17 aberraciones en las que caen todos los principiantes al empezar a invertir

Una mujer cuenta los billetes.

Getty

  • La inversión puede hacerte rico o más pobre de lo que eras si no la gestionas como es debido.
  • La primera vez que vayas a invertir tu dinero, seguramente caigas en algunas de estas 17 aberraciones que podrían arruinarte de por vida.

La inversión es una oportunidad para generar riqueza, pero no es una solución milagro y tiene riesgos y limitaciones fiscales que debes que conocer antes de poner tu dinero a trabajar por ti.  

Puedes llegar a perderlo todo en un abrir y cerrar de ojos. Y, si estás leyendo esto, seguramente te duela mucho ver cómo se esfuma tu primera inversión en comparación con lo que sintió Warren Buffett al perder 9.000 millones con el mayor error de su carrera.

Para no fracasar en tu primera inversióntienes que tener dinero (lo suficiente para protegerte si las cosas salen mal), conocimiento o información sobre el producto que vas a contratar y mucha, mucha paciencia (porque en ese periodo podrías ver el mercado de valores caer en picado y tener que esperar mejores tiempos para rescatar tu dinero).

Aun así, hay otras aberraciones en las que puedes caer y arruinar tu estrategia de inversión. 

1. Meter dinero en productos financieros que no conoces

Chica joven ahorra con un ordenador y una tarjeta.

Uno de los mayores errores que puedes cometer cuando empiezas a invertir es hacerlo sin investigar antes cada uno de los productos financieros en los que estás interesado, resaltaban los expertos invitados al Smart Business Meeting sobre Finanzas personales e inversión en España que organizó Business Insider España

Los fondos de inversión, las acciones, las criptomonedas, los planes de pensiones... cada uno de ellos tiene unas condiciones y una legislación diferente. También suponen más o menos riesgo

2. No diversificar tu cartera de inversiones

Mujer mirando los gráficos de su inversión en bolsa

La diversificación en una cartera de inversión se explica coloquialmente como la técnica de no meter todos los huevos en la misma cesta. ¿Te suena? De toda la vida. 

Este es otro de los errores más comunes que cometen los que empiezan a invertir para su futuro. Se casan con un producto financiero y confían toda su suerte a su rentabilidad. Lo que los asesores recomiendan es repartir el dinero que tienes para invertir en diferentes productos

3. Invertir sin un colchón de emergencia

Mejores cuentas de ahorro

Cuidado con repartir todo tu dinero. 

Si te quedas sin liquidez, sin dinero disponible para gastar en caso de emergencia, pues arriesgarte a perderlo todo en una mala inversión o puedes verte obligado a sacar tu dinero invertido antes de tiempo y perder parte del activo.

4. Casarte con una única empresa

Funcionario de la bolsa de Nueva York, recesión

Apostar todo tu dinero a una única compañía va en contra de la estrategia de diversificación y, por ende, aumenta el riesgo asociado a tu mecanismo de inversión

Si la compañía quiebra o tan sólo no crece tanto como esperabas, puedes perder tu dinero o una oportunidad para generar más ingresos pasivos.  

5. Esperar mucho de tus inversiones

Mujer trabaja en la playa con el ordenador.

Ser demasiado optimista con tus inversiones puede terminar frustrándote más de la cuenta. Siempre tienes que proyectar el mejor y el peor de los escenarios —que no debería ser peor que quedarte igual que cuando empezaste a invertir—. 

Si esperas que te retorne una gran suma de dinero en un tiempo determinado y no lo hace, puedes tomar decisiones poco acertadas. 

6. Invertir sin un objetivo

Un trabajador toma notas en su agenda

La inversión puede simplemente tener como objetivo una inversión mayor o una diversificación de tu cartera de inversiones. Pero siempre, siempre, debe tener un objetivo. 

Proyectar tanto el dinero que vas a tener como en qué te lo vas a gastar es tan importante como empezar a invertir. Te guía y te ayuda a mantenerte firme cuando el mercado se tambalea.

7. Tener miedo a los ciclos del mercado

Un hombre joven preocupado

Aunque escuches frecuentemente a todos los asesores financieros decir que, a largo plazo, el mercado siempre crece. Lo cierto es que a corto plazo puede caer estrepitosamente.

Esos momentos de crisis en el mercado de valores lleva a muchos inversores novatos a retirarse del mercado antes de tiempo. En muchas ocasiones, incluso perdiendo parte del dinero invertido. Por eso es importante que contemples la inversión como un plan a largo plazo.

8. Creer que controlas los tiempos del mercado

Mujer con dinero tira billetes al aire.

No te obsesiones con los plazos de la inversión, siempre contempla más tiempo del que te habías propuesto. Los ciclos del mercado no siempre se comportan de la misma manera, ni duran lo mismo.

Lo ideal es vender caro, comprar barato y quedarte fuera en momentos de caídas —aunque algunos creen que justo esos momentos pueden ser una oportunidad para entrar en el mercado—. Pero, ¿y si la mejor estrategia de inversión fuese no hacer nada?

9. Perseguir tendencias en el mercado de valores

Una persona analiza en un ordenador la tendencia del precio de bitcoin.

Si no tienes experiencia, las tendencias en los mercados pueden ser una trampa mortal para ti. 

La inversión de por sí tiene un riesgo asociado, pero hacerlo en mecanismos que no conoces o en apuestas que otros están haciendo o te recomiendan es más peligroso aún. Tú seguramente no entiendas por qué ese activo está funcionando de esa manera y, de la noche a la mañana, podría arruinarte por completo.

10. Intercambiar acciones constantemente

'Traders' en la bolsa de Nueva York, Wall Street

La especulación no será tu mejor aliado cuando empieces a invertir. 

El trading, o la compraventa de activos cotizados para obtener mejores beneficios, requiere formación e información. Y sus riesgos, si no conoces los diferentes activos, es muy elevado. 

11. Pagar demasiadas comisiones

Una mujer desesperada mirando su factura frente al ordenador

Las comisiones pueden ser un motivo de peso para elegir entre diferentes productos financieros. 

Según la complejidad del mecanismo, los gestores pueden pedirte más o menos comisiones. Pueden ser comisiones de gestión, comisiones de éxito o comisiones de depósitos. 

12. Sacar el dinero antes de lo previsto

La masa monetaria es la cantidad de dinero que se encuentra en circulación dentro de una economía.

Las inversiones en bolsa, en fondos de inversión o en planes de pensiones, seguro de vida o ahorro pueden tener una cláusula de tiempo entre sus principales condiciones. 

Es decir, si sacas el dinero antes del tiempo previsto podrías perder parte de lo que has ingresado. Si ya has generado beneficios de tu inversión, puede que aún salgas ganando. Pero si no ha sido así, vas a tener entonces menos dinero del que invertiste en un primer momento. 

13. No tener en cuenta los impuestos asociados a las inversiones

Pareja discutiendo sobre dinero

Los rendimientos del ahorro, las inversiones a largo plazo y los planes de pensiones tienen que verse reflejados en la declaración de la renta y pueden llevar asociada una tributación o un mecanismo para desgravar en la declaración. 

En 2022 te podías deducir hasta 2.000 euros por un plan de pensiones. Mientras que, por los dividendos, las acciones, los fondos de inversión o las participaciones en los beneficios de una empresa tenías que tributar con un tipo máximo de 26%.

14. Asumir riesgos que están lejos de tu perfil financiero

Hombre con una cartera vacía sin dinero

Antes de empezar a invertir deberías tener un registro de tus gastos, un presupuesto personal y un control sobre tu valor neto. Estos tres datos te permitirán crear un perfil de inversor, según tu edad y objetivos

Las inversiones deben estar alineadas con este perfil, teniendo el cuenta el riesgo y las oportunidades de negocio. 

15. Dejar que las emociones dominen tus decisiones financieras

Joven preocupado mira la pantalla de un ordenador

Una caída estrepitosa de la bolsa, una mala inversión en un producto financiero con escasos rendimientos, un problema personal sin un fondo de emergencia... Todos estos imprevistos pueden hacerte tomar malas decisiones de inversión. 

También las gratas sorpresas, como el boom de las criptomonedas

VIDEO

¿Cómo sacar el máximo partido a tu dinero? | Resumen SBM Finanzas personales e inversión

Si de repente ves que el poco dinero que tienes invertido en monedas virtuales funciona 10 veces mejor que tus inversiones en bolsa o el dinero que tienes en depósitos de alta rentabilidad, podrías optar por mover todo tu dinero al mercado de las criptodivisas. Unos meses después empiezan a caer todas las criptomonedas y ¿qué? Pierdes el dinero que tenías invertido en ellas y todo lo demás.

Tus emociones siempre van a tener un papel protagonista en tu toma de decisiones, pero no pueden ser el único motivo por el que eliges una inversión. 

16. Seguir malos consejos en redes sociales

Una mujer habla a través del ordenador.

Cuidado, como con las tendencias y las recomendaciones de los allegados, con los consejos que sigues en redes sociales. 

Antes de meter tu dinero en una nueva aplicación, una mágica inversión que te hará rico en un año o cualquier producto milagro de las finanzas, consulta a un asesor financiero. 

17. Olvidar que existe la inflación para valorar tus ganancias

cantidad de dinero que puedes ahorrar para la jubilación

La inflación te hace perder poder adquisitivo constantemente. Es decir, hace que tu dinero pierda valor y que cada vez te cueste más dinero comprar el mismo producto. Sólo este año, debido a la escalada de los precios, los españoles van a acabar con 800 euros menos en su bolsillo.

Otros artículos interesantes:

7 errores que suelen cometer los novatos al invertir en criptomonedas y cómo evitarlos

Estos son los 5 errores más comunes que cometen los inversores, según un gestor de fondos que ha batido al 99% de sus compañeros en 2022, y las 3 cualidades que hay que buscar en las acciones

Esto es lo que ganarías en 20 años si invirtieses 20 euros al mes

Te recomendamos