6 preguntas resueltas sobre las dosis de refuerzo de las vacunas del COVID-19

Una mujer vacuna a una joven contra el COVID-19.

REUTERS/Rachel Wisniewski

  • Las dosis de refuerzo podrían ayudar a mejorar la inmunidad a largo plazo y a identificar y responder mejor a las nuevas variantes del coronavirus. 
  • No obstante, la comunidad científica aún no ha conseguido datos concluyentes que certifiquen que estas inyecciones son realmente necesarias —al menos no para la población general—.  
  • Estas son las preguntas con respuesta que ya se tienen sobre las dosis de refuerzo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Vacunar a toda la población mundial debería ser el principal objetivo de los líderes de todo el mundo, en palabras del presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, en una entrevista con Business Insider España.

"Más importante que la tercera dosis es vacunar a toda la población mundial. Si las infecciones se perpetúan en partes del mundo donde hay gente desprotegida existe la posibilidad de que el virus circule a altos niveles, se den otras variantes —como delta— y llegue algún día una que realmente sea preocupante, porque la respuesta que hemos creado con las vacunas no nos proteja", advierte.

Por esta misma razón, la Organización Mundial de la Salud ha pedido una moratoria para la autorización de una tercera inyección para la población general. 

"Se trata de un recurso finito de suma cero. Está reduciendo el suministro para quienes más lo necesitan", ha criticado el reconocido epidemiólogo Bruce Aylward, asesor principal de la OMS en Science.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización, ha insistido en que aún hay desigualdades espantosas en el acceso a las vacunas: hay países en el mundo en los que menos del 10% de la población ha sido inmunizado. 

Los 5 beneficios de las dosis de refuerzo que van más allá de la eficacia de la vacuna

Pero, lo cierto es que, si bien ahora no se necesitan a gran escala, en un futuro estas dosis podrían ser imprescindibles para hacer frente al contagio con el SARS-CoV-2 —debido a la reducción de los niveles de anticuerpos y a nuevas posibles variantes del virus—. 

Por esta razón, la comunidad científica sigue buscando respuestas para las principales incógnitas relacionadas con las dosis de refuerzo.

En países como Israel —que se ha convertido en un ensayo en el mundo real para conocer la eficacia y seguridad de la tercera inyección—, China, Hungría, Emiratos Árabes Unidos y Rusia, ya se está administrando una dosis extra de las candidatas desarrolladas contra el COVID-19. 

En otras naciones, entre las que se encuentran Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Austria, Canadá e incluso España, ya tienen una fecha próxima para su despliegue

"El virus tiene una manera de sobrevivir, que es mutando. Todo parece apuntar a que sí tendremos que poner una tercera dosis. Lo que habrá que determinar es cuándo", ha reconocido la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al frente de un plan que prevé una campaña de inmunización masiva en 2022 con dosis de ARN mensajero

¿Son necesarias las dosis de refuerzo de las vacunas desarrolladas contra el COVID-19?

Un chico recibe una dosis de la vacuna contra el COVID-19.

REUTERS/Octavio Jones

La inmunidad que el organismo desarrolla tras la vacuna o al superar una infección natural con el nuevo coronavirus disminuye con el tiempo.  

Según las declaraciones del presidente de Moderna, Stephen Hoge, los niveles de anticuerpos empiezan a disminuir significativamente entre los 6 y 8 meses después de la segunda inyección.

"La protección actual contra la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte podría disminuir en los próximos meses, especialmente entre aquellos que están en mayor riesgo o fueron vacunados durante las primeras fases del despliegue de la vacunación", han advertido las autoridades sanitarias de EEUU.

Por qué cada vez hay más vacunados contagiados con el COVID-19

Además, la aparición de nuevas variantes podría poner en jaque a las vacunas desarrolladas. Delta, por ejemplo, ha reducido la eficacia de las inyecciones entre un 10% y un 30%

Aunque otros estudios sugieren que la gran mayoría de las personas vacunadas contra el coronavirus estarán protegidas a largo plazo.

,,,,,,,

Las dosis de refuerzo podrían mejorar la respuesta inmunitaria a largo plazo y ayudar a identificar y responder mejor a nuevas variantes del SARS-CoV-2. De esta forma, asegurarían altos niveles de inmunidad. 

No obstante, no está claro que se necesiten más inyecciones para la población general, según el Dr. Dan Barouch, virólogo del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston, EEUU. 

En esta misma línea, en declaraciones a Science, Tulio de Oliveira, biólogo de la Universidad de KwaZulu-Natal en Durban, Sudáfrica, dice que, como mínimo, las dosis de refuerzo son injustas e incluso criminales

"No hay duda de que una tercera dosis aumenta la respuesta de los anticuerpos. El debate está en si es necesario y cuándo", defiende John Moore, inmunólogo del Weill Cornell Medical College (Nueva York, EEUU), en declaraciones a Business Insider.

¿Cuál es la eficacia de la vacuna con una tercera dosis?

mujer recibiendo la vacuna
Reuters/AMIR COHEN

La evidencia científica disponible sugiere que todas las dosis de refuerzo de las vacunas mejoran la eficacia de las candidatas para estimular anticuerpos contra el COVID-19. Aunque no hay todavía investigaciones concluyentes. 

Mordena, que ha probado 3 inyecciones diferentes con también varias dosificaciones, asegura que una tercera inyección aumenta los anticuerpos de su candidata. 

Además, previendo que el coronavirus pueda convertirse en un virus endémico, la biotecnológica trabaja en una vacuna polivalente —que sea capaz de distinguir y responder a diferentes formas del virus—.

3 expertos en COVID-19 dicen que no hay evidencia clara de que las personas sanas y vacunadas necesiten inyecciones de refuerzo a los 8 meses

Asimismo, Pfizer defiende que una inyección extra a su régimen de 2 dosis consigue respuestas inmunes sólidas, "títulos de anticuerpos neutralizantes significativamente más altos". 

Según los datos en el mundo real del despliegue de una tercera inyección en Israel, la diferencia podría ser de 10 veces más anticuerpos que tras la segunda inyección —además de un menor riesgo de contagio y de desarrollar un caso grave de COVID-19—. 

Johnson & Johnson dice que un extra a su vacuna monodosis eleva los niveles de anticuerpos hasta 9 veces superiores a los de la vacuna original de dosis única.

¿Cuándo se autorizarán las dosis de refuerzo de las vacunas del coronavirus?

Personas esperando la vacuna contra el COVID-19.

John Macdougall/Pool vía REUTERS

La tercera dosis de las inyecciones de Pfizer y Moderna podrían tener sus primeros datos revisados por los reguladores este mismo otoño

Las estimaciones coincidirían con la fecha que han recomendado las farmacéuticas para la administración de la nueva inyección —a los 8 meses de la segunda—, dado que empezaron a inocularse a finales de diciembre de 2020. 

Por qué está costando tanto conseguir una vacuna contra el COVID-19 para niños

Por su parte, Janssen, el laboratorio de J&J, también cree que la dosis de refuerzo deba administrarse a los 8 meses de la inyección única de su compañía. Pero la farmacéutica no compartirá aún datos del estudio no revisado por pares. 

No obstante, sin haber recibido la autorización general, las dosis de refuerzo ya se han recomendado para pacientes inmunodeprimidos —también en España—. Estos pacientes no desarrollan el mismo nivel de inmunidad con las 2 dosis de la vacuna que los que no tienen esta condición. 

¿Qué grupos recibirán primero las dosis de refuerzo de las vacunas?

Los países están preocupados por la posibilidad de que las vacunas COVID-19 estén empezando a perder eficacia; a pesar de algunos indicios preocupantes, aún no está claro que sea así

Ronen Zvulun/Reuters

Tal y como se organizó la primera campaña de inmunización frente al COVID-19, los grupos prioritarios serán los primeros en recibir la tercera inyección de las vacunas

En España, de acuerdo con la actual estrategia de inmunización, los primeros en recibir una dosis de refuerzo contra el COVID-19 serían: 

  • Residentes y personal en centros de mayores y de atención a grandes dependientes. 
  • Personal sanitario y sociosanitario de primera línea.
  • Otro personal sanitario y sociosanitario. 
  • Grandes dependientes no institucionalizados. 

Le seguirían los mayores de 80 años y personas entre 70 y 79 años de edad con condiciones de muy alto riesgo; la población entre 60 y 65 y 66 y 69 años; otro personal sanitario y sociosanitario y trabajadores con una función esencial. 

El resto de la población diana se inmunizaría respetando el orden descendente por edad y adelantando la administración a aquellos que pertenezcan a grupos de riesgo, como las personas inmunodeprimidas.

¿Cuándo estarán disponibles las dosis de refuerzo para la población general?

Personas vacunadas contra el COVID-19.

REUTERS/Luis Cortes

La llegada de las dosis de refuerzo a la población general dependerá de la autorización de los reguladores de medicamentos —la Agencia Europea del Medicamento, EMA, en el caso de Europa—.

Esta fecha parece estar más cerca de lo que se creía, tras enviar Pfizer y Modernas sus datos a revisar y autorizarse para personas inmunodeprimidas.  

No obstante, también dependen de la estrategia que sigan cada una de las naciones del mundo, más teniendo en cuenta las solicitudes de moratorias de la OMS y las críticas de los expertos de todo el mundo.

El COVID-19 ha venido para quedarse: expertos sanitarios españoles comparten anticipan cómo será la nueva normalidad en 2023

"La OMS pide una moratoria de las vacunas de refuerzo hasta, al menos, finales de septiembre, para que se pueda vacunar al menos al 10% de la población de cada país", ha defendido el director general de la Organización, quien ha pedido la cooperación de todos, "especialmente del puñado de países y empresas que controlan el suministro mundial de vacunas". 

De facto, hasta la EMA ha reconocido que no hay una necesidad urgente por la que desplegar inyecciones de refuerzo para todo el mundo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Europa (ECDC). 

En esta misma línea, esta semana, un panel de 18 expertos internacionales de la OMS y la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA) ha defendido que "las pruebas actuales no parecen mostrar la necesidad de reforzar la vacuna en la población general".

¿Cuáles son los efectos secundarios de las dosis de refuerzo?

Un hombre recibe una dosis de la vacuna contra el COVID-19.

REUTERS/David W Cerny

Hasta ahora, los efectos secundarios parecen ser similares a los de la segunda dosis: más intensos que los de la primera, pero sin nuevos acontecimientos adversos. 

Los 6 efectos secundarios ya identificados de las dosis de refuerzo son:

  • Dolor en el lugar de la inyección
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Dolores musculares
  • Artralgia
  • Fatiga

Un voluntario de las primeras pruebas de Moderna dijo que "se sentía bien" después de recibir una tercera inyección. El paciente tuvo fiebre baja, náuseas, dolores y fatiga, que duraron hasta el día siguiente.  

Según las declaraciones a Business Insider de Amesh Adalja, profesor adjunto del Centro de Seguridad Sanitaria de la Universidad Johns Hopkins, y Kathleen Neuzil, catedrática de vacunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, EEUU, probablemente no provocarán peores síntomas que las vacunas originales.

Otros artículos interesantes:

Los 5 beneficios de las dosis de refuerzo que van más allá de la eficacia de la vacuna

La mayoría de las personas no necesitan una vacuna de refuerzo contra el COVID-19: priorizar a los no vacunados salvará más vidas, insisten los expertos

7 errores cotidianos que cometemos constantemente amenazan con retrasar el fin de la pandemia

Te recomendamos

Y además