Qué ha llevado a Sánchez y a Iglesias a aceptar un Gobierno de coalición menos de 48 horas después de conocer los resultados del 10-N

Pedro sánchez y Pablo Iglesias firman su preacuerdo para formar Gobierno.
Pedro sánchez y Pablo Iglesias firman su preacuerdo para formar Gobierno.
REUTERS/Sergio Pérez
  • Lo que no se ha conseguido en seis meses de bloqueo se ha solucionado en menos de 48 horas, las que han transcurrido después de conocerse los resultados del 10-N.
  • Sánchez e Iglesias ya han firmado un preacuerdo para formar un Gobierno de coalición.
  • Ambas organizaciones se jugaban mucho después de que en las últimas elecciones las dos firmasen un retroceso en representación parlamentaria.
  • Una reunión exprés de una hora en La Moncloa desbloqueó este lunes el pacto de Gobierno. La Ejecutiva del PSOE no estuvo informada, según eldiario.es y El Mundo.
  • Los dos partidos se llegaron a cruzar hasta cinco borradores del acuerdo de diez puntos a un ritmo frenético. Puede consultar el acuerdo aquí.
  • Estas son las razones que han precipitado el apresurado cierre de este acuerdo de Gobierno.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sánchez e Iglesias sorprendieron este martes anunciando con poca antelación una comparecencia conjunta en el Congreso de los Diputados. Los mentideros comenzaron a ebullir, y los razonamientos solo llevaban a un único destino: habría Gobierno de coalición.

Los resultados del 10-N dejaron a un PSOE que retrocedía en tres escaños y a un Unidas Podemos que también había sufrido la caída en representación de siete diputados en la Cámara. No obstante, el auge de la extrema derecha, materializada en Vox, que crecía hasta los 52 parlamentarios, puso a las dos organizaciones progresistas a trabajar.

Todo lo que parecía inalcanzable en la legislatura pasada, en la que el bloqueo político llevó a una repetición electoral, se consiguió en cuestión de horas.

Leer más: Las mayorías más claras con las que Pedro Sánchez podría ser investido tras alcanzar su acuerdo de Gobierno en coalición con Unidas Podemos

Todavía se desconoce el relato que hay detrás de las rúbricas del acuerdo, que se ha confirmado este martes pasadas las 14.00 horas. Pero sí se adivinan algunas de las motivaciones que han encontrado tanto los de Sánchez como los de Iglesias para entenderse con presteza para evitar que continúe el desgaste institucional.

Estas son algunas de las razones que han llevado al PSOE y a Unidas Podemos a firmar un Gobierno de coalición con tanta premura.

Los resultados electorales no han sido los que esperaban en el PSOE

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, celebra el triunfo tras las elecciones generales de noviembre de 2019.Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, celebra el triunfo tras las elecciones generales de noviembre de 2019.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, celebra el triunfo tras las elecciones generales de noviembre de 2019.
REUTERS/Sergio Perez

Se ha escrito mucho sobre el jefe de Gabinete de Pedro Sánchez. El famoso asesor de Moncloa, Iván Redondo, ha sido acusado en múltiples ocasiones de ser la figura responsable de la repetición electoral en España tras las generales del 28 de abril.

Más allá de que sea así o no, lo cierto es que después de que se constatara el bloqueo y el rey Felipe VI no presentara ningún candidato a la segunda sesión de investidura que se preveía celebrar a finales de septiembre, han sucedido varias cosas. Y ninguna ha beneficiado electoralmente al PSOE.

La que más nítidamente ha afectado a los resultados del 10-N es la crisis catalana. El 14 de octubre el Tribunal Supremo publicó la sentencia sobre la causa del procés, condenando a líderes independentistas a entre 9 y 13 años de cárcel por delitos de sedición y malversación. El fallo judicial levantó una polvareda en Cataluña, que se siguió de varias noches de disturbios violentos en las calles de sus principales ciudades.

Sánchez, como presidente del Gobierno en funciones, ha comparecido en varias ocasiones desde entonces. Siempre para defender la contundencia y la proporcionalidad con la que el Gobierno ha pretendido actuar ante el conflicto.

No obstante, los resultados son que aunque ERC retrocede en representación, Junts sube, EH Bildu podría tener grupo propio y el BNG ha vuelto a la Cámara Baja. El nacionalismo y el independentismo ha crecido en más regiones, además de en Cataluña.

Todo frente a un Gobierno que se ha visto castigado por esta situación, la misma situación que también ha espoleado a otro grupo político.

La irrupción de Vox ante el bloqueo político y la crisis catalana

Santiago Abascal, líder de Vox.Santiago Abascal, líder de Vox.
Santiago Abascal, líder de Vox.
REUTERS/Susana Vera

El 28 de abril, Vox entraba por primera vez en el Parlamento español. A pesar del rotundo éxito —lo hicieron con 24 escaños— sus líderes no pudieron ocultar la decepción en aquella noche electoral. Los sondeos electorales, ya entonces, vaticinaban un amplio grupo parlamentario para la organización de extrema derecha.

Los anhelos de los de Abascal se han cumplido tras la repetición electoral del 10 de noviembre. De 24 diputados han pasado a 52, aunque el bloque de la derecha —Vox, PP y Ciudadanos— siguen en equilibrio con el de las izquierdas.

Todo a cuenta de Ciudadanos, un actor que en campaña advertían que serían parte de la solución y no continuarían el bloqueo. El partido naranja ha retrocedido de los 57 a los 10 diputados, y ha provocado la dimisión de Albert Rivera.

La dimisión de Albert Rivera tras la debacle de Ciudadanos

Albert Rivera anuncia su dimisión como líder de Ciudadanos.Albert Rivera anuncia su dimisión como líder de Ciudadanos.
Albert Rivera anuncia su dimisión como líder de Ciudadanos.
REUTERS/Susana Vera

El hundimiento de Ciudadanos ha provocado una oleada de titulares que advierten de una fuga de cargos y diputados de la organización de centro-derecha. La dimisión de Albert Rivera se confirmó en una comparecencia ante los medios de comunicación este lunes, en la que el hasta ahora presidente del partido advertía que dejaría su escaño y también la política.

Con uno de los candidatos a la Presidencia del Gobierno fuera de juego, las negociaciones entre Sánchez y Podemos se han visto espoleadas y alentadas. Los dos líderes progresistas han anunciado un preacuerdo para formar el Gobierno de coalición apenas 48 horas después de conocer los resultados electorales del domingo. Ni siquiera ha terminado oficialmente el escrutinio.

Estos plazos contrastan, de hecho, con el bloqueo institucional al que se vio sometido el país desde finales de abril hasta hoy.

Han negociado otros: no estaban ni Calvo ni Echenique

Pablo Echenique, Podemos.Pablo Echenique, Podemos.
Pablo Echenique, Podemos.
Podemos / Daniel Gago

Un bloqueo que en buena medida vino propiciado por la falta de sintonía de los grupos negociadores. El del PSOE, liderado por la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y el de Unidas Podemos, liderado por Pablo Echenique. Ambos estaban en el Congreso en el momento en el que se firmaba y materializaba el acuerdo de Gobierno. Pero no salieron en la foto.

Medios como El Independiente han apuntado que podría darse la situación de que Calvo no vuelva al Consejo de Ministros en la 14ª legislatura: algunas voces ya la sitúan como la nueva presidenta de la Mesa del Congreso de los Diputados, cuya identidad se conocerá en la sesión constitutiva de las Cortes el próximo 3 de diciembre.

Consultores políticos como Paola Cannata, de la directiva de la Asociación de Comunicación Política, ya advirtieron en septiembre a Business Insider que mantener a los mismos equipos negociadores antes y después de la sesión de investidura de julio fue un error.

La necesidad de los socialistas de marcar distancia con respecto al PP

Sánchez, entre Casado y Abascal, en el debate a cinco.Sánchez, entre Casado y Abascal, en el debate a cinco.
Sánchez, entre Casado y Abascal, en el debate a cinco.
REUTERS/Susana Vera

Durante la mayor parte de la historia democrática española, PP y PSOE han sido las dos organizaciones políticas hegemónicas en los procesos electorales. Configuraron lo que se vino a llamar como el bipartidismo. Ahora, ante la idea de que Sánchez gobierne en coalición —lo que sería histórico en muchos sentidos—, el PP ha esbozado la propuesta de un frente amplio, de un Gobierno de concentración entre Casado y Sánchez.

Lo ha hecho hasta tal punto que a mediodía de este martes los altos cargos populares no ocultaron su enfado después de que Sánchez ignorara a Pablo Casado y no le devolviera una llamada telefónica este lunes.

No solo los populares: al final de este frenético martes el vicepresidente de la Junta de Castilla la Mancha, el líder de Ciudadanos en dicha comunidad, Francisco Igea, llegó a ofrecer entregar la región —además de Andalucía— a los socialistas a cambio de que evitaran un Ejecutivo en coalición con Podemos.

Los socialistas no se pueden permitir esta imagen.

A Iglesias se le acababa el tiempo con las voces críticas de su organización

Teresa Rodríguez, en una imagen de archivo.Teresa Rodríguez, en una imagen de archivo.
Teresa Rodríguez, en una imagen de archivo.
REUTERS/Jon Nazca

Cuando la repetición electoral todavía no se había confirmado, Podemos Andalucía comenzó a plantear la necesidad de crear una confluencia en la región meridional al estilo de las confluencias gallegas o catalanas —Galicia en Común, En Comú Podem—. Personas del círculo de confianza de Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía, lo llegaron a exigir públicamente en los medios de comunicación.

De no haber conseguido sacar adelante este Gobierno de coalición, Iglesias habría tenido que enfrentarse al futuro Congreso de Podemos —Vistalegre 3— en una posición muy debilitada y con altas exigencias por parte del sector anticapitalista y andaluz, como apuntaba Okdiario.

Todo lo que debes saber sobre las Elecciones Generales del 10-N

LEER TAMBIÉN: Amenaza de ERE en Ciudadanos, que reducirá sus subvenciones en un 70% tras el batacazo electoral

LEER TAMBIÉN: 13 ocasiones en las que el PSOE de Sánchez convirtió a Podemos en su socio preferente pero luego no hubo pacto

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020

    Más:

  1. Gobierno de España
  2. Elecciones Generales 2019
  3. Política Nacional
  4. Trending
  5. Top
  6. PSOE
  7. Unidas Podemos
  8. Pedro Sánchez
  9. Pablo Iglesias