Falta de vitamina C: los peligros para la salud que conlleva no obtener los niveles adecuados

médico, revisión médica, salud
  • No solo están en las naranjas, también en otras muchas frutas y verduras, por lo que comer estos alimentos te asegura que tu cuerpo tendrá la cantidad que necesita.
  • La falta de vitamina C puede manifestarse de muchas formas en tu organismo, incluyendo graves peligros para la salud si su carencia se prolonga en el tiempo.

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es indispensable para el organismo. Se necesita para formar vasos sanguíneos, cartílagos, músculos y colágeno en los huesos. 

También es vital para el proceso de curación, ayuda al sistema inmunológico, además de facilitar la absorción del hierro, necesario para producir glóbulos rojos. Por lo que es fácil hacerse una idea sobre las consecuencias para  la salud que tendrá no obtener los niveles adecuados.

A esto hay que sumarle su actividad antioxidante, ayudando a las células contra los efectos de los radicales libres. Estas moléculas provocan el conocido como envejecimiento celular o estrés oxidativo, proceso que se ha asociado con graves enfermedades como aterosclerosis, artritis, cáncer,  o alzhéimer entre otras enfermedades degenerativas.

Como tu cuerpo no la produce debes asegurarte su ingesta a partir de la alimentación. La cantidad diaria recomendada de vitamina C es de 90 miligramos para los hombres adultos y de 75 miligramos para las mujeres adultas. Lo que es fácil de conseguir con una dieta variada. Para hacerte una idea, una naranja contiene unos 50 miligramos, y no es de las frutas que más aporta. 

Entre los alimentos ricos en vitamina C también están frutas como las fresas, la papaya o el kiwi además de verduras como las crucíferas, tipo la col rizada o el brócoli, las espinacas, el pimiento rojo o el tomate.

Por lo que tomar suficiente vitamina es fácil si se sigue una dieta sana y equilibrada. Es decir, aquella que prima un consumo diarios de frutas y verduras. Solo en casos concretos será necesario tomar suplementos de vitamina C. Lo que debería ser aconsejado por un médico o farmacéutico.

 

Un exceso puede provocar diarreas, dolores de cabeza o insomnio. Un déficit en cambio podría entrañar incluso serios peligros para la salud. A continuación algunos de los efectos que puede tener en tu cuerpo la falta de vitamina C.

Piel apagada o con manchas

hombre cuidando piel, arrugas, belleza

Sin la vitamina C necesaria, tu piel pierde resplandor, la renovación celular es más lenta y su aspecto, más opaco. Lo que se traduce en palidez o una tonalidad amarillenta.

Además de ser un buen antioxidante, el conocido como ácido ascórbico sirve como cofactor de las enzimas esenciales para la síntesis y la estabilidad del colágeno. Asimismo, algunos estudios apuntan a que esta vitamina, puede ser un fotoprotector natural contra la radiación UV.

Todo esto contribuye a que mejorar el aspecto de la piel durante el envejecimiento, como señalan los estudios.

11 maneras naturales para cuidar tu piel y parecer más joven sin usar productos de belleza

La falta de vitamina C también se manifiesta a través de erupciones en la piel y peor tiempo de cicatrización. O con manchas causadas por hemorragias y hematomas de vasos sanguíneos rotos.

Sangrado de encías y debilidad de los dientes

dentista, dientes

La falta de vitaminas C puede provocar sangrado en esta zona si tu dieta no contiene los niveles adecuados que necesita para mantenerse saludable. También que estén hinchadas o rojas.

Este nutriente es esencial para la producción de colágeno que forma parte de la estructura de las encías. Sin un nivel adecuado de este nutriente, el tejido de las encías se debilita e inflama y los vasos sanguíneos sangran con más facilidad.

En las fases avanzadas de la carencia de vitamina C, las encías pueden incluso parecer podridas y los dientes pueden caerse debido a su mal estado.

Podría darse pérdida de pelo

Pelo sano

La pérdida de pelo es signo de deficiencia, señalan desde el portal médico de Harvard. 

El efecto de los radicales libres pare acelerar su envejecimiento, el cual será mayor sin la actividad antioxidante de la vitamina C. Sin esta, tu organismo puede tener problemas para generar colágeno, una proteína clave de la estructura del cabello.

El ácido ascórbico también ayuda a absorber el hierro, mineral necesario para el crecimiento del cabello.

Lo que comes afecta a tu pelo, y estos son los mejores alimentos para protegerlo

Las investigaciones han sugerido además la capacidad de la vitamina C para reprimir la DHT,  hormona que contribuye a la caída del cabello, al reducir el folículo piloso.

Resfriados más largos y graves

enfermo, tos, gripe, dormir

La vitamina C puede ayudar a mejorar antes y disminuir la gravedad de los síntomas del constipado, aunque no sirva para prevenir la infección respiratoria.

Una revisión de estudios de 2013 encontró que tomar 200 miligramos de vitamina C (superior a la cantidad diaria recomendada) de manera frecuente supuso una reducción del 8% en la duración del resfriado en comparación con el grupo de placebo. En niños el aumento fue de hasta un 14%.

Sus beneficios antioxidantes y antiinflamatorios "podrían reducir la tormenta de citocinas típica desencadenada en el síndrome de dificultad respiratoria aguda", apunta un estudio de 2020 que analizó los nutrientes esenciales que podrían ayudar a reducir factores de riesgo por COVID-19

Lenta cicatrización de las heridas

Herida con costra en la piel

La falta de vitamina C también podría provocar erupciones en la piel y peor tiempo de cicatrización, como señala la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Junto al sangrado de encías la lenta cicatrización es uno de los signos más avanzados de la carencia y normalmente no se observa hasta que alguien ha tenido deficiencia durante muchos meses, describren desde Healthline.

La salud de tus huesos puede verse comprometida

médico, huesos, osteoporosis

Un aspecto de la prevención de la osteoporosis es la ingesta adecuada de calcio y unos niveles normales de vitamina D3. Sin embargo, existen algunas pruebas del papel potencial de la vitamina C para evitar la pérdida del tejido óseo y las fracturas.

"Un contenido adecuado de vitamina C en la dieta tiene un efecto beneficioso sobre el metabolismo óseo, por lo que merece la pena prestar atención al impacto ventajoso de una dieta adecuada rica en productos que contengan vitamina C", concluye una revisión de estudios de 2020.

Fatiga y bajo ánimo

Fatiga

Los primeros indicios de deficiencia de vitamina C como la fatiga, debilidad muscular o bajo ánimo son poco llamativos o es fácil achacarlos a otra causa como mal descanso o estrés. Pueden, por ejemplo, manifestarse como un menor deseo de realizar actividad física, informa la FAO.

Ahora bien, unos pocos días de ingesta adecuada son suficientes para remitir estos efectos en la salud.

Anemia

análisis de sangre

La anormalidad en los niveles de vitamina C puede contribuir a la anemia durante el embarazo. Ya que este nutriente facilita la absorción del hierro.  

Se trata de una afección que provoca una disminución en el número de glóbulos rojos sanos en la sangre o en los niveles de hemoglobina respecto a los valores normales. Puede pasar desapercibida o manifestarse a través de un cansancio inusual. Palidez cutánea, taquicardia, dificultad respiratoria y fragilidad del cabello o uñas, son otros síntomas de la anemia.

Escorbuto

Varias personas conducen una cama con un paciente por el pasillo del hospital.

Se trata del efecto más extremo de la falta de vitamina C en el organismo, que se produce tras no ingerir suficientes cantidades de este nutriente en la dieta durante al menos 3 meses. 

Si bien el escorbuto es una enfermedad que hace pensar en las expediciones navales del XIX, sigue existiendo hoy en día. Como evidencia la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la última década, varias poblaciones de refugiados que dependían totalmente de la ayuda alimentaria lo han desarrollado.

Se caracteriza por múltiples hemorragias, pudiendo ser mortal sino se trata. No comer fruta o verdura durante mucho tiempo, una dieta muy extrema, abusar del alcohol o fumar  — el tabaco reduce la cantidad de vitamina C que el cuerpo obtiene de los alimentos— aumenta el riesgo de escorbuto.

Ancianos y bebés que no pueden llevar una dieta adecuada, así como embarazadas —ya que el organismo necesita más vitamina C en esos periodos— también se engloban como grupo de riesgo.

Otros artículos interesantes:

Esta 'superverdura' posee más vitamina C que las naranjas

4 cosas importantes que la vitamina B12 le hace a tu cuerpo

Vitamina C y tabaco: si fumas deberías dejarlo, pero hasta que lo logres hay buenos motivos por los que deberías aumentar tu ingesta de este potente antioxidante

Te recomendamos