Por qué erradicar por completo el COVID-19 es casi imposible, según un inmunólogo

Escuela al aire libre en Nápoles durante la pandemia de coronavirus.
Reuters
  • Las medidas agresivas de control del coronavirus pueden frenar la propagación, pero es muy difícil eliminar por completo el virus con ellas, según Kingston Mills, inmunólogo del Trinity College de Dublín. 
  • Mills señala que la opción más viable es apostar por la inmunización de la población, pero descarta la inmunidad natural y ve muchos desafíos en la vacuna. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las medidas agresivas de control del coronavirus pueden frenar la propagación, pero es muy difícil eliminar por completo el virus con ellas, según ha escrito en The Conversation Kingston Mills, inmunólogo del Trinity College de Dublín. 

El experto destaca los casos de Corea del Sur, Taiwán y Nueva Zelanda, asegurando que han conseguido aplanar la curva utilizando el rastreo de contactos, la realización de pruebas masivas y aplicando el aislamiento, junto con el distanciamiento social y el uso de mascarillas

Sin embargo, Mills señala que ni siquiera esos países —aunque Nueva Zelanda logró mantenerse 100 días sin nuevos casos— han logrado erradicar el virus por completo. 

"Aunque es posible aplanar la curva usando estas medidas de control, llegar a cero COVID-19 con ellas es más difícil", reconoce el inmunólogo. 

Leer más: Todo lo que se sabe sobre la posibilidad de ser inmune al COVID-19 sin haber pasado la enfermedad

Mills señala que la opción más viable es apostar por la inmunización de la población, ya que, aunque todavía quedan interrogantes sobre cómo responde el sistema inmunitario, se ha demostrado que se generan anticuerpos y que los casos de reinfección no parecen ser comunes

Sin embargo, el experto no comparte la visión de algunos que abogan por permitir la propagación sin control del virus para que toda la población se inmunice de forma natural. 

Al igual que la Organización Mundial de la Salud, Mills cuestiona esta práctica, ya que "la consecuencia de intentar alcanzar ese umbral por medio de la infección natural será muchas más muertes en los grupos de riesgo: las personas mayores, las personas con obesidad y las que tienen afecciones médicas subyacentes". 

Leer más: Por qué una vacuna puede no ser la solución definitiva a la pandemia: estos son todos los escenarios posibles

Además, señala que el virus está demostrando causar efectos a largo plazo, por lo que la inmunidad natural podría tener graves consecuencias para muchas personas. 

Por tanto, la siguiente mejor opción es la vacuna, pero Mills señala los desafíos que presenta intentar alcanzar la inmunidad de rebaño y erradicar el virus mediante la vacunación. 

El inmunólogo destaca que es posible que no sean cien por cien efectivas y, además, recuerda que vacunar a toda la población mundial llevaría varios años por los obstáculos en cuanto a producción y distribución. 

LEER TAMBIÉN: La vacuna no será suficiente para combatir la pandemia del coronavirus, según anticipa el CEO de una de las farmacéuticas más grandes del mundo

LEER TAMBIÉN: La OMS rebaja el optimismo: anticipa que la vacuna del coronavirus no estará disponible para la mayoría hasta 2022

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Ciencia
  3. Salud
  4. Medicina
  5. Enfermedades