Pasar al contenido principal

Esto es lo que proponen sobre inmigración PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox

El líder de Vox, Santiago Abascal
El líder de Vox, Santiago Abascal Flickr/Vox
  • A diferencia de otros países, la política de inmigración no es uno de los puntos de conflicto entre los principales partidos en estas elecciones, salvo para Vox.
  • Así, PP y PSOE coinciden, aunque con importantes matices, en la necesidad de que la inmigración se produzca de manera "ordenada".
  • Mientras, Unidas Podemos reclama el cierre de los centros de detención de inmigrantes y Vox pide deportar a los ilegales y a los legales que comentan delitos y endurecer las condiciones de regularización.

Fuera de España, tanto en países con más presencia inmigrante, como Estados Unidos, Alemania o Francia, como en otros donde es casi nula, como Polonia, Hungría o Ucrania, las políticas de inmigración suelen polarizar gran parte de las campañas electorales. Candidatos con posiciones duras en este tema, como Viktor Orban, Matteo Salvini o el propio Donald Trump han conseguido importantes apoyos gracias a ello.

Hasta hace relativamente poco, la oleada xenófoba no había llegado a España y los inmigrantes apenas aparecían en los programas electorales, salvo en los de la extrema derecha extraparlamentaria. Todas las encuestas indican que las próximas elecciones del 28 de abril supondrán un punto y aparte, con la previsible entrada de Vox en el Congreso de los Diputados.

Leer más: El mapa que muestra dónde compran más vivienda en España los extranjeros

Sin embargo, hay que recordar que en la legislatura que termina se ha hablado bastante de inmigración en la esfera política. La muerte de miles de personas intentando atravesar el Mediterráneo, los bloqueos a los barcos españoles que efectúan tareas de salvamento, los llamados asaltos a las vallas de Ceuta y Melilla o las condiciones de los centros de detención de inmigrantes han sido algunos de los temas más destacados.

Todo ello se refleja en las propuestas electorales de los principales partidos. Mientras PP y PSOE coinciden con matices en la necesidad de que la inmigración se produzca de manera "ordenada"Unidas Podemos reclama el cierre de los centros de detención de inmigrantes y Vox pide deportar a los ilegales y a los legales que comentan delitos y endurecer las condiciones de regularización.

Esto es lo que dicen los programas electorales de los 5 partidos con mayor intención de voto sobre la inmigración.

PP: por una inmigración ordenada, con contrato de trabajo y "respeto a la nación que les acoge"

Pablo Casado, presidente del PP, en el Congreso
Pablo Casado, presidente del PP, en el Congreso. Europa Press

En esta campaña electoral, el programa del PP endurece ligeramente su discurso, apostando por "la integración y en el valor del respeto, no en políticas de guetos que comienzan con comunidades separadas y que terminan en realidades enfrentadas". Para ello, pide "especial atención a la situación de las segundas generaciones de inmigrantes" y que los menores no acompañados sean reunidos con sus familias.

A pesar de que en los 10 meses que ha durado Pedro Sánchez al frente del Gobierno tras la moción de censura a Mariano Rajoy no ha dado tiempo a modificar medidas sobre inmigración, el texto afirma que: "es imprescindible volver a las políticas responsables de inmigración, que debe ser legal, ordenada, vinculada a un contrato de trabajo y con la voluntad de integración y respeto a las costumbres de la nación que les acoge".

Leer más: Un cómico que interpreta al presidente de Ucrania en televisión lidera las encuestas a las elecciones presidenciales del país

PSOE: una política migratoria "europea y respetuosa con los derechos humanos"

Pedro Sánchez, en el foro de Davos
Pedro Sánchez, en el foro de Davos. Reuters

El programa del PSOE dedica su epígrafe 107 a las políticas de inmigración, vinculando sus propuestas con el marco comunitario: "impulsaremos una política migratoria europea, para contribuir al desarrollo de África Subsahariana, para luchar contra el tráfico de seres humanos, regulando y facilitando los flujos ordenados de inmigrantes, siempre con el máximo respeto a los derechos humanos".

Los socialistas, que abrazaron durante la década pasada los principios de la Alianza de Civilizaciones, apuestan por estrechar los vínculos entre ambas orillas del Mediterráneo, con la vista puesta en la cooperación y "especialmente en materia migratoria", según se plasma en el documento.

Leer más: Cuánto dinero gastarán PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Vox en las elecciones generales, municipales, autonómicas y europeas

Unidas Podemos: establecer vías legales para la inmigración y frenar las muertes en el Mediterráneo

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero Reuters

Sin duda, el programa de Unidas Podemos es el que más espacio dedica a la cuestión migratoria. Así, incluye medidas para "establecer vías legales y seguras de entrada en España, poner fin a la irregularidad sobrevenida y garantizar los derechos civiles de las personas migradas", estableciendo para 2020 el objetivo de "cero muertes en el Mediterráneo".

Respecto a medidas concretas, la formación morada propone flexibilizar los procesos de reagrupación, recuperar la política de asilo, aumentar los programas de reasentamiento, cerrar los centros de internamiento de extranjeros (CIE) y combatir el racismo mediante la ley Integral para la Igualdad de Trato y el Fomento de la Convivencia y otra norma específica contra la trata de seres humanos.

Leer más: Cómo puedes evitar recibir la propaganda electoral de los partidos políticos

Ciudadanos: un visado por puntos para atraer talento extranjero

Inés Arrimadas y Albert Rivera, de Ciudadanos, tras las elecciones del 21D en Cataluña
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la candidata a la presidencia de la Generalitat Inés Arrimadas, durante la rueda de prensa tras la reunión del comité ejecutivo del partido en Barcelona. Javier Etxezarreta/EFE

En un texto publicado hace unos años y titulado Posicionamiento Inmigración Irregular se tildaba de incompetente la política migratoria de PP y PSOE y se pide "arrojo" para evitar el auge del racismo. En su programa electoral, apuesta por "una inmigración regular y ordenada" a través de la persecución de las mafias, el refuerzo de las fronteras y de un visado por puntos similar al de Canadá para "atraer talento extranjero".

Sin embargo, el presidente de la formación naranja, Albert Rivera, ha criticado durante la última legislatura que el Gobierno generaba efecto llamada sobre los inmigrantes ilegales, lo que choca con su propuesta de visado por puntos. Por otra parte, su rechazo a las propuestas de Vox sobre inmigración en Andalucía podrían significar un problema en el futuro entre ambos partidos, tanto en ámbito nacional como andaluz.

Leer más: Cuánto le cuesta a cada español organizar unas elecciones generales 

Vox: deportar ilegales, derogar el criterio de arraigo y elevar los requisitos para ser español

Santiago Abascal, presidente de Vox
Santiago Abascal, presidente de Vox. Reuters

Si Unidas Podemos tiene el programa que trata con mayor extensión la inmigración, Vox es el partido que más medidas ha propuesto en el programa que presentó en 2018. Son en total 9 medidas para el endurecimiento de la política de extranjería, entre las que destaca la deportación de los inmigrantes ilegales y de los legales "que hayan reincidido en la comisión de delitos leves o hayan cometido delito grave".

Además, el partido de extrema derecha propone endurecer penas contra las "mafias de la inmigración ilegal", entre las que incluye a las ONG que que realizan salvamento de inmigrantes en el Mediterráneo.

Y eso no es todo, porque Vox también exige, dentro de sus medidas sobre inmigración, la "persecución efectiva de las mafias de comercio callejero". Por otra parte, defiende elevar los requisitos de idioma e integración para conseguir la nacionalidad, con la posibilidad de perderla "por actividades contra la soberanía, seguridad o independencia nacional".

También apuestan por "acabar con el efecto llamada" incapacitando de por vida a cualquier inmigrante ilegal a que regularice su situación y estableciendo cuotas de inmigrantes según lo que demande la economía española y dando preferencia a las nacionalidades que comparten idioma e importantes lazos de amistad y cultura con España.