Polo.

El Gobierno tiene pendiente una Ley de Startups que parece que en diciembre entrará al trámite legislativo, según adelantó hace una semana la secretaria de Estado para la Digitalización y la Inteligencia Artificial, Carme Artigas, y confirmó Francisco Polo, de la que no se conocen muchas medidas aunque sí se anticipó que se facilitarán los visados para profesionales tecnológicos, las llamadas tech visas.

Leer más: El Gobierno desempolva la Ley de Startups dos años después y pretende llevarla a trámite en diciembre

Esta es una de las acciones clave, según Manuel Matés: atraer talento con visados e incentivos al talento internacional. Pero no es el único: facilitar los trámites de creación de empresas, igualar las reglas fiscales entre comunidades autónomas o mejorar el tratamiento fiscal de los fondos de inversión o las stock options con las que muchas startups remuneran a sus empleados, especialmente en los momentos iniciales, son otras de las medidas que reclaman los expertos consultados por Business Insider España.

¿Dónde están los próximos unicornios españoles? Hay candidatos en varios sectores

Reuters

Los efectos positivos de la venta de Idealista y los aspectos que se deben mejorar para que aparezcan más compañías españolas con una valoración superior a los 1.000 millones de euros están claros. Pero, ¿dónde están los próximos unicornios españoles? ¿Hay sectores concretos donde haya una cantera de compañías próximas a dar el gran salto?

La mayoría de los expertos consultados por Business Insider España consideran que no hay sectores concretos, sino que se pueden encontrar buenos ejemplos en diferentes ámbitos. “Hay un buen número de startups españolas creando productos y servicios de mucho valor y escalables a nivel global”, apunta el cofundador de eDreams, Mauricio Prieto.

Entre sus propuestas hay empresas del sector turístico (Travelperk, The Hotels Network), logística (OnTruck), educación (Lingokids), empresas del sector inmobiliario (Spotahome) o herramientas tecnológicas de diferentes tipos (Typeform, Carto, Beabloo, Review Pro o Signaturit).

Manuel Matés, de Big Sur, añade la barcelonesa Paack dentro del sector logístico y coincide en TravelPerk en el turístico, además de Letgo, que ya forma parte de este club de unicornios. “Tenemos gente en diferentes sectores, pero falta deep tech y mejorar la transferencia desde la universidad, ¿cuántas startups de éxito han venido de un spin-off universitario?”, se plantea

En esta variedad de sectores coincide Samuel Gil. “Tenemos talento en muchísimos sectores: en educación tenemos compañías súper interesantes, en salud digital estoy conociendo grandes equipos. No veo un sector concreto en el que estemos focalizados”, apunta.

Leer más: La inversión en startups educativas crece en todo el mundo y los inversores empiezan a mirar al atractivo de la industria española por el potencial que el sector tiene gracias al idioma

Desde un punto de vista más cualitativo, Luis Martín Cabiedes propone otra clave para buscar a los futuros unicornios: la trayectoria y la experiencia. “Para buscar a los sucesores de Idealista a lo mejor hay que hacerlo entre muchos emprendedores que llevan muchos años. Si quieres buscar al próximo Rafa Nadal, irás a escuelas de alto rendimiento donde llevan años trabajando”, considera el inversor. 

Bajo su punto de vista, algunas de estas empresas que puedan en el futuro alcanzar los 1.000 millones de euros de valoración o más quizás no estén en el radar habitual de los encuentros de emprendimiento o tecnología. “Las empresas que tienen éxito son discretas, a veces no tienen capital riesgo y pueden estar fuera del ecosistema”, asegura.

Para que aparezcan esos unicornios es necesario asegurar que aquellos que están en el camino puedan ir creciendo, añade Francisco Polo. “Lo importante es hacer que España sea un país en el que cualquier emprendimiento innovador pueda tener ese recorrido que le lleve a convertirse en un campeón. Esa debe de ser la prioridad. Que no se queden por el camino empresas con un enorme potencial o que esas compañía se marchen al extranjero”, subraya el Alto Comisionado de España Nación Emprendedora.

LEER TAMBIÉN: El fondo sueco EQT compra Idealista por 1.300 millones de euros en la mayor venta de una tecnológica en España

LEER TAMBIÉN: Idealista, la última empresa en entrar al selecto club de los unicornios españoles: quiénes lo forman y qué startups pueden ser las siguientes

LEER TAMBIÉN: La venta de Idealista marca un punto de inflexión en el sector tecnológico español: los expertos anticipan "2 o 3 años muy importantes"

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Tecnología
  2. Startups
  3. Trending
  4. Top
  5. Emprendimiento
  6. Empresa
  7. Smart Business