Producción propia de chips, catálogo de dispositivos reducido, apuesta por los servicios y entrada en la automoción: las grandes tendencias de las 'big tech' en 2022

Tienda de móviles

Reuters

  • Las grandes tecnológicas afrontan 2022 con nuevos proyectos en cartera, entre los que destacan algunos como la producción propia de chips o la apuesta por el sector de la automoción. 
  • Además, todas comienzan a perfilar un calendario de presentaciones de productos con los que quieren conquistar al consumidor el próximo ejercicio. 
  • Business Insider España desgrana qué podemos de compañías como Huawei, Xiaomi, Apple, Samsung o Google. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desgranar los planes a futuro de las grandes tecnológicas a nivel mundial es una tarea complicada. 

El secretismo que las rodea —con el que quieren evitar filtraciones que adelanten sus propósitos a sus rivales—, el rápido avance del sector y el incremento meteórico de la competencia en los últimos años son algunas de las razones de la complejidad del análisis. 

Business Insider España ha querido poner sobre la mesa algunas de las tendencias que protagonizarán los pesos pesados del sector de la tecnología de consumo en 2022, un ejercicio que se antoja clave para la consolidación o la caída de algunas de las big tech

Esto es lo que podría pasar en Huawei, Xiaomi, Samsung, Honor, Apple, Google, LG, OPPO, realme, vivo o Nothing, entre otras. 

Huawei: software, servicios y nuevos dispositivos (sin Google)

Huawei

Huawei ha visto cómo en los últimos años todo su contexto se ponía del revés. 

La firma, que ostentaba las primeras posiciones en los ranking de los fabricantes con mayor volumen de ventas, ha tenido que afrontar su salida de ellos –incluso en su país de origen– como resultado de la sanciones impuestas por Estados Unidos que le impiden, entre otras cosas, introducir los servicios de Google en sus dispositivos. 

Como consecuencia, se vio obligada a vender Honor –su división de móviles para jóvenes, lo que impactó de forma directa en sus ingresos, que han pasado de crecer casi un 20% (de los 96.611 millones de euros en 2018 a 115.011 millones en 2019) año a año a hacerlo apenas un 4% (119.356 millones de euros en 2020).

A esta situación tan complicada se unieron la crisis sanitaria, que paralizó la actividad comercial en todo el mundo, y la crisis de semiconductores, que impidió a las compañías satisfacer la creciente demanda de chips. 

Con el objetivo de hacer frente a este contexto tan complicado, Huawei decidió redoblar sus esfuerzos en áreas como el software, una apuesta que se espera que se mantenga en el próximo ejercicio.

Uno de los pasos más determinantes fue el lanzamiento de su sistema operativo, HarmonyOS, que se introdujo en los primeros dispositivos de forma nativa y del cual se espera que siga actualizándose y completándose en 2022. 

En concreto, algunas novedades podrían ser la ampliación del catálogo de las plataformas dentro de su tienda de aplicaciones, AppGallery, o la compatibilidad de algunas herramientas (por ejemplo, el Modo Espejo, Modo Extendido o Modo Colaboración de sus tablets u ordenadores) con dispositivos de otras marcas. 

Más allá de su propio ecosistema, Huawei también podría apostar por otros segmentos como la computación en la nube o los coches inteligentes, sectores donde ya empezó a trabajar este año para paliar los efectos de las sanciones.

Fred Wang, responsable de la división de Consumo de Huawei España: "HarmonyOS no es un clon de Android"

Según informaba CNBC en abril de este año, una marca propiedad del fabricante de automóviles BAIC Group presentó un coche con tecnología de vehículos de Huawei que incluía una cabina equipada con HarmonyOS.

Además, ese mismo mes, la empresa con sede en Shenzhen lanzó nuevos productos de computación en la nube con los que buscaba desafiar al líder del mercado asiático: Alibaba. 

La propia marca destaca el buen hacer de estas tecnologías en sus resultados, que forman parte de la división Enterprise Business. Este negocio aporta más del 10% del total de sus ingresos y lleva creciendo de forma sostenida desde 2018 gracias a las soluciones cloud, big data, inteligencia artificial, Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y productos para centros de datos.

No obstante, más de la mitad de los ingresos anuales proceden de su segmento de Consumer Business, es decir, el relativo a los dispositivos electrónicos (smartphones, smartwatches, portátiles, tablets y auriculares inalámbricos). 

En esta división hay 2 aspectos a los que Huawei tendrá que prestar atención en 2022.

Por un lado, la presentación de nuevos dispositivos inteligentes, con especial foco en los wearables, una tipología de producto por la que la firma ha apostado fuertemente en 2021 (con algunos como el Watch GT 3 o los FreeBuds 4) y que, probablemente, seguirá desarrollando el próximo ejercicio.

A la par, el foco también serán las tablets, un segmento fuerte donde destacan algunas presentaciones como la MatePad Pro de 2021 que, según los expertos, planta cara al propio iPad de Apple. 

En el caso de los móviles, el próximo año, según los últimos rumores, también podría ser el escenario en el que la firma apueste por los dispositivos plegables, ya que hay filtraciones que demuestran el trabajo de la firma en este campo. 

De dónde vienen los ingresos de las tecnológicas: los dispositivos inteligentes son el buque insignia de Huawei, que lucha por la supervivencia apostando por el 5G y la IA

Por otro lado, 2022 también parece el año en el que la tecnológica podría volver a comercializar algunos de sus productos con los servicios de Google a través de 2 vías. 

La primera de ellas es Honor, ya que al desprenderse de ella esta compañía podrá integrar dicha plataforma. 

La segunda es algo más complicada. 

Según informaba Bloomberg hace unas semanas, la compañía está probando suerte licenciando los diseños de sus smartphones a terceros, lo que significa que tendría acceso a los componentes críticos para fabricarlos y podría introducir los servicios de la firma estadounidense, evitando el veto. 

Este método, por el que Huawei espera aumentar los envíos de terminales hasta superar los 30 millones de unidades en 2022, aún está en fase de negociación, por lo que habrá que esperar al próximo ejercicio para calibrar si es efectivo o no. 

Xiaomi: smartphones de gama 'premium' y... ¿un coche?

Xiaomi tienda

En el caso de Xiaomi, 2021 ha sido el año en el que la compañía ha decidido ir un paso más allá en su estrategia de mercado y apostar por un rango de precios más elevado.

La marca reorganizó su denominación de productos, dividiendo sus terminales en 3 categorías: Redmi (gama de entrada), Redmi Note (gama media) y Xiaomi (terminales a partir de los 400 euros en adelante), a la que se añadirían los móviles de POCO, que opera por separado. 

Así, el 11T o el 11T Pro fueron los primeros terminales que se situaron bajo esta nomenclatura, con un precio de salida que llegaba hasta los 700 euros en el caso de la versión Pro y hasta los 550 en la base. Por comparar, la generación anterior, el Mi 10T Pro salió al mercado por menos de 600 euros. 

El fabricante parece querer desprenderse de la denominación low cost y dar servicio a los usuarios que demandan características más premium y terminales de mayor capacidad, compitiendo con pesos pesados de la industria en este segmento como Apple o Samsung. 

El año que viene parece una oportunidad incontestable para la marca para seguir apostando por esta categoría, ampliando las opciones de móviles flagship

Eso sí, habrá que ver si lo compagina con los dispositivos de precio más reducido que le dieron la fama o empieza a desprenderse de este segmento, dejando paso a nuevos competidores como realme o vivo, que luchan por hacerse con su trozo del pastel.

De dónde vienen los ingresos de las tecnológicas: Xiaomi ingresa con sus smartphones en solo 2 trimestres lo mismo que en todo 2018

Más allá de los móviles, la firma también ha puesto el foco en un sector en que quiere romper con lo establecido: la automoción. 

La tecnológica china anunció hace varios meses su incursión en esta industria con el objetivo de posicionarse como una alternativa económica a Tesla. 

Apenas se sabe algo del primer vehículo de la firma. Solo se conoce que internamente se le llama Xiaomi M1, que pertenecerá a la categoría de los vehículos eléctricos y que la marca quiere empezar a producirlo en masa a partir de la primera mitad de 2024.

Esto significa que los próximos ejercicios serán clave para el desarrollo de esta división de la empresa en la que, según apuntan algunas personas cercanas, ya hay más de medio millar de trabajadores involucrados. 

A esto se suma la apuesta de la marca por los servicios, una división que se verá impulsada en 2022 por la llegada de Mi TV+ a sus televisores, tal como anunció la marca hace unos días. 

Este servicio de canales en directo, que ya está en fase de prueba en algunos equipos, se ofrece de forma gratuita y no será necesaria ningún tipo de suscripción para disfrutar de cerca de 60

Samsung: apuesta por los plegables y desaparición de la gama Note como consecuencia

H. S. Kim, CEO y presidente de la división de Consumo de Samsung.

Por su parte, Samsung continuará, previsiblemente, con el lanzamiento de nuevos terminales que se añadirán a sus gamas —como el Galaxy S22 y sus versiones derivadas—.

Eso sí, tal como ocurrió en 2021, no habrá línea Galaxy Note. ¿La razón? La multinacional quiere centrarse en la producción de sus dispositivos plegables –que serán las continuaciones del Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Flip3–.

En concreto, la compañía espera producir 13 millones de unidades entre ambos modelos, un volumen muy superior a los de la gama Note en los 2 últimos años, como recuerdan desde El Economista.

No obstante, los rumores también apuntan a que los entusiastas de dicha gama no se verán del todo desamparados, ya que, de acuerdo con las últimas filtraciones, el próximo Samsung Galaxy S22 Ultra incorporará lápiz táctil, de la misma forma que lo hacía su hermano mayor. 

Además, también se espera que la compañía siga avanzando y presentando productos en su gama de televisores con tecnología AMOLED durante el próximo ejercicio.  

Apple: una opción más asequible, sus propios chips, gafas de realidad aumentada e inmersión en la automoción

3 iphone en exposición

Por su parte, Apple afronta un 2022 con 3 frentes abiertos. 

En lo que tiene que ver con producto hay multitud de rumores que apuntan que la tecnológica podría lanzar el próximo ejercicio una nueva versión de su iPhone SE con 5G a un precio mucho más asequible que sus famosos terminales. 

Además, las conjeturas señalan que este modelo se convertiría en un habitual de la firma con el objetivo de conquistar a un público que quiere dar el salto a los móviles de la compañía de la manzana pero que no se decide por el desembolso económico que suponen. 

Más allá de eso, como viene siendo habitual, la compañía presentará la 14ª versión de su famoso smartphone a finales de año. 

Dejando a un lado los móviles, otro de los frentes por los que la firma espera apostar a partir del próximo ejercicio tiene que ver con el esperado Apple Car, un coche eléctrico totalmente autónomo. 

La empresa lleva meses trabajando sin descanso y en estricto secreto en este proyecto tan ambicioso que, según fuentes consultadas por Bloomberg, verá la luz en 2025. 

No obstante, puede que 2022 sea el año elegido por la firma para ofrecer más detalles sobre dicho vehículo –sobre el que ya hizo algunos guiños en la WWDC de 2021–. 

Las Big Tech entran en la carrera para desarrollar sus propios chips en medio de la escasez global de estos componentes

Otro de los productos alejados de los móviles que suenan para el próximo año son las gafas de realidad aumentada con las que pretenden "sustituir al iPhone en los próximos 10 años". 

Los últimos rumores apuntan que este dispositivo verá la luz en el último trimestre de 2022 con una potencia igual o superior a la de los MackBooks más recientes.

Por último, la firma también podría poner el foco en el desarrollo de sus propios componentes debido a la escasez que afecta a la industria

Según Nikkei Asia, la compañía podría comenzar a producir sus propios chips 5G para los iPhone del año 2023 después de impulsar este proyecto durante años tras la compra de la división de módems de Intel. 

Tras presentar los potentes M1 Pro y M1 Max este año, los rumores apuntan que en la próxima generación de iPhone, Qualcomm solo proporcionará el 20% de los chips, lo que indica que, probablemente, la firma será responsable del diseño del 80% restante junto a TSMC.  

A estas vertientes se suma la apuesta de Apple por los Servicios, un segmento que no ha parado de crecer y que ya supone el 20% de los ingresos anuales de la compañía.

En concreto, esta categoría, donde se incluyen plataformas como Apple Arcade, AppStore, Apple Music o iCloud, generó 46.291 millones de dólares (40.025 millones de euros) en ingresos en 2019 y 53.768 millones de dólares (46.490 millones de euros) en 2020.

Eddy Cue, vicepresidente senior de Software y Servicios de Internet de Apple, afirmaba en una nota de prensa distribuida por la multinacional que "es optimista" con esta división porque cree que las posibilidades que la comunidad de desarrolladores y creativos tienen ante sí son "infinitas". 

El próximo ejercicio podría ser el elegido por la tecnológica para ampliar su catálogo, desde las plataformas disponibles en su tienda de aplicaciones hasta la oferta audiovisual en su ya reconocida Apple TV+ o la recién llegada a España Apple Fitness+. 

Google: producción de chips e incursión en el mundo de los wearables propios

Sundar Pichai, CEO de Google.

Google es otra de las compañías que afronta 2022 con varios —y nuevos— frentes abiertos. 

Por un lado, la tecnológica podría haber elegido 2023 como el año en el que empezará a fabricar sus propios semiconductores para alimentar sus portátiles y ordenadores Chromebook. 

Según confirmaron fuentes próximas al proyecto a Nikkei Asia hace unos meses, la compañía espera utilizar sus propios chips para hacer funcionar los dispositivos que utilizan el sistema operativo Chrome. Se basarán en proyectos de estos componentes de ARM. 

Esta operativa se enmarca dentro de otros movimientos similares llevados a cabo por el gigante tecnológico que ya en agosto de 2020 anunció que utilizaría sus propios chips, llamados Tensor, para alimentar sus smartphones Pixel 6 y Pixel 6 Pro.

El Google Pixel Watch pronto podría convertirse en una realidad, según varias esferas filtradas del dispositivo

A nivel de producto, los siguientes 12 meses podrían ser los elegidos para que la compañía lance, por fin, su propio reloj inteligente. 

Con este propósito adquirió, por ejemplo, Fossil en 2019 o Fitbit a principios de este ejercicio. Quiere adentrarse en el segmento perteneciente a este tipo de wearables. 

Según los últimos rumores, el momento podría llegar en 2023, con el lanzamiento de este dispositivo durante los primeros 3 meses del año. Si esta predicción es cierta, gran parte del presupuesto de innovación en 2022 se destinará a desarrollar este reloj.

Además, la tecnológica también ha situado el siguiente ejercicio como el escenario en el que llevará los juegos de Android a Windows. 

En concreto, lanzará una aplicación llamada Google Play Games que estará disponible el año que viene y permitirá que los juegos de Google Play funcionen en portátiles, tablets y equipos de sobremesa con cualquier versión de dicho sistema operativo.

En relación con lo anterior, el próximo ejercicio también será clave para ver cuál es el camino que toma Google con Stadia, su plataforma de videojuegos por streaming, después de que anunciase a principios de año el cierre de sus propios estudios dedicados a crear títulos para ella. 

En los últimos meses, ha emprendido una carrera para salvar el destino de esta iniciativa mediante un recorte del porcentaje de comisión que cobra por las ventas de los videojuegos para atraer a más desarrolladores, ampliar su catálogo y conquistar a los gamers. 

Esta decisión, que se hizo efectiva a principios de octubre, se extenderá hasta finales de 2023. 

LG Electronics: hay vida más allá de los móviles

LG Electronics

Caso aparte es el de LG Electronics, la filial de LG Corporation que anunció a principios de 2020 su decisión de terminar con la producción de smartphones tras los malos resultados registrados en los últimos ejercicios. 

La compañía explicó que la dificultad de competir contra gigantes de la industria como Samsumg y Apple, así como la irrupción con fuerza de nuevos actores como Xiaomi o realme, provocaron este final inevitable. 

Por qué la salida de LG del segmento de smartphones no tiene por qué ser una mala noticia para la compañía

Sin embargo, esta no es, necesariamente, una mala noticia para la tecnológica, que tiene el motor de su negocio en otras divisiones como las relativas a los electrodomésticos, las piezas para vehículos o los productos de entretenimiento doméstico. 

El próximo ejercicio será determinante para ver cómo se recupera la firma tras esta decisión y qué novedades trae para volver a situarse en lo alto del ranking de la tecnología de consumo. 

OPPO: producción propia de chips y renovación de la gama de móviles plegables

OPPO Find N

OPPO forma parte de las compañías tecnológicas que se han adentrado en el camino para desarrollar sus propios chips de alta gama para sus smartphones con el objetivo de obtener el control de estos componentes y reducir su dependencia de los proveedores externos como Qualcomm o Mediatek, según apuntan personas familiarizadas a Nikkei Asia.

Su plan consiste en lanzar semiconductores personalizados para 2023 o 2024, "dependiendo del ritmo de desarrollo". 

Hace apenas unos días la tecnológica presentó MariSilicon X, su primer NPU, un chip de desarrollo propio que pretende mejorar la toma de imágenes. Este elemento debutará en el primer trimestre de 2022 con la serie Find X. 

Más allá de estos componentes, 2023 también puede ser un año relevante para la firma por los nuevos lanzamientos de dispositivos que puede realizar para completar su catálogo. 

Recientemente, OPPO dio a conocer su último modelo de móvil plegable, el Find N, con el que pretende competir directamente con el Galaxy Z Fold 3 de Samsung. El terminal llegará a China a finales de diciembre y, probablemente, entrará en el resto de mercados durante el próximo ejercicio. 

Honor: 2022 será clave para triunfar como marca independiente (y sí, sus dispositivos tendrán servicios de Google)

HONOR MAGIC 3 PRO +

Honor afronta una nueva etapa como marca independiente tras su separación definitiva de Huawei. 

La compañía presentó su renovación a mitad de este año para posicionarse como marca líder del mercado gracias a su estrategia centrada en "la innovación, la calidad y sus clientes". No es una marca desconocida, ya que la empresa se lanzó por primera ver al mercado en 2013 como la firma para jóvenes de Huawei. En sus comienzos centró su estrategia en los gamers, posteriormente en el lifestyle y ahora quiere ser el ave fénix y renacer como un fabricante cuya gran apuesta es la innovación y el diseño.

El próximo ejercicio probablemente será determinante en sus metas, ya que se verán los primeros productos que puedan escapar al veto estadounidense y, por tanto, incorporar los servicios de Google, algo que la impulsará en comparación con su matriz original.

Según los últimos rumores, esta firma es otra de las que se embarcará el próximo año en la producción de un móvil plegable. 

De acuerdo con las filtraciones, el dispositivo tendrá un diseño tipo libro, al estilo del Galaxy Fold de Samsung, y se presentará bajo el nombre de Magic V

La compañía no ha confirmado cuándo verá la luz este terminal, pero ha precisado que será "muy pronto". 

Los nuevos 'players' acechan a los más consolidados en la gama media: realme, vivo y Nothing

Tienda de móviles

Más allá de los grandes actores del mercado, los 12 próximos meses también pueden ser cruciales para los nuevos players que luchan por hacerse un hueco en el mercado a base de dispositivos con prestaciones de gama alta a un precio competitivo. 

Entre ellas, destacan realme, vivo o Nothing. 

La primera de ellas –que con apenas 3 años de historia ya forma parte del top 6 de fabricantes de smartphones a nivel mundial– ha elegido 2021 como el año en el que ampliar su catálogo de dispositivos con el objetivo de conquistar nuevos segmentos. Por ejemplo, destacan su primer portátil, su primer robot aspirador o su primera tablet.

Previsiblemente, la compañía continuará con sus lanzamientos durante 2022, explorando nuevas categorías de producto en las que pueda despuntar. 

Por su parte, vivo también se ha incorporado a la carrera por desarrollar sus propios chips, una intención que terminó por materializarse en septiembre de este año con la presentación de su serie de smartphones X70 con (V1), un componente de silicio enfocado a la imagen. 

Además, la compañía ha repetido a lo largo del ejercicio que su intención es igualar la cadencia de lanzamientos de otras marcas chinas como Xiaomi, algo que ya hizo este año (separando apenas 6 meses el lanzamiento de sus terminales) y que, previsiblemente, supondrá una gran variedad de presentaciones de dispositivos a lo largo de 2022. 

David Sanmartín, cofundador de Nothing: "Queremos que todos nuestros productos incorporen siempre algo transparente"

Por último, cabe mencionar a una marca que ha desembarcado hace muy poco en España con una apuesta muy arriesgada: la transparencia. 

Se trata de Nothing, la empresa creada por Carl Pei, el fundador de OnePlus, que ha dado a conocer su primer dispositivo este año, los ear(1), unos auriculares transparentes que, apenas 4 meses después de su lanzamiento, sumaban más de 320.000 pedidos –preveían llegar hasta los 600.000–. 

La marca ha precisado que este no será el único producto que lanzarán bajo su enseña, por lo que cabe esperar que 2022 sea el año en el que tengan lugar nuevos lanzamientos. 

David Sanmartín, uno de los autores de Nothing, explicaba en una entrevista con Business Insider España que sus 2 objetivos a medio plazo son crear un ecosistema sencillo, accesible a todo el mundo, que la app y la conexión sean fáciles; y que estos dispositivos se sincronicen bien entre sí.

Otros artículos interesantes:

El 60% de las empresas subirá el precio de sus productos en 2022 por la presión en costes y un 30% ya lo ha hecho

'Las Kellys' lanzarán su propia plataforma de reservas al estilo de Booking en 2022: continúa la pugna contra la externalización en los hoteles

Te recomendamos