17 claves que tienes que tener en cuenta si quieres volverte imprescindible dentro de tu empresa

  • Muchos empleados buscan ser indispensables dentro de sus empresas para tener una mayor seguridad laboral, pero no todos están preparados para lo que esto implica.
  • Estos 17 consejos de expertos te ayudarán a convertirte en un imprescindible para tus superiores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El nivel de exigencia de una persona que quiere convertirse en un imprescindible dentro de su empresa no es en absoluto bajo. Pero eso ya lo sabrás si llevas tiempo intentando ganarte este puesto. 

Llegar a ser el empleado por el que sus propios jefes estarían dispuestos a dar mucho de sí, implica que, en cierta medida, tú has de hacer lo mismo. 

"En la mente de tus supervisores y quizás de tus compañeros de trabajo, eres esencial para el éxito general del departamento o incluso de la empresa. Sienten que eres una parte necesaria y valorada de la maquinaria. Dependen de ti", ejemplifica el autor de From Graduation to Corporation, Andy Teach, a Forbes.

Las 5 habilidades que tus jefes potenciales quieren ver en tu CV (y que aumentarán tus posibilidades de conseguir el trabajo)

Tienes que demostrar que eres una persona de confianza, flexible y, sobre todo, comprometida

Aunque a menudo tendrás que combatir la sensación de no hacer suficiente, el síndrome del impostor e incluso el estrés y la ansiedad por una mala organización

Estas 17 técnicas podrían ayudarte a convertirte en un empleado imprescindible en tu empresa, según expertos del portal de búsqueda de empleo indeed, Forbes y consultados por Business Insider.

Cumple todos y cada uno de tus encargos

Mujer en el ordenador con dolor en el cuello.

Getty

Como no podía ser de otra forma, un empleado indispensable es aquel que cumple con los estándares más altos. No obstante, esto no implica que debas trabajar más que el resto, si no mejor.

Para ello, puedes organizarte las tareas según su relevancia, los resultados que obtienes de cada una de ellas o su dificultad. 

Ese malestar indescriptible que te acompaña desde hace casi 2 años se llama languidecer: 4 psicólogos explican cómo identificarlo y sobreponerse a la sensación de haber perdido la ilusión por todo

Tal y como señala a Forbes Amy Hoover, presidenta de Talent Zoo, es un gran reto "esforzarse absolutamente por ser indispensable" en una época en la que la satisfacción laboral de los empleados está casi en su punto más bajo.

"Para volverte indispensable, tendrás que profundizar y pensar realmente en el trabajo que es importante para la empresa y su éxito. Aborda estos proyectos primero", dice.

Haz que tus habilidades destaquen por encima de la media

Reunión de trabajo en pandemia

Getty Images

Reemplazar a un antiguo indispensable o lucir tus habilidades cuando haya nuevas iniciativas son muy buenas oportunidades para destacar por encima de la media. 

Dominar programas informáticos, de diseño o un idioma diferente te puede dar la ventaja competitiva clave para marcar la diferencia en el día a día de tu empresa.

También podrías ofrecerte para enseñarles a tus compañeros a hacerlo igual o mejor que tú. 

Sé comunicativo

Una reunión en una oficina con varios empleados en videoconferencia

Getty Images

Tener preguntas o hacer comentarios —preferiblemente cuando se piden—, hacer sugerencias y aportar ideas siempre será de agradecer

No obstante, has de evitar abrumar a tus compañeros y superiores. 

Colabora con tus compañeros

Reunión de trabajo desde casa.
Getty

Ayudar a tus compañeros a mejorar sus habilidades e incluso su trabajo puede hacerte ganar buena fama entre tus superiores. 

Estos gestos evidencian que no sólo quieres lo mejor para ti, sino que también lo quieres para la empresa

"[Ser indispensable] no solo te hace sentir que estás contribuyendo a algo más grande que tú mismo, sino que también te proporciona una validación de lo que haces y de quién eres", reseña Teach.

Conoce la dinámica de la oficina

Empleada meditando en una oficina

Getty Images

Conocer cómo trabajan el resto de tus compañeros podría hacerte destacar entre ellos. 

Esto te permitirá hacer sugerencias más certeras, mejorar en el desempeño de tus propias tareas e incluso coger ideas para proponer más trabajo en equipo u ofrecerte si ves que necesitan ayuda. 

Da y pide feedback

Trabajadores de oficina hablando por teléfono.

Getty

Conocer qué piensan los demás de tu trabajo también es importante para seguir creciendo dentro de la empresa. Acepta las críticas y ponles solución

Así como que le digas a tus compañeros más cercanos cuán bueno o regular es trabajar con ellos —siempre con buenas maneras e intentando sacar algo positivo de la interacción—.

Supera las expectativas de tus jefes y clientes

Una chica se echa gel desinfectante en la entrada de una tienda.

Getty

Puedes limitarte a cumplir con tus tareas de una forma excepcional, pero también ofrecerte para acarrear con otras responsabilidades. 

Intenta que las expectativas de tus jefes —y las tuyas propias— no estén por encima de lo que eres capaz de hacer una jornada de trabajo. De lo contrario, serás menos eficiente, te abrumarán tus tareas y acabarás consiguiendo el efecto contrario

Mantente siempre centrado en tu trabajo

Una mujer exhausta delante del ordenador mientras trabaja.

Getty

Ayudar a los demás o estar pendiente de cómo trabajan o dejan de trabajar no ha de distraerte de tus obligaciones. 

Tu trabajo y tus resultados son lo que hablarán por ti en un futuro. Por ende, no te confíes a pesar de ganar más confianza o de ayudar al resto a hacer mejor sus tareas. 

Agrega un valor a tu trabajo

Lidiar con tu jefe

Getty Images

¿Por qué eres la mejor persona para este puesto de trabajo?

Esta podría ser una de las preguntas más difíciles de una entrevista de trabajo. Pero también una de las que más probabilidades te puede dar de crecer dentro de la compañía

Investiga las necesidades de la empresa y ten a mano una propuesta de valor —ya sea lo que harás en los primeros 90 días en el puesto como un pequeño plan estratégico de crecimiento, recomienda una coach en desarrollo profesional a Business Insider España—.

Aporta nuevas ideas

Un trabajador toma notas en su agenda
Getty Images

Tal y como se mencionaba con anterioridad, ahora que ya conoces cómo trabajan el resto de tus compañeros y cuáles son las necesidades de la compañía, podrías hacer propuestas de valor que vayan más allá de tus competencias

Las propuestas no sólo han de ir orientadas a nuevos productos, también podrían ser nuevas herramientas que agilicen el trabajo del equipo, por ejemplo. 

"La mayoría de los empleados simplemente ejecutan, pero si eres de los pocos que constantemente tienen nuevas ideas y asume nuevas responsabilidades que no se te exigen inicialmente, eso contribuirá a hacerte indispensable", dice Teach. 

Revisa constantemente tu formación

Un hombre con americana, corbata y pantalón de pijama delante del ordenador.

gettyimages

En esta misma línea, cabe destacar que para llegar a ser indispensable en una compañía también tendrás que estar actualizado: en las nuevas herramientas, los cursos o las técnicas de hacer tu trabajo.

Renovar tu formación te llevará a ser el senior al que aspiras. 

Aprende a negociar

Entrevista de trabajo.

Getty

También es importante que explicites que eres capaz de hacer todas esas cosas. 

Según el tamaño de la empresa, los superiores no siempre están pendientes de cuán bien lo hace un empleado. Sin embargo, sí que podrías acercarte y planteárselo para llamar su atención.

Según cuenta Marsha Egan, directora general de Egan Group, es más probable que desde esta posición obtengas ascensos o aumentos de sueldos.  

Demuestra que eres una persona de confianza

2 personas se saludan en una entrevista de trabajo.

PxHere

Desde la entrevista de trabajo hasta tu incorporación en plantilla hay algo que debes evitar a toda costa: la mentira. El único gran perdedor siempre serás tú

Sin embargo, demostrando que eres un trabajador de fiar y alguien en quien confiar, la empresa terminará demostrándote a ti lo mismo. 

Sé flexible

Madre e hijo junto a un ordenador.

Getty

Saber adaptarse a las situaciones que lo requieran es un requisito imprescindible para crecer dentro de una compañía. Más aún para hacerte indispensable. 

Ser flexible consiste en adaptarse a las adversidades —un cambio de horario o de dinámica— sin poner mayores impedimentos y sin perder tu rendimiento. 

Comprométete

Videollamada de compañeros de trabajo sin mascarilla.

Getty

En esta misma línea, has de saber que es clave que te comprometas tanto con tu trabajo como con las nuevas responsabilidades u oportunidades

Rita Friedman, una experta en currículums, dice a Forbes que lo que a menudo realmente distingue a los trabajadores indispensables de los engranajes reemplazables de la máquina es una ética de trabajo duro y un compromiso con la calidad. 

Estable relaciones sólidas con compañeros y superiores

Compañeros de trabajo juegan en una oficina con un futbolín

Getty

No se trata de hacer mejores amigos dentro del centro de trabajo, pero sí de poder hablar más allá de cuánto frío o calor hace; de la carga de trabajo o de qué habrá para comer. 

Las relaciones sólidas con los compañeros o los superiores pueden alimentarse a través de las propias colaboraciones, los encuentros de ocio entre colegas e incluso contando alguna anécdota de tu fin de semana

Ten buena actitud

Una mujer en una oficina trabajando con una tablet
Getty Images

¿Querrías tener como mano derecha a una persona que se queja todo el tiempo, que todo le parece mal o que cree que nada puede salir bien? 

"A todos les gusta trabajar con personas que parecen felices de estar allí, y si eligen entre 2 empleados que son igualmente buenos en sus trabajos, el ejecutivo es más propenso a despedir al gruñón", advierte Friedman.

   

Otros artículos interesantes:

Las mejores páginas para buscar y encontrar empleo en 2021

10 formas de buscar trabajo fuera de las páginas de empleo

9 errores típicos que cometes a la hora de buscar trabajo

Te recomendamos

Y además