Pasar al contenido principal

Un técnico en emergencias sanitarias en plena crisis del coronavirus: "La gente miente, aguanta para no ir al hospital y pregunta si la ambulancia está desinfectada"

Pedro López, técnico en emergencias sanitarias desde 2011
Pedro López es técnico en emergencias sanitarias desde 2011. P. López
  • Business Insider España quiere presentarte a las personas que, con su esfuerzo, están haciendo posible que los enfermos reciban atención y que, quienes tienen que quedarse en casa para frenar la expansión del brote de coronavirus, tengan cubiertas sus necesidades básicas.
  • Médicos, enfermeros, auxiliares, administrativos, camioneros, cajeros de supermercados, reponedores, quiosqueros, conductores de autobús... La lista es larga y su labor merece un reconocimiento de toda la sociedad.
  • Acudiendo a su trabajando y desempeñando sus funciones con normalidad permiten que nuestro sistema funcione en este escenario inédito en España. A cambio, sólo piden una cosa: que te quedes en casa, que salgas a la calle únicamente lo imprescindible. Es la manera de conseguir frenar el COVID-19.
  • Si eres uno de ellos, nos encantará ponerte voz y contar tu historia. Si conoces a alguien en esta situación, compártelo. No dejemos pasar ni un día más para reconocer a todos los que están ayudando a los demás en esta histórica emergencia sanitaria.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Las urgencias ya no son las mismas. Todo el que está allí es porque verdaderamente está malo y no por un esguince". 

Pedro López es técnico en emergencias sanitarias desde 2011. Hasta que estalló la crisis del coronavirus, combinaba el transporte secundario de pacientes con diálisis y de urgencias entre un hospital y otro de la Comunidad de Madrid. Un día normal se traducía en unos 10 servicios programados. Hoy, la mayoría de esos traslados comparten un nombre: urgencias.

"Trabajo con miedo y eso te hace ser prudente, pero también te sientes obligado porque es una labor para los demás. Eso hace que dejes atrás el temor y que tires para adelante". 

Pedro forma parte de ese ejército de sanitarios kamikazes que The New York Times ha llevado a su portada por su feroz esfuerzo para atender a los enfermos y por la escasez de medios que describe, en parte, su día a día. "Todo el mundo te pregunta si hay riesgos y hay material, pero no todo el que hace falta. Sólo hay rayos de luz", advierte.

Este es el modus operandi: "Vas a un domicilio cubierto, pero luego te lo tienes que quitar todo para poder conducir. Y reutilizas el material. Nos lavamos las manos con los guantes puestos para poder usarlos de nuevo. Todo el mundo dosifica". 

Así que, constantemente, se ve obligado a responder a la misma pregunta: ¿Está desinfectada la ambulancia?

La respuesta es afirmativa. Los enfermos pueden estar tranquilos.

Él, por el contrario, no siempre sabe qué se va a encontrar. "Hay mucha coordinación y te orientan: es un posible COVID-19". Pero la realidad ahora supera a la ficción: "La gente miente mucho, nadie quiere estar malo para no tener que ir al hospital. Te dicen que es un ataque de asma porque se resisten, cuando antes por menos ibas a tiro fijo a urgencias". 

Leer más: Así funciona el bot inteligente para WhatsApp y Telegram impulsado por el Gobierno para luchar contra el coronavirus

Ellos no quieren dejar su casa y lo que Pedro nos pide a todos es que nos quedemos en la nuestra: "Nunca tan poco ha hecho tanto. Esto se propaga y no sabes dónde está".

Admite que esta situación es muy dura. Tiene dos niños pequeños que ha tenido que dejar con los abuelos mientras su mujer –auxiliar de pediatría– y él trabajan. Les echa de menos pero intenta quedarse con lo positivo: "La unidad, que no hay color político y que muchos vecinos que antes ni se dirían hola ahora se saludan por la ventana".

A Pedro, su farmacéutica le hace la ola. Se la merece. 

 

Este testimonio es parte de una serie especial de Business Insider España que trata de poner cara a las personas que, con su esfuerzo, están haciendo posible que los enfermos reciban atención o cubriendo las necesidades básicas de la población con su trabajo. Son médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos pero también camioneros, cajeros de supermercados, reponedores o conductores de autobús. A cambio de su trabajo solo piden una cosa: que te quedes en casa y salgas a la calle solo lo imprescindible para frenar los contagios.

Si eres uno de ellos, nos encantará ponerte voz y contar tu historia. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico o mediante mensajes privados en nuestras redes sociales vía Twitter, Facebook o Instagram. Si conoces a alguien en esta situación, compártelo. No dejemos pasar ni un día más para reconocer a todos los que están ayudando a los demás en esta histórica emergencia sanitaria.

Más héroes anónimos en Business Insider España:

Y además