Así se forma a los rastreadores de contactos de COVID-19 para frenar los rebrotes

Rastreadores de contactos en Houston, Texas (EEUU) en julio de 2020.
Rastreadores de contactos en Houston, Texas (EEUU) en julio de 2020.
REUTERS/Adrees Latif
  • En la contención de la propagación de la pandemia de COVID-19, tanto como las medidas de seguridad, los rastreadores son imprescindibles. 
  • Hasta antes de hacer frente a la crisis sanitaria actual, idealmente la tarea la realizaban los profesionales de la salud de primera línea, familiarizados con los casos y con un seguimiento personalizado a cada uno de ellos. 
  • Con la expansión de la enfermedad del nuevo coronavirus, las instituciones responsables tenían que pensar en cuántas personas harían falta para la única forma de contenerla: el rastreo de contactos —más allá de la atención primaria y sanitarios—.
  • Pero, sobre todo, qué competencias debían tener y cómo coordinar los sistemas de información para cuidar las cadenas de contactos si uno de ellos se convertía en otro positivo, cuenta a Business Insider España Alberto Fernández Ajuria, investigador, licenciado en Medicina y Cirugía y profesor de Epidemiología y Salud Pública en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP). 
  • Así es como se forman los rastreadores en la EASP, con un programa también diseñado a medida para la comunidad autónoma de Cantabria, y en espera de adaptación para a Galicia, Murcia y Melilla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La única forma de controlar la propagación de enfermedades como COVID-19 sin un confinamiento estricto o medidas que limiten la vida social y la economía, es mediante el rastreo de contactos —y una actuación responsable por parte de la población—, explica a Business Insider España Alberto Fernández Ajuria, investigador, licenciado en Medicina y Cirugía y profesor de Epidemiología y Salud Pública en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP).

"Todos los sanitarios tienen que hacer, muy ocasionalmente, actividades de rastreo de otro tipo de enfermedades. Como brotes de meningitis, y/o tuberculosis para ver quiénes han podido ser contagiados. Pero todas estas tienen una profilaxis y un tratamiento y no requieren —quizás la meningitis sí, apunta— una actuación tan rápida como con la COVID", sostiene el profesor.

Por ello, previendo que tras el confinamiento reforzar la capacidad de rastreo en el país iba a ser imprescindible para la contención de la pandemia, Fernández Ajuria enfocó una de las reuniones semanales de las escuelas de salud pública a nivel Europeo a una cuestión clave: qué competencias debían tener —ante una enfermedad aún desconocida en su totalidad— los profesionales que seguirían los contactos de los positivos de COVID-19. 

Leer más: Los 'jefes' de los rastreadores del coronavirus revelan las técnicas que usan para que contagiados, sospechosos y escépticos colaboren: "Tenemos muy poco tiempo para ganarnos su confianza"

La iniciativa formativa surge a comienzos de mayo, cuando se apuntaba a la desescalada en toda Europa, en una situación de difusión comunitaria de la enfermedad que podría llevar a un nuevo cierre. 

"Se veía que iba a ser necesario contenerla con una función de rastreo, que es la única forma que tenemos de control de la situación. Si no somos capaces de controlarlo, volvemos a la difusión y, de ahí, al confinamiento. Y ya teníamos la experiencia de cuál era el coste de un confinamiento en términos económicos y sociales", señala. 

Para entonces, a principios de mayo, los contagios databan de 215.216 positivos, 24.824 fallecidos, y 114.678 recuperados, según el Departamento de Seguridad Nacional. Ahora, a fecha 28 de agosto, tras semanas con entre 2.000 y 3.000 nuevos reportes diarios, se registran 439.286 casos, 29.011 víctimas mortales, sin detalles de recuperados por el mismo departamento

Mientras, en términos económicos, España en números tiene más de 1,2 millones de empleos destruidos, sobre todo de jóvenes, temporales y con poca formación; una caída del cosumo de los hogares del 21% —con un gasto en mascarillas que supera la factura de la luz—; y un desplome histórico del PIB del 18,5%, en el segundo trimestre de 2020, entrando en recesión

Leer más: RadarCOVID ya está rastreando contactos en España: así han ayudado o fracasado las apps de 5 países europeos combatiendo los rebrotes de coronavirus

Ante esta nueva tesitura, el curso se ha ido actualizando constantemente —y sigue haciéndolo, más con la vuelta al cole, donde también hay que responder a cuestiones relacionadas con el trabajo de los padres con niños infectados—. 

"Son claves que se escapan a aspectos microbiológicos del virus, pero que ocurren en la entrevista [entre el rastreador y el contacto del caso positivo]. Hay que buscar las ayudas sociales necesarias para que no queden casi peor expuestos por no tener ingresos que por la enfermedad".

En ello, tanto para Andalucía como en la adaptación para el servicio de salud cántabro, se han graduado en la EASP 637 personas en total. 

"El primer curso que hicimos para Andalucía, estaba preparado para 600 profesionales que lo terminaron 572 personas. Y, en el caso de Cantabria, fue para 67 personas y lo terminaron 65", detalla Fernández Ajuria. 

Leer más: La alta prevalencia y el porcentaje de asintomáticos podrían limitar el éxito del rastreo de contactos: los obstáculos a los que se enfrentan los 'detectives' que vigilan posibles rebrotes

Dicho número significa que, por lo menos, un individuo cercano a una persona de cada centro de salud se ha formado. Y que este puede transmitir un conocimiento, o capacidad para gestionarlo en su centro. Cuando se forma una siguiente ronda de rastreadores, se está entonces preparando a la segunda o tercera persona por cada ambulatorio.

Ahora mismo, hay otros 109 formándose en Cantabria, y 782 en Andalucía, donde se esperan otras 2 ediciones de 800 profesionales cada una. 

Además, la EASP diseña la adaptación de su curso para Galicia, Melilla y Murcia —la cual, hasta el momento, formaba a sus profesionales al pie del cañón. "Lo hacían viendo cómo lo hacían otros"—.

"Cada comunidad ha respondido como creía que era la forma más conveniente. Esto puede ser ideal para unas, pero no extrapolables a otras, que se organizan según los recursos, la demanda y la necesidad que tiene que abordar", puntualiza el profesor.

Contenidos teóricos del curso de rastreadores de la EASP

REUTERS/Christian Hartmann

"Nos propusimos un curso de actualización del conocimiento del comportamiento del virus, en lo relativo a las cuestiones de rastreo", especifica el profesor de la EASP, que ejemplifica las siguientes cuestiones:

"Los elementos claves de la enfermedad para poder hacer un buen trabajo de rastreo son uno de los elementos del curso".

Las entrevistas: cómo decirle a alguien después del confinamiento que tiene que quedarse otros 14 días encerrado en casa

Reuters

La sensación en medio del estado de alarma de escuchar la palabra "prórroga" es la misma que siente una persona contacto de un contagiado, al pedirle que se quede en casa 14 días de cuarentena después de meses de confinamiento

"Como estábamos saliendo de la época del confinamiento, entendíamos que pedirle a alguien que hiciese una cuarentena de 14 días en aquel contexto era muy duro. 'Tú vas a estar 14 días más, o tú que estás en fase 2, vas a volver al confinamiento'", recrea. 

Por ello, parte del programa que prepara a los rastreadores para seguir el contacto de casos de COVID-19 incluye fomentar habilidades que hagan una entrevista de este tipo, lo suficientemente efectiva, para cumplir el objetivo de que dicho afectado corte la transmisión de la enfermedad en el caso de que la pueda diseminar. 

Leer más: El verdadero desafío de RadarCOVID, la app de rastreo de contactos, es configurarla: los usuarios menos expertos en tecnología tendrán problemas para que funcione

"Hay una parte de la formación que es revisar los conceptos de una entrevista efectiva, generar confianza y ayudar a los profesionales a hacer frente a situaciones complicadas. Por ejemplo: personas que pueden asustarse mucho cuando se les dice que han sido contacto, generar confianza, qué hacer con quienes lo niegan, lo rechazan, dicen que no van a hacer ninguna cuarentena o reaccionan violentamente".

Algo que Fernández considera un aspecto de mejora: informar a la población. "No parece muy de recibo llamar a teléfonos que no contestan, por ejemplo".

"En esa red se requiere una intervención que genere confianza y un contacto establecido en lo que dure la cuarentena. Por ello, lo ideal es que lo haga el médico o enfermero de atención primaria, pero en algunos casos están desbordados en los centros de salud".

Riesgos laborales: de las horas al teléfono a exponerse en visitas presenciales

REUTERS/Caitlin Ochs

Ante dichas reacciones, tienen también que prepararse para unas condiciones de trabajo posiblemente complicadas.

Ya sea por las horas que pasa al teléfono, por la pérdida de un hilo entre los contactos o por tener que hacer visitas presenciales en las que quedan expuestos al contagio

"Asumíamos que parte del rastreo se iba a realizar mediante llamadas telefónicas y actualizaciones telemáticas, pero que en algunos casos iba a ser preciso desplazarse a domicilio o a lugares para tener entrevistas en directo con personas afectadas", explica el profesor de la EASP, Fernández Ajuria.

Leer más: 11 sitios donde es más probable contagiarte de coronavirus ahora mismo

"Incluimos una revisión de los aspectos de prevención de riesgos laborales y un repaso de las medidas higiénicas y de seguridad que son precisas para realizar este tipo de tareas. Tanto para las ergonómicas, como estar expuestos a muchas horas de pantallas de ordenador o de llamadas de teléfono, como las que pueden requerir el desplazarse en un vehículo a un domicilio en el que no sabes qué te vas a encontrar". 

Coordinación de los equipos de rastreo

REUTERS/Susana Vera

"Es que tan importante como formar bien, que el trabajo que haga la persona que rastrea se haga en un equipo bien coordinado", resalta.

Sobre todo porque, en la misión de seguir a las personas que hayan estado con un positivo, entran diferentes profesionales que han de localizar con mucha exactitud cada caso. 

Describe Fernández Ajuria: "La persona que rastrea va a recibir la información de a qué persona tiene que realizar la entrevista y el seguimiento —casi siempre del sanitario que ha comprobado con una prueba de laboratorio el caso—. Esta información le tiene que llegar rápidamente y de la forma más completa posible para preparar la entrevista de la manera más efectiva". 

Leer más: RadarCOVID, la app de rastreo española, ya está disponible en algunas regiones: 7 claves para entender cómo funciona y por qué podría ser útil

Y, dado que cada comunida se organiza de una manera diferente según la relación de vigilancia epidemiológica con atención primaria, los equipos han de poder identificar quién coordina toda la información, el seguimiento de cada caso, la evolución de los contactos por si alguno se convierte en caso y tener un sistema de información que permita en todo momento de manera inmediata conocer cuál es la situación en cada territorio. 

"Nos hemos dado cuenta de que el rastreo efectivo requiere equipos bien organizaos y sistemas de información activos, porque la movilidad dentro del territorio nacional es muy grande. No todos tienen los mismos sistemas de información y hemos tenido que afrontar este reto sobre la marcha". 

El perfil de los rastreadores

Reuters

Más allá del ideal de los profesionales de atención primaria, también pueden formarse otras personas que no pertenezcan al sector sanitario o bien, sean de otras áreas y presten apoyo a estos profesionales. 

"El sistema de salud responsable identifica quiénes son las personas que deben realizar el curso. No es un curso que se anuncie y la gente se matricula de manera libre", especifica. 

"Hasta ahora hemos formado a enfermeros y enfermeras de atención primaria, médicas y médicos de atención primaria y algunas otras profesiones sanitarias como pueden ser personas que trabajan en fisioterapia, rehabilitación, psicología que de alguna manera dan también apoyo en estas tareas". 

Leer más: Las 10 nuevas profesiones que han surgido a raíz de la pandemia

No obstante, eso no quiere decir que una persona que no sea sanitaria no pueda hacer el trabajo. 

Por ejemplo, el Gobierno ha ofrecido a las comunidades 2.000 rastreadores del Ejército que se formarán y adaptarán a la forma de trabajo del resto en la tarea de contención del coronavirus.

"Que te llame tu médico es la situación óptima, pero no es posible la mayoría de las veces porque la situación geográfica de un brote puede hacer rápidamente que el dispositivo sanitario de la zona se desborde", explica. De ahí a que otros capacitados lleven a cabo está función.

Clases online y un foro para generar conocimiento continuo

Rastreadores de contactos en Houston, Texas (EEUU) en julio de 2020.Rastreadores de contactos en Houston, Texas (EEUU) en julio de 2020.
Rastreadores de contactos en Houston, Texas (EEUU) en julio de 2020.
REUTERS/Adrees Latif

Junto a los contenidos base, el curso se ha ido actualizando constantemente según las necesidades del momento, tal y como ya se ha comentado con anterioridad.

Los futuros rastreadores se preparan vía online, "pantalla tras pantalla", señala Fernández, y han de superar todas las cuestiones para aprobarlo.

"Este es un curso muy básico, con los contenidos anteriormente comentados, vía online. Todos los contenidos son pantalla tras pantalla, es decir, una serie de lecciones donde para pasar de página hay que superar una serie de elementos. Hasta que no los superas completamente, no pasas de página. Así, terminas el curso cuando todos los cuestionarios son respondidos completa y acertadamente", detalla el profesor.

Leer más: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

"No hay una nota cuando se termina el curso. Todo el mundo saca 10 porque si no acierta todas las preguntas tiene que seguir intentándolo". 

Pero, además del contenido teórico, tienen acceso a un foro que se ha convertido prácticamente en una herramienta esencial de su formación

"En este foro, las personas pueden hacer preguntas de dudas que le surgen cuando están haciendo el curso, o de su propia práctica. Muchos están lidiando en sus puestos de trabajo con diferentes situaciones que a veces no son abordadas en las lecciones porque son nuevas, o del tipo social —como el caso de los menores y los padres— y que no las habíamos pensado". 

De 3 a 10 horas a los cursos de rastreo de contacto, mientras hacen frente a la pandemia desde sus puestos de trabajo

REUTERS/Adrees Latif

Las peticiones de formación suelen ser solicitudes con mucha prisa. "'Necesitamos un curso urgentemente', nos dicen", ejemplifica.

"Tenemos un curso diseñado para Andalucía, y en el caso de Cantabria se adaptó al contexto en el que se iban a realizar. Las guías y protocolos de Cantabria no son los mismos que Andalucía. Hay una parte de los protocolos que hay que adaptar. Y así con el resto".

Una vez asignados los profesionales, tienen unas 10 horas para completarlo en unas 2 semanas.  

Leer más: Las mejores plataformas online gratuitas para aprender nuevas habilidades

"Está diseñado para personas que tuviesen necesidades, como hacer frente a la enfermedad en un centro de salud. Y, como la agencia de acreditación de los cursos estima que, para los que no son presenciales, que los puede hacer una persona que está trabajando, la dedicación máxima que puede darle es una hora al día. Por ende, tener como máximo 5 horas a la semana", detalla.

"Es decir, nuestro curso es un curso equivalente a 10 horas para realizar una persona que esté trabajando en 2 semanas. Pero nos encontramos con que hay gente que tiene mucha experiencia, mucho conocimiento y en 2 o 3 horas ha hecho lo esencial del curso. Es cierto que no ha entrado a todos los enlaces, ni ha visto o escuchado todos los audios y vídeos, ha ido esencialmente al núcleo".  

El precio de los cursos

Rastreadores del Ministerio de Salud turco.Rastreadores del Ministerio de Salud turco.
Rastreadores del Ministerio de Salud turco.
REUTERS/Tuvan Gumrukcu

"Hay un acuerdo económico entre el sistema de salud que los solicita, la gerencia de dicho sistema, y nuestra institución. Este, a parte de realizarse con un producto que está en el ordenador, necesita actualizarse constantemente y tener a personas en los foros 24 horas los 7 días de la semana". 

No osbtante, para el profesional no hay ningún coste. El curso se considera que se incluye en su educación continuada y adaptación al puesto de trabajo. 

LEER TAMBIÉN: Estas son las profesiones con más psicópatas del mundo, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: ¿Habrá confinamiento el 18 de septiembre? La verdad sobre el rumor que circula en internet

LEER TAMBIÉN: Cómo saber si RadarCOVID, la app para rastrear contactos española, funciona correctamente en tu móvil Android o iPhone

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Medicina
  4. Salud
  5. Trending
  6. Top
  7. Listas