Pasar al contenido principal

13 olores corporales que nunca debes ignorar si cambian o aparecen

Mujer huele un limón.
Getty

  • Cada individuo tiene un olor corporal característico, que la gran mayoría de las veces es imperceptible. 
  • Pero hacer ejercicio, tomar determinados medicamentos o seguir estrictas dietas puede alterarlo. 
  • Asimismo, algunas enfermedades que no manifiestan dolores o síntomas evidentes, se pueden identificar con el seguimiento del aroma de distintas partes de tu organismo. 
  • Estos 13 olores corporales no deberían pasar NUNCA desapercibidos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Probarte el exquisito perfume de tu mejor amiga puede resultar una gran decepción, ya que cada organismo tiene su propio olor y no tiene por qué congeniar con todas las fragancias. 

Este aroma característico de cada cuerpo humano tiene estrecha relación con lo que come, el ejercicio que hace e incluso cuánto descansa.

Y, con el paso del tiempo, son inconfundibles —por lo que eres incapaz de olvidar cómo huele alguien que te encanta—.

Sin embargo, cuando estos cambian, pueden estar indicando que algo en el organismo no está funcionando bien. Por ejemplo, el sudor en los pies o en las zonas íntimas, el aliento o hasta las orejas.

Leer más: 14 beneficios de practicar sexo para el cuerpo y la mente

"Hay ciertos cambios claros e inconfundibles en la forma en la que el cuerpo huele que deberían reconocerse si se dan. Es importante estar familiarizado con tu propio olor natural, de modo que se pueda buscar atención médica adecuada si alguna vez hay un cambio preocupante", señala Nesochi Okeke-Igbokwe, a Bustle.

"Algunas enfermedades producen un olor característico que emana de diferentes fuentes en el cuerpo de un individuo enfermo", concluye uno de los estudios relacionados publicados en Psychological Science que evidenció, con personas expuestas a una activación del sistema inmune frente a placebos, que las personas expuestas tenían olores más reactivos.

Por ello, Business Insider España ha recopilado 13 olores que puede manifestar tu cuerpo y no debes ignorar NUNCA.

Mal olor corporal

Hombre dándose una ducha fría.
Getty

Cada uno conoce al milímetro cómo su cuerpo se comporta al ganar o perder peso, cuando contrae una enfermedad o bien cuando está triste. El olor no es menos

Si, de repente, empiezas a notar que tu cuerpo tiene un olor extraño incluso después de ducharte, cabe la posibilidad de que eso sea una señal no muy buena de que algo pasa internamente. 

Leer más: 6 accesorios geniales para ahorrar agua en la ducha y en la cocina

Usualmente, suele representar una deficiencia de magnesio, que ayuda a "desodorizar" los órganos internos, según el doctor Robert Segal, cofundador de LabFinder. 

Orina con olor dulce

En el baño con el móvil.
Getty

La variabilidad del olor en la orina, que la gran mayoría de veces es imperceptible, durante una semana o tan sólo días es normal. 

Sin embargo, si estás presentando dolores al hacer pis y este tiene un olor dulce —no sutil como podría ser el del amoníaco, explica a Redbook Scott Sullivan, de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, Estados Unidos— este podría indicar una infección en el tracto urinario

Asimismo, la deshidratación y los alimentos con aromas fuertes como los espárragos y el ajo —uno de los alimentos antioxidantes más recomendados para fortalecer el sistema inmunológico—, podría alterar el olor y apariencia de tu orina. Por ende, has de tenerlos en cuenta.

Olor fuerte y diferente al sudar en las zonas más notables

Mujer abanicándose.
fizkes

Getty Images

A tu cuerpo le pueden pasar muchas cosas cuando empiezas a hacer ejercicio por primera vez, pero con el paso del tiempo, reconoces patrones en su comportamiento: desde el cansancio físico hasta el olor de tu sudor

Este no es un olor agradable, por norma general. No obstante, hay zonas que lo manifiestan más y otras menos. Y un cambio en alguna de estas, además de notable, puede estarte indicando que tu cuerpo sufre alguna enfermedad

Leer más: 5 formas fáciles y rápidas de acabar con las manchas de sudor

Las zonas con olores más fuertes, como el vello púbico o las axilas, podrían indicar que tienes problemas de digestión. Y se suele manifestar como un olor más rancio y diferente a tu sudor usual

Para ello, el doctor Sullivan recomienda vigilar la dieta y comer, sobre todo, alimentos ricos en fibra

Sudoración excesiva en los pies

Sudar los pies.
Getty

Al hacer ejercicio, o con las altas temperaturas del verano, es normal que tus pies tengan más calor y suden más de lo normal. Pero si lo hace independientemente de las temperaturas y el esfuerzo físico, podría ser un signo de hiperhidrosis, afirma la Asociación Médica de Podología de los EEUU.

Asimismo, Okeke-Igbokwe insiste en la higiene personal, dado que el cuidado inadecuado de los pies puede contribuir potencialmente a una infección fúngica común de los pies conocida como tinea pedis.

Mal aliento por las mañanas

Chica bosteza en el metro.
Getty

Roncar o dormir simplemente con la boca abierta puede provocar que la boca se seque y tienda a reducir el flujo de saliva de la boca

Por ende, si no se limpian los restos de alimentos o se evitan infecciones bacterianas en las encías, esto podría dar lugar a un mal aliento mañanero. Para ello, recoge Redbook de declaraciones de Alice Boghosian, portavoz de la Asociación Dental Americana de EEUU, se recetaría un enjuague bucal de saliva artificial. 

Leer más: Cómo evitar que se empañen las gafas mientras usas una mascarilla frente al coronavirus

Pero, si no duermes con la boca abierta y la sequedad no es un problema, deberías estar reservando una cita para ver a tu dentista y que examine a fondo tu salud dental. 

"Hay ciertas condiciones (además de una mala higiene bucal) que pueden causar mal aliento, como enfermedad de las encías, caries, infecciones de los senos u otros problemas de la nariz", apoya también la doctora Jennifer Caudle a Bustle.

Un aliento demasiado dulce durante el resto del día

Comer limón.
Getty

Para tu sorpresa, un olor agradable también puede traer malas noticias

En el caso de la boca, si tienes un aliento dulce con aroma a frutas o flores, deberías acudir a tu sanitario de referencia y consultarle —podrías ser diabético y no saberlo—.

Leer más: 10 cosas aterradoras que pasan en tu cuerpo cuando tomas demasiado azúcar

"Una de las señales de que los niveles de cetonas [químicos que se liberan al quemar energía de la grasa] son demasiado altos es un olor afrutado al aliento, y si eso sucede puede ser muy grave y peligroso para la salud", explica la doctora Boghosian al medio. 

No obstante, la asociación con la fruta también puede ser a manzana descompuesta y, confirmado por un estudio publicado en Journal of International Society of Preventive and Community Dentistry, se relaciona con la diabetes desequilibrada dependiente de insulina.

O a huevo podrido

Huevo frito.
Getty

En la misma línea que lo anterior, pero menos agradable, la celiaquía, úlceras estomacales e incluso el cáncer gástrico podrían manifestarse con un aliento a huevo podrido fruto de una bacteria llamada H. pylori, explica Segal a The Healthy.

Mal olor en la nariz

Hombre en el médico.
Getty

Aunque pueda sonar extraño, los malos olores en la nariz pueden estar provocados por su proximidad e interconexión con la cavidad oral y la garganta

"El olor nasal se produce por una variedad de condiciones de salud, como goteo postnasal, cálculos amigdalinos, un diente en descomposición, infecciones sinusales y pólipos nasales", detalla a The Healthy Kathleen R. McDonald, de Houston Ear, Nose, Throat & Allergy Clinic. 

Picor en las orejas

Picor en las orejas.
Getty

No es una de las partes del cuerpo más fáciles de oler, pero puedes asociar esta manifestación con el picor constante en ellas

Según explica el doctor McDonald, si tienes cera en los oídos realmente maloliente y desagradable, lo más probable es que estés sufriendo una infección de algún tipo. "Es lo que conduce al aroma acre".

Olor agrio en la vagina

Mujer en el váter.
Getty

Las zonas íntimas pueden manifestar también los mayores secretos del organismo. Como un exceso de otros microorganismos como las bacterias. 

Si tienes un olor fuerte, agrio o húmedo, puede indicar vaginosis bacteriana (VB). Es decir, un crecimiento excesivo de bacterias fruto de relaciones sexuales con una nueva pareja, no dormir lo suficiente y hasta hacer ejercicio

Flujo vaginal con olor a pescado 

Pescado azul
Getty Images

Las clamidias o infección con una enfermedad de transmisión sexual puede manifestarse con un olor fuerte, como a pescado, y un cambio en la apariencia del flujo vaginal. Aunque como has comprobado con anterioridad, también puede confundirse con los olores fuertes en la vagina "en general". 

Leer más: 15 signos de cáncer en mujeres que debes dejar de ignorar

Asimismo, la doctora Margarita Feijoo, jefa de Oncología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja señaló a Business Insider España que, en lo referente a los tumores propios de la mujer como el cáncer de útero, se puede dar fuera de los periodos menstruales una secreción vaginal oscura o con sangre.

Olor muy fuerte e identificable en la vagina

Pomelo.
Getty

Si ninguno de los anteriores es el caso, no consigues identificarlo o bien algo se manifiesta de manera extraña, es probable que provenga de un cuerpo externo. 

Leer más: Sexo con protección, usando mascarilla y posturas que no impliquen la cercanía de los rostros: las recomendaciones de expertos de Harvard para mantener relaciones sexuales seguras

Es decir, de un tampón o condón femenino que ha acumulado bacterias malignas y que se manifiestan de esta forma. En estos casos se extraería el objeto en cuestión y se trataría la infección si la hubiese. 

Heces más olorosas que de costumbre

Hombre en el váter.
Getty

Como deberías estarte imaginando, las heces dependen muchísimo de lo que comas previamente. Pero, aunque su olor sea siempre desagradable, hay ocasiones en las que debería llamar tu atención. 

Leer más: 5 formas de transmisión del coronavirus: desde las gotas respiratorias hasta el semen, según el riesgo de contagio

Por ejemplo, si persiste con heces blancas, mucha diarrea o presencia de sangre en ella.

Estos serían indicios, en algunos casos, de intolerancia a la lactosa o C. difficile, una infección de colon, explicita el doctor Daniel Freedberg, de la Universidad de Columbia. 

Y además