Pasar al contenido principal

Wuhan realizará test a sus 14 millones de habitantes ante el repunte de casos de coronavirus mientras los países europeos aseguran que es imposible hacer pruebas de forma masiva

Una trabajadora almacena muestras de COVID-19 para diagnosticar.
Reuters
  • Las autoridades de la ciudad china de Wuhan, donde se detectó por primera vez el nuevo coronavirus, han ordenado que se realicen nuevas pruebas de COVID-19 a los 14 millones de residentes tras identificar un repunte de casos. 
  • Los expertos coinciden en que la realización de test diagnósticos es esencial para mantener la pandemia de coronavirus bajo control a medida que se levanta el confinamiento. 
  • Mientras países como China, Singapur o Corea del Sur han demostrado su capacidad para realizar test a gran parte de la población, los países europeos se enfrentan a la desescalada asegurando que es imposible hacer pruebas a todos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las autoridades de Wuhan, donde se detectó por primera vez el coronavirus en China, han ordenado que se realicen nuevas pruebas de COVID-19 a los 14 millones de habitantes de la ciudad después de identificar un repunte de casos, informa el South China Morning Post. 

Wuhan, que ha ido recuperando la vuelta a la normalidad tras un confinamiento de más de dos meses, había detectado su último caso local el 3 de abril. Sin embargo, la relajación de las medidas de confinamiento parecen haber favorecido una pequeña ola de nuevos casos—algo que está ocurriendo en otros países a medida que levantan las restricciones—y las autoridades han decidido empezar a hacer test de forma masiva. 

La decisión viene tras confirmarse un número de casos positivos en un único complejo residencial. Tras identificarse a una paciente, las autoridades realizaron 5.000 pruebas en el complejo y detectaron 5 casos más.

Un epidemiólogo consultado por el SCMP, ha señalado que la realización de pruebas diagnósticas a gran escala es necesaria para prevenir una nueva ola de infecciones.

"Los nuevos casos en Wuhan muestran que existe un riesgo real de una segunda ola de propagación en la comunidad por parte de los portadores asintomáticos o con síntomas leves", insiste. 

La advertencia es la que están lanzando muchos expertos del mundo, que aseguran que es necesario enfrentarse al desconfinamiento manteniendo una estricta vigilancia que detecte los nuevos casos que puedan surgir. 

Sin embargo, mientras países como China, Corea del Sur o Singapur han demostrado desde el principio su enorme capacidad diagnóstica, los países en Europa aseguran que no es posible realizar test a toda la población. 

Leer más: La OMS avisa a los países que no aplican medidas de distanciamiento social: la idea de que la población adquirirá así inmunidad de rebaño "es un cálculo realmente peligroso"

España no hará, por ahora, pruebas masivas de cara al desconfinamiento 

"Las pruebas actuales están vinculadas a tecnologías moleculares complicadas y costosas... Y la demanda es mucho mayor que la oferta", reconoce Carlo Rosa, CEO de DiaSorin.

DiaSorin es una empresa multinacional italiana de biotecnología que produce y comercializa en Estados Unidos, Europa y China test de diagnóstico y anticuerpos del nuevo coronavirus.

En la mayoría de países europeos, las pruebas diagnósticas se han realizado solo a los pacientes que mostraban síntomas debido al desabastecimiento de PCR, que España también sufrió

"Estamos ante una pandemia global, que afecta a muchos de los países productores de reactivos a gran escala, lo que durante unas semanas ha limitado el suministro", explicaba recientemente a Business Insider España la CEO de Atrys Health, Isabel Lozano.

Leer más: Todo lo que debes saber sobre los tratamientos contra el coronavirus de Grifols, Oryzon y PharmaMar: cuál es el potencial de las empresas españolas y qué dudas generan

Atrys Health es una compañía de telemedicina y autodiagnóstico que reorientó toda la actividad de su laboratorio central hacia la producción de PCR. 

"Hasta ahora, el motivo fundamental ha sido que no había disponibilidad de materiales y reactivos cualificados para estos test para hacer pruebas a gran escala; no obstante, esta situación está cambiando progresivamente y los test están cada vez más disponibles", añadió.

En España, el número de pruebas y test ha sido motivo de polémica desde el principio de la crisis. A finales de abril, se habían realizado 1.035.000 PCR y 310.000 test de anticuerpos, según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. 

Leer más: La apertura de las guarderías y colegios en la siguiente fase de la desescalada contrasta con las dudas de los científicos sobre cómo propagan los niños el coronavirus

De cara a la desescalada, nuestro país empieza a levantar las medidas sin capacidad para rastrear los contactos y aislar nuevos brotes, algo que los expertos consideran todavía más importante que los test masivos

"En España tenemos una atención primaria muy potente que es la que va a llevar a cabo una buena parte del trabajo de rastreo o vigilancia e identificación de contactos", ha asegurado el ministro de Sanidad, Salvador Illa durante una rueda de prensa. "Las comunidades autónomas aseguran que existen los recursos suficientes para hacer este trabajo", ha insistido. 

Hasta ahora, España ha anunciado la realización de test a una muestra aleatoria de 60.000 personas, a través de un estudio en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística y que dirigirá la responsable del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti.

Dicha muestra es más que para conocer la expansión del coronavirus en España, según declaraba el ministro de Sanidad, Salvador Illa. No obstante, no serían pruebas masivas, si no una aproximación a la población infectada para planificar la desescalada.

Cuando se obtengan esos resultados será el momento de "plantearnos si hacemos esas pruebas masivas o no a la población", aseguró Fernando Simón. 

Y además