5 hábitos vinculados a la bebida (no solo de alcohol) que están acortando tu vida, según la ciencia

Consumir alcohol durante la pandemia puede ser peligroso
Reuters
  • Comer de manera equilibrada y hacer ejercicio son los pilares para vivir más tiempo y mejor.
  • Pero en esta fórmula a veces puedes no prestar atención a lo que añades a tu cuerpo a través de las bebidas. Eat This ha recopilado 5 hábitos vinculados a las bebidas que pueden acortar tu vida, según evidencias científicas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al intentar preocuparte por tu salud, lo habitual es centrarte en comer mejor y hacer algo de deporte. Dos elementos claves para alargar tu vida y vivir esos años en mejor estado.

Pero mientras que te focalizas en alimentos saludables, es posible que te olvides de lo que aportas a tu organismo a través de la bebida. Lo que bebes también puede tener un gran impacto en tu salud, incluso más allá del alcohol.

El medio Eat This ha recopilado algunos factores vinculados a las bebidas que pueden acortar tu vida según evidencias científicas y declaraciones de expertos. Pues a veces productos que parecen saludables no lo son realmente y te estés confiando.

A continuación 5 hábitos relacionados con lo que bebes que debes dejar de hacer para vivir más.

Excederte con el alcohol de manera frecuente acortará tu vida

Reduce la ingesta de alcohol.
Getty Images

Excederte de manera frecuente con el alcohol puede hacerte vivir menos.

En concreto, un estudio publicado en 2018 en The Lancet detectó que tomar de 10 a 15 bebidas alcohólicas a la semana podría acortar la vida de una persona entre uno y dos años.

Asimismo encontraron que superar 18 copas a la semana podrían conllevar perder entre cuatro y cinco años de vida. 

Ese mismo año, The Lancet también publico otro estudio que iba más allá, asegurando que el alcohol no aporta ningún tipo de beneficio al organismo humano.

Por lo que, aunque algunos expertos recomiendan beber una copa de vino al día, lo cierto es que el consumo moderado de alcohol también resulta peligroso.

Beber más de seis tazas de café al día puede afectar a tu corazón

mujer con sueño, café,

Getty Images

El café puede ser parte de un estilo de vida saludable y ayudar a prevenir enfermedades crónicas, mejorar tu rendimiento físico e incluso ayudarte a quemar grasas.

Dicho esto, excederse en su consumo parece tener a su vez cierto impacto negativo en la salud. Una investigación en 2019 encontró que ingerir seis o más tazas de café al día puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas en un 22%.

La razón de ello radica en la cafeína. Si bien te mantiene alerta y despierto, en grandes dosis podría ser nociva para tu corazón.

"Sabemos que el riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta con la presión arterial alta, una consecuencia conocida del consumo excesivo de cafeína", afirmó la profesora Elina Hyppönen del Centro Australiano para la Salud de Precisión de la Universidad de Australia Meridional y autora principal del informe.

Mucho se ha debatido sobre la cantidad exacta de café que puede tomarse sin riesgo. 

Según varios expertos, para que el consumo de café suponga ciertos beneficios y cero riesgos, lo ideal sería tomar entre dos y tres tazas al día, es decir, entre 200 y 300 miligramos, aunque en ciertos casos se podría aumentar hasta los 400 sin tener ningún tipo de consecuencia.

Beber refrescos de manera diaria compromete gravemente tu salud

mujer comprando bebida máquina, refrescos

Getty Images

Varias investigaciones han alertado sobre el riesgo de muerte prematura que conlleva el consumo habitual de bebidas azucaradas. De ahí que para el nutricionista Carlos Ríos los refrescos sean considerados el peor ultraprocesado que puedes consumir.

Un estudio de más de 118.000 hombres y mujeres en los Estados Unidos sugiere que las personas que toman más bebidas endulzadas con azúcar tienen más probabilidades de morir por todo tipo de causas, incluyendo cánceres de mama y de colon.

Aunque se necesita más investigación en humanos, estudios de laboratorio en ratones y levaduras sugieren que el azúcar puede alimentar esencialmente a los tumores cancerosos, estimulándolos para que crezcan rápida y agresivamente.

A su vez, una investigación de 2019 determinó que cada porción adicional diaria de 340 gramos (12 onzas) de bebidas azucaradas se asoció con un incremento del 7% de riesgo de muerte por cualquier causa, un 5% más de probabilidades de muerte por cáncer y un 10% más de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. 

Consumir zumos elimina todo lo sano de la fruta

Zumos en supermercado
Gettyimages

Según un estudio realizado en la Universidad de Harvard, medio vaso extra de zumo de frutas a diario puede aumentar el riesgo de diabetes en un 15%. 

No es el único que arriesga sobre lo poco conveniente que es tomar estas bebidas a base de frutas.

Según resalta Eat This, en 2019 otra investigación publicada en JAMA Network Open encontró que beber demasiado zumo de fruta puede aumentar el riesgo de muerte prematura hasta en un 42%. 

Entre las razones para evitar los zumos envasados las grandes cantidades de azúcares añadidos que suelen conllevar.

Pero tampoco es más recomendable consumir zumos naturales exprimidos en casa, pues al eliminar la pulpa se pierde gran parte de la fibra y antioxidantes.

Lo más conveniente, tomar la fruta entera.

Beber demasiados batidos de proteínas puede ser un cóctel peligroso

mujeres preparando batido

Getty Images

Las proteínas son un nutriente esencial para tu organismo. 

Son fuente de aminoácidos y nitrógeno. Ayudan a reparar y desarrollar músculo, huesos y en general cualquier tejido corporal. Participan de un enorme número de funciones vitales para la vida e incluso pueden ayudarte a controlar el peso.

Un déficit de proteínas conlleva serios problemas de desnutrición, pero excederse en su consumo también puede tener consecuencias negativas para la salud como sobrepeso o deshidratación.

No solo eso, al tomarlo en forma de suplementos, como los batidos, puede añadirse también un exceso en las cantidades recomendadas de otros nutrientes lo que a su vez puede derivar en una sobrecarga tóxica capaz de dañar órganos como riñones, hígado y corazón.

Para garantizarte una ingesta segura es esencial fijarse en la etiqueta de los suplementos y comprobar que sus ingredientes no interfieren con medicamentos o contiene alérgenos ni que su dosis supera el consumo diario recomendado de vitaminas, minerales y otros nutrientes.

En cuanto a las proteínas. Un aporte adecuado para un adulto activo supone que solo el 10% de las calorías consumidas debe provenir de las proteínas, de acuerdo a las directrices indicadas por la escuela de Medicina de Harvard. Lo recomendable: que este consumo venga derivado de fuentes saludables como legumbres, carnes magras, lácteos o pescados.

Otros artículos interesantes:

Hábitos saludables a la hora de beber que te ayudarán a no engordar

Cómo puedes descansar más y mejor, según los expertos

9 formas sencillas de integrar las verduras en tu dieta para comer más sano