7 riesgos por los que ahora es más probable que te contagies con el COVID-19

Personas con y sin mascarilla en el museo del Prado

Susana Vera/Reuters

  • El coronavirus sigue circulando por España y el mundo, a pesar de la relajación de las restricciones contra el COVID-19: "Todos estamos cansados de este virus, pero él no está cansado de nosotros", advierte el experto que notificó la aparición de ómicron.
  • España presenta una situación epidemiológica mucho más favorable que en olas anteriores, pero aun así hay varios riesgos por los que sigue siendo posible (e incluso más probable) contagiarse de COVID-19.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

España, buena parte de Europa y del mundo están apostando por la relajación de restricciones contra el COVID-19 —como el reciente fin de las mascarillas en interiores— pero el coronavirus sigue circulando y se prevé que lo continúe haciendo durante mucho tiempo.

La historia ha enseñado que el final de una pandemia no suele llegar de forma repentina, definitiva y clara. Y que las enfermedades rara vez quedan erradicadas del todo (el ser humano solo lo ha logrado una vez: con la viruela). El COVID-19 no parece que vaya a ser otra excepción.

La OMS ya ha señalado en alguna ocasión que es probable que "esté aquí para quedarse", en línea con la opinión de varias personas expertas, que lo comparan con la gripe y apuntan a una convivencia con el virus.

El coronavirus se quedará "como un virus respiratorio más en una población en general vacunada y que cada año dará la cara en las personas más débiles, que es justo lo que hace la gripe", analiza Margarita del Val, viróloga del CSIC, en una entrevista para Business Insider España

De manera similar, la inmunóloga Matilde Cañelles esboza posibles panoramas y apunta también a "un futuro en el que no tendremos otro remedio que asimilar el COVID-19 a la lista de otras enfermedades que circulan entre nosotros, con sus especificidades".

Los 3 escenarios más probables del coronavirus para los próximos meses, según expertos españoles

Al mismo tiempo, las cifras hablan de un virus que no se queda quieto, y que ya ha superado los 500 millones de casos en el mundo y los 12 millones en España, así como provocado 6,24 millones de muertes, según datos oficiales de los gobiernos. 

De acuerdo con una nueva estimación de la OMS, podrían ser incluso 15 millones de personas las que han fallecido por culpa directa o indirecta del coronavirus.

La inmunidad que han proporcionado tanto las vacunas como las infecciones ha llevado al país a una situación epidemiológica mucho más favorable que en olas anteriores, pero aun así hay varios riesgos por los que sigue siendo posible (incluso más probable, en algún caso) contagiarse de COVID-19 ahora:

Fin de las mascarillas en interiores: última gran restricción que quedaba en pie

Personas con y sin mascarilla en un club nocturno

España dio un paso más hacia la normalidad el pasado 20 de abril, cuando estableció el fin del uso obligatorio de las mascarillas en interiores, una de las pocas grandes restricciones que seguían en vigor.

No se trata de un final definitivo del cubrebocas, sino con carácter general, varias excepciones y posibilidad de revertirse en caso de retroceso, pero supone que desde entonces puede haber muchos más contactos a cara descubierta en espacios cerrados, que son los lugares donde es más probable una infección (más aún si son pequeños, hay mucha gente y tienen mala ventilación).

Un estudio reciente asigna un tiempo concreto a esa mayor posibilidad de contagiarse por COVID-19

,,,,,,,,,,,

Una persona sana junto a otra infectada tardaría unas 25 horas en coger el coronavirus si ambas llevan una mascarilla FFP2, pero apenas 15 minutos si ninguna usa cubrebocas.

Aunque se ha hecho una llamada desde el Gobierno a un "uso responsable", sobre todo para las personas vulnerables, no es obligatorio llevarla puesta en zonas de gran exposición potencial al virus como bares, restaurantes, discotecas, casas, aglomeraciones, eventos multitudinarios ni estaciones y andenes de transportes, entre otras.

Cambio de la estrategia de vigilancia del coronavirus: ni aislamientos, ni pruebas covid, ni conteo exhaustivo de los casos

Un hobre se hace un test de antígenos para detectar COVID-19.

En marzo, Sanidad y las comunidades autónomas decidieron cambiar la estrategia para la vigilancia del COVID-19 por otro sistema que deja de contar cada caso de coronavirus y se asemeja más al utilizado para la gripe: centrándose especialmente en los ámbitos y las personas más vulnerables y en los casos graves.

Con este, los contactos estrechos ya no tienen que hacer cuarentena, la realización de pruebas diagnósticas se centra en los colectivos de riesgo y para la población general ya no hay obligación de aislarse si tienen COVID-19 pero son casos leves o asintomáticos, por lo que hay un menor control del virus.

Así lo asume la Comisión de Salud Pública en el documento: acepta que este nuevo enfoque puede implicar "un cierto nivel de transmisión" en vacunados y jóvenes y menos "exhaustividad" en la detección de infectados por coronavirus.

Esto es lo que tienes que hacer a partir de ahora si te contagias de COVID-19: diferencias entre asintomáticos, casos leves y graves

Además, los síntomas del COVID-19 han ido cambiando y pueden confundirse con otras enfermedades, lo que puede llevar a que la gente no sea consciente de que lo padece (por la ausencia de tests obligatorios) y se junte con otras personas (al no haber aislamientos forzosos).

Fatiga pandémica y relajación en las precauciones

Fatiga pandémica, enfermera sentada en el suelo

La relajación de las restricciones puede llevar a otra relajación, la de las personas y las precauciones que tomen en sus interacciones sociales, ante la sensación de que el fin del COVID-19 está cerca.

A eso, además, se añade la fatiga pandémica que puede experimentar parte de la población tras más de 2 años de convivir con el virus.

20 cosas que cuando llegó la pandemia no sabías que ibas a echar de menos

Sin embargo, son varios los expertos que han recordado el carácter imprevisible del coronavirus y su capacidad para sorprender en forma de nuevas variantes más transmisibles, como ya sucedió con la aparición de ómicron.

"Todos estamos cansados de este virus, pero él no está cansado de nosotros", resume y advierte Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta Epidémica e Innovación (CERI) de la Universidad de Stellenbosch (Sudáfrica) y quien notificó el hallazgo de ómicron.

Subida de la incidencia en España tras Semana Santa

Aglomeración de gente en el metro, COVID-19 (Barcelona, España)

No solo el coronavirus no parece cansado de los humanos, sino que ha estado provocando más casos en España en los últimos días. 

En concreto desde Semana Santa, ha superado la barrera de los 500 en la incidencia acumulada (límite entre riesgo bajo y medio en este indicador) y se encuentra ya en 790, con la mitad de las comunidades superando los 1.000, según los datos de Sanidad publicados este martes 3.

No es el único apartado en el que ha pasado a nivel medio, ya que la tasa de camas hospitalarias ocupadas por COVID-19 se sitúa en 5,56%, por encima de la línea marcada en el 5%.

9 aspectos que debes tener en cuenta para seguir protegiéndote del COVID-19, ahora que las mascarillas no son obligatorias

Oriol Mitjà, investigador español especializado en enfermedades infecciosas, advierte en su cuenta de Twitter de que la incidencia real es entre 3 y 4 veces más elevada de la que se está detectando y que la probabilidad de que aumente es "alta", y prevé que un 30% de la población "se puede infectar ahora".

"Al escenario probable de que haya un aumento de la transmisión de covid se añade el problema de la ausencia de medidas de control (ni pruebas, ni aislamientos, ni mascarillas)", por lo que recomienda "un poco de prudencia las próximas 3 semanas".

La eficacia de la vacuna dura poco tiempo

Señora recibe una vacuna de refuerzo contra COVID-19 en España

Las vacunas han demostrado que protegen contra el coronavirus, pero hasta donde pueden: no son vacunas esterilizantes, lo que significa que no tienen capacidad para impedir las infecciones, aunque sí reducen el riesgo de hospitalización y muerte.

Además, la aparición de ómicron ha puesto en evidencia la utilidad de una tercera dosis, y ha mostrado que tanto para la pauta completa como para la vacuna de refuerzo el paso del tiempo juega en contra de la inmunidad.

Por qué España sigue investigando vacunas contra el coronavirus

Un estudio en población vacunada con Pfizer sugiere que las 3 dosis ofrecen una protección del 85% frente a la hospitalización por ómicron, pero baja al 55% después de 3 meses, mientras que una investigación israelí muestra que la cuarta vacuna pierde eficacia a las pocas semanas.

Todo ello llega en medio de los esfuerzos de las farmaceúticas por desarrollar vacunas específicas y combinadas: "Sí creo que debemos considerar agresivamente si debemos actualizar las vacunas, y hacerlo pronto", ante la evolución del coronavirus, sostiene Jesse Bloom, biólogo computacional del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle (EEUU), recoge Washington Post.

¿Las mutaciones del coronavirus van a más? Ómicron y sus variantes

La variante ómicron se encuentra en Europa desde antes de lo que se pensaba, y no está claro si la persona contagiada había estado en el sur de África, según las autoridades

Ómicron no ha sido la última. Después de su rápido y amplio impacto por el mundo, otras versiones se han ido revelando: XE, BA2.12.1, BA.2, BA.4, BA.5... cada una con sus particularidades y amenazas.

De la versión original de ómicron (BA.1) y del sublinaje BA.2 ha surgido la recombinante XE, que podría tener "una ventaja en la tasa de crecimiento de la comunidad de ~10% en comparación con BA.2", de acuerdo con las primeras estimaciones de la OMS.

Además, la OMS vigila a las subvariantes BA.4 y BA.5, que pueden evadir los anticuerpos de infecciones anteriores, sugiere un nuevo estudio, mientras se apunta que la subvariante BA2.12.1 sería un 25 % más transmisible que BA.2 (que ya superaba a ómicron, y esta, a su vez, a delta, la cual era más contagiosa que alfa...).

"La evolución es mucho más rápida y amplia de lo que estimamos inicialmente. Cada día que me despierto, me temo que habrá una nueva subvariante que tendremos que considerar. Estamos viendo subvariantes de subvariantes", lamenta Michael T. Osterholm, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota (EEUU), para Washington Post.

"Parece que el COVID-19 puede estar evolucionando de forma diferente y que puede que no necesitemos una nueva variante para causar una nueva ola de infección", plantea en Twitter Tulio De Oliveira, quien señala una ventaja de crecimiento en ómicron BA.4 y BA.5 sobre BA.2 y BA.1.

Un nuevo y amplio estudio añade más leña al fuego: ómicron podría ser tan grave y mortal como las variantes del coronavirus anteriores, a pesar de la teoría de que sería más leve.

Las reinfecciones son posibles (aunque raras y leves)

Protección covid-19, persona con epi y equipo de desinfección

Si bien la inmunidad híbrida (vacuna e infección previa) es la mejor protección contra el covid, haber cogido el virus no significa que no te puedas contagiar de nuevo.

Así lo afirma un estudio danés, que ha demostrado que las personas infectadas por BA.1 pueden infectarse también con BA.2 poco después, aunque aclara que estas reinfecciones "son raras", afectaron sobre todo a jóvenes no vacunados y solo causaron una enfermedad leve.

Además, varios estudios han revelado que las infecciones con BA.1 proporcionan una protección cruzada decente contra BA.2, por lo que sería poco probable volver a contagiarse con ómicron.

No obstante, De Oliveira recoge nuevos resultados que muestran que "las infecciones previas con ómicron BA.1 no serán suficientes para prevenir una segunda infección con BA.4 y BA.5".

Otros artículos interesantes:

9 aspectos que debes tener en cuenta para seguir protegiéndote del COVID-19, ahora que las mascarillas no son obligatorias

De 15 minutos a 25 horas: cuánto tardas en contagiarte con el COVID-19 en función de si llevas mascarilla y de qué tipo es

El COVID-19 ha provocado 15 millones de muertes en el mundo, según una nueva estimación de la OMS que duplica las cifras oficiales

Te recomendamos