7 obstáculos que dificultan que España llegue a la inmunidad de rebaño este verano tal y como espera el Gobierno

Sanitario recibiendo la vacuna
Reuters
  • El Gobierno ha marcado una meta ambiciosa: el 70% de la población española debe estar vacunada en verano, de este modo se alcanzará la inmunidad de rebaño y se podrá hacer vida normal durante el último trimestre de 2021.
  • Aunque las vacunas se han desarrollado y aprobado con gran rapidez, lo cierto es que existen algunos obstáculos que pueden impedir que España alcance este objetivo en verano.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno ha asegurado en más de una ocasión que el objetivo es alcanzar el 70% de vacunados en verano. Esto supondría alcanzar la inmunidad de rebaño entre los meses de junio y septiembre y poder volver a la vida normal en el último trimestre de 2021 o incluso un poco antes.

Para conseguirlo resulta esencial un gran ritmo de vacunación, proteger a toda la población vulnerable lo antes posible, evitando así miles de muertes y que los hospitales se colapsen. 

El objetivo parece ambicioso, pero lo cierto es que las vacunas se han desarrollado y aprobado en tiempo récord, lo que hace pensar en que esta posibilidad no es tan descabellada. 

Sin embargo, y a pesar de miles de personas vulnerables están siendo ya protegidas con el antídoto, existen algunos obstáculos todavía difíciles de sortear, y que van a complicar que España alcance el objetivo deseado de llegar a la inmunidad de rebaño en verano.

El retraso con el suministro de las vacunas, las nuevas variantes del coronavirus que están surgiendo en algunos países, la falta de jeringuillas o los negacionistas que no se quieren vacunar son varios de estos problemas.

La aplicación RadarCOVID es efectiva para la detección de contagios siempre que sea en un entorno controlado y a corto plazo, según un estudio

Negacionistas

Negacionistas del coronavirusNegacionistas del coronavirus
Reuters

Los negacionistas del coronavirus surgieron al mismo tiempo que la pandemia. Unos creen que el virus no existe, otro que sus daños no son tan graves. 

Ahora que las vacunas se están empezando a inocular hay negacionistas que abogan por no ponérsela. Las razones son de lo más variadas: que no funcionan, que tienen graves efectos secundarios o incluso que disponen de un microchip para controlar a la población.

En el último barómetro del CIS, publicado el 21 de diciembre de 2020, se recoge que el 28% de la población española no quiere vacunarse. La cifra es menor que en noviembre, cuando el 47% de los encuestados presentaban dudas.

Aún así, si este número no se reduce va a ser un obstáculo importante para la inmunidad de grupo, ya que las personas no protegidas por la vacuna seguirán siendo susceptibles de desarrollar un cuadro grave de la enfermedad, además de poder contagiar. 

Retraso en el suministro de vacunas

Una sanitaria es vacunada con la candidata de Pfizer y BioNTech en Madrid.Una sanitaria es vacunada con la candidata de Pfizer y BioNTech en Madrid.
Una sanitaria es vacunada con la candidata de Pfizer y BioNTech en Madrid.

REUTERS/Sergio Perez

Ya se esperaba que durante los primeros meses de 2021 no llegasen vacunas suficientes. Sin embargo, ha surgido un problema extra: las farmacéuticas están retrasando los envíos y en el primer trimestre puede haber un 60% menos de dosis de las previstas.

En el caso de Pzifer se debe a la renovación de una de sus plantas de producción, y el objetivo de la compañía es solucionarlo con rapidez y enviar todavía más dosis semanales con las mejoras que están implementando.

La Comisión Euopea está pidiendo explicaciones a las empresas y exige cumplir lo acordado, pero no se puede descartar que estos problemas continúen en el futuro y que compliquen el objetivo de España.

Nuevas variantes del coronavirus

Nueva variante del coronavirus, Reino UnidoNueva variante del coronavirus, Reino Unido

Toby Melville/Reuters

Las nuevas cepas detectadas en Reino Unido y Sudáfrica pueden poner en peligro la efectividad de las vacunas.

 La compañía Moderna trabaja ya en una mejora de su vacuna para que no se vea afectada por la cepa sudafricana, y Pzifer ya ha anunciado que su remedio funciona contra las nuevas variantes

Pero que las vacunas tengan que reajustarse por la aparición de estas variantes podría suponer nuevos retrasos en el calendario previsto. 

Otro aspecto importante es que si estas cepas son más contagiosas pueden saturar los hospitales a mayor velocidad, y que el sistema sanitario colapse provocará retrasos en el ritmo de vacunación. 

La tan necesaria inmunidad de rebaño frente a la COVID-19 no llegará en 2021, según la OMS

Graves problemas con la vacuna de Oxford-AstraZeneca

Vial de la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus.Vial de la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus.
Vial de la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus.

Joe Giddens/Pool via REUTERS

La vacuna de Oxford-AstraZeneca ha sido una de las grandes apuestas de la Unión Europea. Hay 400 millones de dosis reservadas para toda la población europea, de las que 40 millones corresponden a España.

Es decir, gracias a este antídoto se podrían inmunizar 20 millones de españoles, un avance casi definitivo para alcanzar la inmunidad de grupo. 

Pero el laboratorio ya ha anunciado que se van a entregar sólo 30 millones de vacunas a Europa en el primer trimestre. Esto significa que de aquí a primavera España sólo podría inmunizar con ambas dosis a millón y medio de personas.

La Unión Europea exige que se cumplan los envíos, y podría bloquear las exportaciones de la vacuna a otros países. La negociación entre la UE y AstraZeneca está siento tensa, y no parece que vaya a haber solución a corto plazo. 

La inmunidad natural es baja

Coronavirus.Coronavirus.
Morsa Images

Getty Images

Si la estrategia de las vacunas fallasen, algunos pueden pensar que se puede alcanzar la inmunidad de rebaño de forma natural, cuando gran parte de la población haya pasado el virus. 

Esta teoría es cierta, pero también supone que mueran millones de personas y que los hospitales se mantengan colapsados durante meses o años, por lo que no resulta asumible.

El último estudio de seroprevalencia indica que sólo 1 de cada 10 españoles han superado la infección y tienen anticuerpos; esto significa que España está muy lejos de llegar a la inmunidad de rebaño por el método natural.

Falta de jeringuillas

Unas manos extrayendo medicina en una jeringuillaUnas manos extrayendo medicina en una jeringuilla

Reuters

Un problema que no estaba previsto, pero que está provocando importantes retrasos en la administración de la vacuna. 

España pierde miles de dosis por no contar con las jeringuillas adecuadas. Esto sucede porque de los viales que envían las farmacéuticas se pueden extraer 6 dosis en lugar de 5, aprovechando al máximo los mililitros disponibles.

Peor para ello es necesario contar con vacunas más especializadas, concretamente con un modelo en el que el espacio que hay entre la aguja y el émbolo sea más pequeño de lo normal. 

En España no hay, hasta el momento, suficientes jeringuillas de este tipo, lo que significa desperdiciar miles de dosis.

Los vacunados podrían seguir contagiando

Mujer recibiendo la vacuna del coronavirusMujer recibiendo la vacuna del coronavirus
Reuters

Las personas que han recibido la vacuna contra el coronavirus ya están protegidas y no van a desarrollar un cuadro grave de la enfermedad.

Pero todavía quedan algunas dudas respecto al efecto de las vacunas: es posible que aunque estés inmunizado todavía puedes contagiar el virus si te infectas tras la vacunación. 

Esto significa que la circulación del virus podría ser elevada incluso cuando haya un porcentaje alto de vacunados en España, lo que complicará el objetivo de alcanzar la inmunidad de grupo y hacer vida normal en verano. 

LEER TAMBIÉN: 9 señales que indican que el COVID-19 está atacando tu cerebro

LEER TAMBIÉN: Estas son las diferencias entre las mascarillas FFP2 y FFP3

LEER TAMBIÉN: La salud mental de los adultos jóvenes sigue en peligro por la pandemia del coronavirus

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música