Los hábitos de desayuno que más te hacen engordar, según expertos nutricionistas

mujeres desayunando
Getty Images
  • Si quieres cuidar tu silueta lo mejor es optar por un desayuno rico en proteínas y fibra que te hará sentir lleno por más tiempo mientras añades a tu cuerpo nutrientes de calidad.
  • Mientras que tomar hidratos refinados, comer muy deprisa o incluso saltarte el desayuno son hábitos que fácilmente pueden hacerte engordar, según el consejo de varios nutricionistas compartidos en Eat This. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Puede que no estés a dieta, pero aún así no te apetece engordar.

Si estás cuidando tu silueta es posible que te hayas puesto a revisar algunos de tus hábitos en alimentación. 

Quizá has empezado a comer más verduras, cenar antes o picar de forma más saludable. Gestos fáciles de incorporar a tu día a día con los que seguro que ganarás años de vida y evitarás kilos de más.

A este respecto, el desayuno es uno de los momentos del día en el que más pueden comprometer tu cintura.

Sea o no la comida más importante del día, lo cierto es que en esta se tiende a consumir alimentos de dudosa calidad. Lo habitual abusar de bollería industrial, pan blanco y alimentos cargados de azúcar. Todos ellos fácilmente ensancharán tu cintura.

Para que no te suceda esto, algunos nutricionistas han revelado a Eat This los peores hábitos que puedes adoptar en tu desayuno que te llevarán a engordar.

Tomar solo carbohidratos refinados

comida, tostadas, desayuno
Jonas Jacobsson/Unplash

Apenas has terminado tu última cucharada de cereales y ya tienes hambre. O 5 minutos después de acabar tu tostada escuchas tu estómago rugir.

"Es un hábito común y poco acertado depender de los carbohidratos refinados para el desayuno", afirma al medio la médico y nutricionista Trista Best. 

Y sin duda, también se trata de uno de los errores que más puede hacerte engordar.

"Los alimentos elaborados con carbohidratos refinados usan granos a los que se les han despojado de sus vitaminas y minerales beneficiosos como el hierro y las vitaminas B. Esto los hace calóricamente densos y solo ofrece calorías vacías. Debido a su naturaleza procesada, el cuerpo los utiliza rápidamente como forma de energía y conducen a un pico de glucosa y una rápida liberación de insulina después de las comidas ", explica Best

¿La solución? Deja a un lado el pan blanco (o los cereales refinados) y apuesta por la variedad 100% integral. Al llevar todas las capas del grano aporta tanto vitaminas y minerales como fibra, lo que no solo hace que aumente su valor nutricional, también que resulte más saciante y con ello, comas menos.

En este sentido, un artículo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition afirmó que al elegir cereales integrales en lugar de refinados se podía activar el metabolismo y perder más calorías, ya que el cuerpo debía trabajar más para descomponer estos alimentos.

Pasarte con el azúcar añadido

bollo, café, desayuno, comida en la calle
Sarah Swinton/Unplash.

Tomar menos azúcar en tu día a día es un logro que puede reportarte muchos beneficios a la larga. Y entre ellos está, claro, el de reducir el riesgo de engordar.

"Tomar un desayuno con azúcar provocará un pico del azúcar en sangre, lo que puede generar un aumento del hambre y comer en exceso a lo largo del día", remarca la dietista Ricci-Lee Hotz.

Esto se debe a que el azúcar es una de las calorías de la dieta menos eficientes energéticamente. Y además, los alimentos azucarados suelen ser bajos en fibra, el nutriente clave para hacerte sentir lleno por más tiempo.

Saltarte el desayuno

hombre en casa bebiendo café

Unsplash

Si eres de los que solo toma un café por las mañanas o ni eso, cuidado, podrías terminar engordando por ello.

Aunque no existe una postura clara sobre la importancia del desayuno, en general saltarse una comida solo aumentará tus probabilidades de arrastrar por más tiempo la sensación de hambre y terminar comiendo más cuando te pongas a ello.

De ahí que la nutricionista Amy Goodson considere que "saltarse el desayuno es una de las peores cosas que puede hacer", ya que a menudo te prepara para tener más hambre después.

"Si bien muchas personas piensan que están ahorrando calorías, la verdad es que muchas terminan añadiendo más a lo largo del día".

Asimismo, "afecta negativamente a tu cintura, ya que no permite que el metabolismo de tu cuerpo comience al inicio de la mañana, y disminuye la energía de tu cuerpo desde el principio, lo que tiende a resultar en un comportamiento más sedentario a lo largo del día ", puntualiza Hotz.

Por ello, el consejo de los expertos es mejor comer un desayuno contundente, rico en carbohidratos con fibra y proteínas como huevos, frutas y cereales integrales.

No añadir proteínas a tu desayuno

persona comiendo en salón, huevos, desayuno
Toa Heftiba/Unplash

Las proteínas son el nutriente que menos calorías aporta a tu cuerpo y favorecen la sensación de saciedad, por lo que te ayudarán a comer menos. 

Además son el grupo de alimento que más cuesta digerir, si se compraran con grasas o hidratos. Solo este proceso ya consume el 20% de su aporte calórico.

"Añadir proteínas como huevos, yogur, etc. puede ayudar a estabilizar tu azúcar en sangre por la mañana y te ayudará a mantenerte lleno por más tiempo", asegura Goodson.

Comerte el desayuno demasiado rápido

desayunar rápido, trabajo comida
Getty Images

Comer rápido no es nada conveniente. No solo puede favorecer los gases o incluso peor, los atragantamientos, además repercute de manera negativa en tu silueta. 

"Tragar la comida rápidamente, ya sea que estés desayunando o comiendo, no le da tiempo a tu cerebro a contener tu estómago ", puntualiza la dietista Shannon Henry de EZCare Clinic.

Esto se debe a que cuando comienzas a comer, tu estómago segrega dos hormonas, ghrelina y leptina, encargadas de avisar al cerebro de que estás consumiendo alimentos y con ello acabando con la sensación de hambre.

"Tu cerebro no percibe que está lleno hasta los 15 o 20 minutos después de empezar a comer. Si comes tu comida en 10 minutos o menos, puede terminar comiendo más de lo que necesitas. En un estudio sobre 3.200 pacientes, investigadores japoneses encontraron que comer muy rápido estaba estrechamente relacionado con la obesidad ", añade Henry.

Otros artículos interesantes:

Cómo escoger los productos con carbohidratos más saludables cuando haces la compra

El desayuno que llevas tomando toda la vida no es tan sano como creías

Esto es lo que piensa un nutricionista sobre cenar únicamente una pieza de fruta o un yogur

Te recomendamos

Y además